Station, una app para controlarlas a todas… las web-apps

StationLas opciones nunca están de más. Cuantas más opciones, más probabilidades de dar con algo que se ajuste perfectamente a nuestras necesidades. Por esa razón es bueno que haya tantos programas diferentes para escuchar música: cada uno es perfecto para un tipo de usuario. Donde también empieza a haber muchas opciones es en aplicaciones que diré “tipo Franz”, es decir, programas para tener en una misma aplicación muchos servicios web diferentes. La que os traemos hoy se llama Station, y la promueven como “una app para controlarlas a todas”, como en El Señor de los Anillos.

Como Rambox o Wave, Station tiene su propio editor para añadir más servicios, si eso fuera necesario. Y, bueno, creo que lo es. Y es que, ahora mismo, un usuario como yo al que le gusta Twitter Lite no puede acostumbrarse a la versión web completa, aunque es cierto que están probando con una nueva versión que es exactamente igual que la versión Lite o Mobile. Esto es solo un ejemplo de por qué es bueno que tengamos la opción de crear nuevos servicios, aunque esto no es algo instantáneo como sí lo es en Rambox, Wave o Franz, este último con su propio truco.

Station es un navegador web modificado para ejecutar web-apps

Lo que diferencia Station de otras apps es que se trata de un navegador casi completo. Tiene flechas de navegación que nos permitirán ir adelante o atrás. Por otra parte, cada servicio nos permite añadir más páginas, lo que en el ejemplo de Twitter nos permitirá tener la pantalla principal y la de notificaciones en páginas diferentes, por ejemplo. Pero lo que por una parte es bueno, por otra también es malo, puesto que esto es lo que parece que retrasa la creación de apps propias: cuando las estamos editando, lo que estamos haciendo en realidad es una petición para que nos envíen la app por correo. Una vez recibida, podremos instalarla siguiendo las instrucciones del mail que acabamos de recibir.

Station es compatible con las notificaciones nativas de nuestro sistema operativo. Hablando de notificaciones, también tiene un modo no molestar, algo que a veces se echa de menos en otras apps como la mencionada Franz. Y todo lo que ofrece, lo ofrece gratis. Hay una opción de pago, pero solo para empresas.

Station está disponible desde este enlace. Lo que descargamos en Linux es una AppImage, por lo que solo será necesario hacer clic derecho sobre ella, darle permisos y luego hacer doble clic sobre su icono. Cuando nos pregunte si la queremos integrada, le decimos que sí si queremos que aparezca en el menú. En caso contrario, siempre podremos abrir el programa haciendo doble clic sobre su AppImage.

Personalmente, he de decir que Station me está gustando mucho. Solo no me gusta que Twitter esté en su versión completa, pero eso se arregla pidiendo nuestra propia versión (añadiendo http://mobile.twitter.com) o esperando a que el cambio de interfaz se añada de manera definitiva. ¿La has probado? ¿Qué te parece Station?


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.