Cómo conseguir e instalar VirtualBox en Linux/GNU

En mundo Gnu/Linux, la temática más habitual es la prueba de diversas distribuciones. Una tarea que se ha vuelto más viral gracias a las máquinas virtuales y al software de virtualización. Esto se debe a que dichas máquinas nos permiten instalar tantos sistemas operativos como queramos sin borrar nuestro ordenador o tener que hacer particiones en nuestro disco duro.

A continuación os hablamos de VirtualBox, un software de virtualización, cómo conseguir e instalar este software y cómo crear una máquina virtual.

¿Qué es VirtualBox?

La virtualización o la emulación de ciertas plataformas es algo que se puede conseguir en cualquier sistema operativo, incluidas las distribuciones Gnu/Linux. Se podría dar el caso de que queramos optar por utilizar la emulación para un solo programa, en cuyo caso utilizaremos Wine o bien podemos optar por emular o virtualizar todo un sistema operativo.

Esto se puede conseguir siempre y cuando el sistema operativo que queramos virtualizar consuma menos recursos que el hardware que tengamos. Se trata de algo muy importante a tener en cuenta pues intentar virtualizar algo más potente que nuestro hardware o nuestro ordenador supondría la inutilización por completa del equipo, dejando de responder durante un tiempo o suspendiendo la actividad del software por seguridad. Esta virtualización se suele realizar en contenedores que se llaman máquinas virtuales. Éstas suelen estar gestionados por programas de virtualización.

Uno de los softwares más potentes para virtualizar sistemas operativos corresponde a la empresa VMWare, pero afortunadamente existe un software igualmente bueno, potente y de código abierto que podemos instalar en cualquier distribución Gnu/Linux. Este software se llama VirtualBox.

El programa VirtualBox es de código abierto y es multiplataforma, por lo que podemos crear máquinas virtuales en Windows y luego trasladarlas a nuestro ordenador con Linux para su funcionamiento.

VirtualBox es uno de los pocos programas de virtualización que nos permite crear un disco duro virtual por partes, es decir, que va aumentando o haciendo su uso en función del uso que le demos. Otra característica de VirtualBox es la creación de máquinas virtuales de una manera novedosa que nos ayuda a transportarlas como si fueran documentos de texto o imágenes de una cámara de fotos.

Otra de las bondades de VirtualBox es que este programa soporta los sistemas operativos más famosos y populares que actualmente existen, no solo diversas distribuciones Gnu/Linux sino también las versiones de Windows, macOS, Solaris y BSD.

Esto último es interesante pues existe una versión para servidores que nos permitirá crear varias máquinas y gestionarlas todas desde un único servidor, resultando tener varias máquinas virtuales pero solo un único equipo.

¿Cómo conseguir VirtualBox?

Al igual que ocurre con el resto del Software de Gnu/Linux, existen tres métodos para conseguir VirtualBox. El primero de estos métodos es a través de los repositorios oficiales de la distribución. Esto hace que tengamos una versión estable y funcional de VirtualBox pero no la última versión del programa y con ello tampoco tendremos las novedades de la última versión. Actualmente Virtualbox se encuentra en los repositorios de las principales distribuciones Gnu/Linux.

La otra opción es conseguir el paquete de instalación a través de la web oficial del programa. Esta opción nos permite tener la última versión de VirtualBox pero también es cierto que no está probada con la distribución y podría entorpecer el funcionamiento de la distribución o no llegar a funcionar correctamente debido a la falta de alguna librería.

El tercer método para conseguir VirtualBox es a través del código fuente. Este proceso es el menos problemático pero tiene la pega de necesitar conocimientos avanzados para compilar el código y crear el paquete de instalación. Poco recomendable si queremos tener VirtualBox en nuestro ordenador de manera rápida.

¿Cómo instalar VirtualBox?

La instalación de VirtualBox es muy sencilla. Si hacemos uso del repositorio oficial, podemos buscar el programa de máquinas virtuales en el gestor de software oficial o bien abrir una terminal y ejecutar el siguiente código:

sudo apt-get install virtualbox

Si tenemos Ubuntu, Debian o cualquier distribución derivada de éstas. Si tenemos Arch Linux o cualquier distribución derivada de ésta hemos de ejecutar el siguiente código:

sudo pacman -S virtualbox

Sino tenemos ninguna de esas distribuciones, sino que tenemos Fedora, Red Hat o una distribución basada en alguna de estas distribuciones, entonces hemos de ejecutar el siguiente código:

sudo dnf install virtualbox

Si tenemos SUSE Linux , OpenSUSE o cualquier distribución basada en éstas, entonces hemos de ejecutar el siguiente código:

sudo zypper install virtualbox

Al ejecutar cualquiera de estas órdenes o comandos se procederá a instalar el programa de máquinas virtuales así como todas las dependencias necesarias para que funcione el programa. Si optamos por la instalación desde un paquete conseguido a través de la web oficial, entonces hemos de ejecutar el siguiente comando:

sudo dpkg -i NOMBRE-DEL-PAQUETE.deb

O ejecutamos el siguiente si el paquete está en formato rpm:

sudo rpm -i NOMBRE-DEL-PAQUETE.rpm

Configuración de VirtualBox

La configuración de VirtualBox es muy sencilla, no ocurre lo mismo con la configuración de la máquina virtual. Una vez que tengamos instalado VirtualBox, lo ejecutamos y nos aparecerá una ventana como la siguiente:

