Tres maneras diferentes de hacer capturas de pantalla en Linux

Capturas de pantalla en LinuxHace unos días, un contacto mío quiso pasar una captura de pantalla de su PC a un grupo de Telegram. Capturó la pantalla, sí, pero lo hizo con el móvil, haciéndole una foto. No es la primera vez que me envían algo así, y es que hay gente que no sabe cómo hacer capturas de pantalla, sobre todo algunos usuarios de Windows que han visto cómo ha cambiado el proceso en las últimas versiones del sistema operativo de Microsoft.

Aquí no vamos a explicar cómo hacer capturas de pantalla en Windows. Sí podemos decir que la mejor manera es usar la herramienta de recortes que trae instalada por defecto el sistema operativo, pero aquí nos vamos a centrar en cómo hacerlas en Linux. Explicaremos tres maneras diferentes: con atajos del teclado, con el terminal y con software de terceros, como GIMP (sí, se puede con GIMP).

Atajos para hacer capturas de pantalla en Linux

El método normal, el de los atajos, variará dependiendo de la distribución Linux que estemos usando. Lo que vamos a explicar a continuación funciona, por ejemplo, en Ubuntu, pero no valen para Kubuntu. Los atajos del teclado son válidos para muchas distribuciones Linux y son los siguientes:

  • ImprPant: Guarda una captura de todo el escritorio en la carpeta “Imágenes”.
  • Shift + ImprPant: nos permite seleccionar un trozo de la pantalla y guarda la captura en “Imágenes”.
  • Alt + ImprPant:  Guarda una captura de la ventana activa en “Imágenes”.
  • Ctrl + ImprPant: Copia la captura de toda la pantalla en el portapapeles.
  • Shift + Ctrl + ImprPant: Copia la captura de un trozo de la pantalla en el portapapeles.
  • Ctrl + Alt + ImprPant: Copia la captura de la ventana activa en el portapapeles.

Los atajos anteriores pueden dejar de funcionar en cualquier actualización, cuando una distribución Linux decida que no le parece buena idea usar esos atajos en concreto. Como hemos mencionado, Kubuntu usa sus propios atajos de teclado para Spectacle, y esto es algo que puede pasar en cualquier otra distribución. Por eso hay otros métodos que también vamos a explicar.

Capturando la pantalla con el terminal

Esta opción es sobre todo para los amantes del terminal. No es mi favorita, pero se tenía que comentar. Podemos usar GNOME Screenshot, ImageMagick o Deepin Scrot, que están soportados por la mayoría de distribuciones Linux.

GNOME Screetshot

Para hacer una captura al instante en sistemas operativos como Ubuntu, abriremos el terminal y escribiremos:

gnome-screenshot

Si lo que queremos es retrasar la captura, podemos hacerlo añadiendo una “D” (de “delay”) y un número que indicará los segundos de retraso, lo que quedaría así para un retraso de 5s:

gnome-screenshot -d -5

Si vuestra distribución Linux no tiene instalado el paquete, se puede instalar con el siguiente comando:

sudo apt install gnome-screenshot

ImageMagick

ImageMagick está instalado por defecto en muchas distribuciones Linux. Si no lo está en la vuestra, podéis instalarlo con el siguiente comando:

sudo apt install imagemagick

El comando para hacer capturas de pantalla con ImageMagick es más dificil de recordar. Sería de la siguiente manera para realizar una captura completa:

import -window root NombreParaImagen.png

Del comando anterior, cambiaremos “NombreParaImagen.png” por un nombre y extensión a nuestra elección.

Si lo que queremos es capturar solo una zona específica, podremos hacerlo con el siguiente comando:

import NombreParaImagen.png

Deepin Scrot

Deepin Scrot es una herramienta más potente que las anteriores. Está instalado en muchas distribuciones Linux, pero si no es vuestro caso, podéis instalarlo con el siguiente comando:

sudo apt install scrot

Una vez instalado, el comando para hacer una captura de toda la pantalla sería:

scrot NombreParaImagen.png

Para hacer una captura de una zona en concreto:

scrot -s NombreParaImagen.png

Capturas de pantalla con herramientas de la distribución y de terceros

La mejor manera para hacer capturas de pantalla es con la herramienta que trae por defecto nuestra distribución Linux. Muchas de ellas se pueden abrir buscando entre las aplicaciones “Captura de pantalla”, “Screenshot” o similares. Esto nos abrirá la ventana de la herramienta en cuestión, en donde veremos todas las opciones que nos ofrece. Pero también podemos usar herramientas de terceros, como GIMP, el todoterreno de la edición de imágenes.

Captura de pantalla con GIMP

Para hacer una captura de pantalla con GIMP solo tenemos que seguir estos pasos:

  1. Si no lo tenemos abierto, abrimos GIMP.
  2. Vamos al menú Archivo/Crear y elegimos “Captura de pantalla…”.
  3. En el menú que se nos abre, elegimos la opción deseada.
  4. Por último, hacemos clic en “Intercambiar”.

Si vamos a usar GIMP para hacer nuestras capturas de pantalla, hay que tener en cuenta que la opción es vieja, es decir, estaba disponible cuando GIMP se presentaba en tres ventanas diferentes. Menciono esto porque, si tenemos la aplicación abierta a pantalla completa, probablemente no podamos capturar lo que queremos. Quizá merezca la pena redimensionar la ventana de GIMP para que nos permita capturar lo que nos interesa antes de realizar la captura de pantalla puesto que, una vez elegida la opción, no podremos hacerlo. Creo que no hace falta explicar que esta opción solo merecerá la pena para los que usemos GIMP mucho.

Otras opciones para hacer capturas de pantalla son Flameshot o KSnip, la primera mejor para hacer las capturas y la segunda mejor para su edición posterior.

¿Cuál es tu método favorito para hacer capturas de pantalla en Linux?

Un comentario, deja el tuyo

  1.   Toni Hortal dijo

    Sense cap mena de dubte, Shutter: http://shutter-project.org

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.