China quiere su propio sistema operativo y solo utilizar hardware y software local

China OS

Dos compañías de China planean crear una nueva compañía en la cual tendrá como objetivo la creación de un nuevo sistema operativo, las dos partes interesadas en ello son China Standard Software Co., Ltd y Tianjin Kylin Information Ltd. Co, las cual tienen vínculos conocidos con el gobierno.

Tianjin Kylin Information Ltd. Co es el creador de Kylin, un sistema operativo basado en FreeBSD para el ejército chino y presentado por primera vez en 2007, mientras que China Standard Software Co. Ltd por su parte está detrás de NeoKylin, un producto de una asociación con la Universidad Nacional de Tecnología de Defensa. NeoKylin se basa en el kernel de Linux y es el más popular de los dos sistemas operativos con versiones para escritorios, servidores y sistemas integrados bajo licencias comerciales y gratuitas.

La nueva compañía que se creará se encargará del desarrollo del nuevo sistema operativo, las decisiones tecnológicas, el marketing, la gestión de la marca, las finanzas y las ventas. Las dos compañías firmarán un acuerdo formal en el futuro. Las versiones actuales de Kylin y NeoKylin formarán la base del nuevo sistema operativo.

En el cual el nuevo sistema operativo combinará el logotipo actual del sistema operativo Kylin y el logotipo del sistema operativo NeoKylin. Las dos compañías aún no han lanzado el nombre del nuevo sistema operativo.

Todo este movimiento se generó debido a que, en China se ha creado cierta incitación al uso de tecnologías locales. De hecho, se pidió a las oficinas gubernamentales que eliminaran todo el hardware y software de diseño extranjero.

Ya que como recordaran, a mitad de año, la noticia de que el ejército chino planea dejar de usar Windows como su sistema operativo.

Artículo relacionado:
Rusia y China siguen los pasos de Corea y abandonarán Windows, los rusos en favor de Linux

En términos generales, la maniobra está destinada a salir de la dependencia de las tecnologías estadounidenses en medio de la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

Desde mediados de noviembre, la administración Trump ha publicado un nuevo decreto que extiende el período de gracia en 90 días (ahora hasta febrero de 2020) durante el cual autoriza a las empresas estadounidenses a hacer negocios con Huawei.

Por lo tanto, las compañías tecnológicas estadounidenses obtuvieron la luz verde de Washington para reanudar sus negocios con el fabricante de teléfonos inteligentes, pero puede ser demasiado tarde ya que la compañía actualmente está construyendo teléfonos inteligentes sin un chip estadounidense.

Según los comentarios de muchos el último Mate 30 de Huawei presentado en septiembre no contenía ningún chip hecho en Estados Unidos. Por lo tanto, el decreto de la administración Trump a mediados de mayo solo habría provocado que Huawei progresara en la reducción de su dependencia de las empresas estadounidenses.

Es en términos de software que el gigante chino sigue luchando, pues, de hecho, Huawei presentó HarmonyOS (su sistema operativo) en agosto como una alternativa a Android de Google estadounidense.

En una nota informativa publicada recientemente, el fabricante chino anuncia su intención de equipar más de sus productos con su sistema operativo. Sin embargo, parece que los teléfonos inteligentes, las computadoras y las tabletas de la marca, que se encuentran entre sus productos más populares, no se ven afectados.

Por lo tanto, todo sugiere que el sistema operativo móvil de Google y sus servicios Gmail, Google Pay, Play Store, etc.) aún estarán presentes el próximo año en los teléfonos inteligentes y tabletas producidos por Huawei.

Al final, lo único que ha hecho Trump y política contra China es hacer que esta superpotencia apresure las cosas para dejar la dependencia con los productos estadounidenses y todos aquellos en los que se vea afectado por esta guerra comercial.

Artículo relacionado:
Rusia lanzara en septiembre smartphones y tablets con Astra Linux

Por la parte de la base del sistema operativo que se planea crear aún no se ha informado sobre si será escrito desde cero o tendrá alguna base, ya sea FreeBSD o Linux. Aunque también China quiere dejar de lado Linux, pese a que en Rusia han apostado por ello, pues tal es el ejemplo de Astra linux que estará incluso en los dispositivos móviles de los políticos y militares rusos.


4 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   rlsalgueiro dijo

    No entiendo porque el articulo dice que Kylin est abasado en freeBSD https://www.ubuntukylin.com/index.php?lang=en el sistema operativo Chino esta basado en Ubuntu y ademas forma parte de los «sabore de Ubuntu» https://ubuntu.com/download/flavours

    1.    David Naranjo dijo

      No hay que confundir ya que uno es «Ubuntu Kylin» y el otro es «Kylin» puedes consultar https://es.wikipedia.org/wiki/Kylin o la web del sistema http://www.kylinos.cn/

  2.   reneco dijo

    Esperaba leer sobre Deepin que hasta hace poco iba viento en popa.

  3.   linuxlachupa dijo

    Me parece una ridícula forma de transformar linux en una herramienta política, entiendo los movimientos de occidente en términos legales pero eso ya ni es linux ni es nada, sino un unix del pueblo :D