Si ya tenemos alguna máquina virtual de otra instalación, entonces aparecerá en la columna izquierda debajo de los botones de Nueva y Configuración. Por lo general no hace falta hacer muchos cambios pero si queremos que funcione perfectamente entonces hemos de ir a Archivo y a Preferencias. En Preferencias nos aparecerá una ventana como la siguiente:

En ella encontramos diversos aspectos comunes que tendrán nuestras máquinas virtuales, entre ellas la entrada de información, por lo general ratón y teclado; el tamaño estándar de la pantalla y su resolución; el idioma de la aplicación; la conexión a red que tendrán las máquinas virtuales; las posibles extensiones que podamos añadir y si queremos configurar un proxy. Personalmente lo único que suelo cambiar es la pestaña General la dirección de mi disco duro donde se guardarán las máquinas virtuales que se creen.

Tanto en los menús Máquina como en Grupo tenemos diversas acciones con las máquinas virtuales: desde crear una máquina virtual nueva, hasta moverla de sitio pasando por la clonación. Existen accesos directos a estas acciones pero la clonación no, solo se encuentra en el menú Máquina y sirve para clonar máquinas virtuales, algo muy útil aunque no lo creáis.

Cómo crear un máquina virtual con Virtualbox

Teniendo una idea de cómo funciona VirtualBox, vamos a ver cómo se crea una máquina virtual para instalar una distribución Gnu/Linux. Primero hemos de abrir el programa y pulsar el botón Nueva. Aparecerá una ventana como la siguiente:


Hemos de añadir el nombre de la máquina virtual, lo mejor es llamarlo por el sistema operativo. Luego seleccionar el tipo de sistema operativo que instalaremos, en este caso será Linux y luego seleccionar la distribución que instalaremos, en este caso Ubuntu. Pulsamos siguiente y aparecerá la pantalla de la memoria ram.

Esto es muy importante: NUNCA hemos de poner más memoria ram de la mitad que tengamos. Es decir, si tenemos 4 Gb nunca añadamos a la máquina más de 2 Gb, si tenemos 2 Gb no podremos añadir más de 1 Gb. Esto es importante porque sino lo cumplimos ni la máquina virtual ni nuestro ordenador funcionarán bien.


Pulsamos siguiente y aparecerá la ventana del disco duro. Seleccionamos la opción “Crear un disco duro virtual” y pulsamos el botón crear.

En la siguiente pantalla lo dejamos como está marcado, es decir, crear un disco duro de VirtualBox y pulsamos siguiente. En la siguiente pantalla marcamos la opción “Reservado dinámicamente”, esto indicará al programa que no reserve los gigas del disco duro sino que los vaya cogiendo en función de las necesidades de la máquina virtual, siempre no excediendo el tope que le indiquemos a continuación.


Ahora hemos de indicar cual es el tamaño máximo del disco duro de nuestra máquina virtual. Al escoger el sistema operativo, VirtualBox ya nos deja marcada la cantidad mínima necesaria. Tras establecerlo, pulsamos el botón crear y ya tendremos nuestra máquina virtual. Ahora solo tenemos que marcar la máquina virtual y pulsar el botón “Iniciar” para que se ejecute la máquina virtual.

Podemos ver que tras varios segundos, la máquina virtual se queda en negro con un guión blanco. Esto se debe a que no tiene instalado ningún sistema operativo, eso lo tenemos que añadir nosotros. Para hacerlo, conseguimos una imagen ISO de Ubuntu y tras eso nos vamos a configuración de VirtualBox. Y en Almacenamiento, en el disco con el signo +, indicamos la imagen ISO. Pulsamos el botón aceptar y entonces tras volver a iniciar la máquina, se ejecutará la Imagen ISO y se procederá a la instalación de la distribución.

¿Y ahora qué?

Posiblemente no os resulte de gran utilidad el crear una máquina virtual, pero tras utilizar varias máquinas virtuales, se comprenderá la utilidad de este software dentro de una distribución Gnu/Linux: desde poder probar una versión nueva hasta instalar una versión de Windows. Solucionando así muchos problemas que los usuarios de Linux se enfrentan al día a día.


Categorías

Programas

Historiador y amante de las Nuevas Tecnologías, llevo usando Gnu/Linux y Software Libre desde hace más de 10 años. Aunque me distro favorita es Ubuntu, Debian es la distro que aspiro a dominar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.