Software libre y política. Una mezcla tan innecesaria como peligrosa

Software y política.Una mezcla innecesaria

Este tweet sería la causa de la no invitacion a un desarrollador a la KubeCon

Software libre y política. He ahí dos cosas que no deberían mezclarse. Sin embargo, esta semana se registraron dos casos de esta combinación tan indigesta como el whisky y las ostras o la sandía y el vino. Primero se conoció la “desinvitación” de la Linux Foundation a un desarrollador sin otro motivo  que ser partidario de Trump. Después fue el comunicado en Twitter de una entidad de promoción del software libre dando su conteundente interpretación de los hechos que están sucediendo en Chile y Bolivia.

Aclaración importante

Este artículo trata sobre si es conveniente que entidades vinculadas a la creación y promoción del software libre se vinculen a cuestiones políticas que nada tienen que ver con las actividades para las que fueron creadas.

Todo comentario que se atenga al tema va a ser bienvenido. Cualquier comentario que trate sobre temas que nada tienen que hacer en un blog sobre tecnología, será borrado por mi, por alguno de los otros autores que lo vean antes o por los editores.

Software libre y política. ¿En serio es buena idea mezclarlos?

Todos los gatos son felinos. Pero no todos los felinos son gatos. Es cierto que crear, utilizar y difundir el software libre es una forma de hacer política. Pero no todas las formas de hacer política tienen que ver con crear, utilizar y difundir el software libre.

Aclaremos un poco esto. El jueves a la noche, Twitter consideró conveniente mostrarme un comunicado de una asociación que lleva las palabras GNU y Linux en su nombre, dando su contundente opinión sobre los acontecimientos de Bolivia y Chile. Atajándose a las objeciones se justificaron en que el movimiento GNU/Linux es un movimiento social y que por lo tanto es obligación estar del lado del pueblo.

Aprovecho para pedir disculpas por no incluir capturas de pantalla. Estaba demasiado ocupado limpiando el café que escupí sobre el teclado al leer tamaña insensatez. (Me refiero a la justificación de mezclar a Linux con sus ideas políticas, no a sus ideas políticas en si que son respetables). Por supuesto, la ley de Murphy de los blogueros determinó que ya no pudiera volver a encontrarlo.

La “desinvitación” de la Linux Foundation

Expliquemos un poco la cronología de los acontacimientos.

1) El programador Charles Wood escribió un tweet intentando mediar entre un amigo suyo y otras personas en una discusión en redes sociales.

@KimCrayton1 y amigos…. ¿Estarían dispuesto a tener una llamada abierta y hablar? Estoy encantado de grabarla y publicarlo sin modificaciones.

Probablemente también pueda conseguir que venga @simpleprogrammr. Todo lo que pido es que todo el mundo sea civilizado durante la discusión.

2) El citado @KimCrayton1 respondió:

INSULTO INSULTUO
INSULTO CIVILIDAD
NO SOMOS AMIGOS
NO TENGO NECESIDAD DE HABLAR DE NINGUNA M…
TE ACABAS DE DAR CUENTA DE QUE TU PEQUEÑO VÍDEO TENÍA LA
EFECTO CONTRARIO AL QUE HABÍAS PLANEADO
PARA SER CLAROS… INSULTO

Las mayúsculas están en el tweet original.

3) A continuación, escribe a la KubeCon (Conferencia organizada por la Linux Foundation.

@KubeCon Estoy más que decepcionado de saber que después de las últimas 2 semanas de participación comunitaria con Charles Wood, ustedes no han tomado la decisión de interrumpir su asociación con él.
Esto es lo que significa cuando decimos que 1 ó 2 grados de separación pueden causar daño.

(Adjunta foto de Wood con un sombrero de apoyo a la campaña de Trump.

4) Días después,la Linux Foundation, arrobando a Crayton y otros dos usuarios, contesta en Twitter.

Hola a todos, hemos revisado los videos y post en redes sociales y hemos determinado que el Código de Conducta del Evento fue violado y por lo tanto su inscripción al evento (la de Charles Wood) ha sido revocada. Nuestros eventos deben ser y serán un espacio seguro.

Robert Martin, uno de los autores del Agile Manifiesto, dirigió una carta abierta al presidente y otras autoridades de la entidad.

En primer lugar, permítanme decir que me parece muy problemático que la queja y la decisión fueran públicas. De hecho, me sorprende que LF aceptara una queja sobre el código de conducta presentada públicamente. Estoy mucho más que sorprendido de que LF considere responder públicamente a una queja de este tipo. De hecho, me parece que la queja pública, y quizás incluso la respuesta pública de la LF, podría ser vista como acoso público – que está explícitamente prohibido por el Código de Conducta de la FL.

Me parece que las quejas sobre el Código de Conducta presentadas en público deben ser rechazadas inmediatamente y consideradas como violaciones del Código de Conducta en sí mismas. Las quejas sobre el Código de Conducta deben presentarse en privado y permanecer privadas y confidenciales para evitar su uso como medio de hostigamiento. También me parece que, si bien el proceso de aceptación, revisión y resolución de dichas quejas debe ser público, los procedimientos y la decisión de cada caso individual deben ser privados y confidenciales para proteger a las partes de cualquier daño. Hacer de ellos un escaparate público es, simplemente, horrible.

Después de reiterar el pedido de explicaciones sobre cuál fue la supuesta inconducta de Wood y sobre los procedimientos por el cuál se determinan las violaciones de conducta, finaliza con:

En resumen, a este humilde observador le parece que el proceso de apicacion del Código de Conducta en la Fundación Linux se salió de control con respecto a Charles Max Wood. Que LF le debe al Sr. Wood, y a la comunidad de software en general, una profunda disculpa. Que la LF debe mantener todas las futuras quejas y decisiones del Código de Conducta personales y confidenciales. Que la LF debe establecer un procedimiento para aceptar, revisar y adjudicar futuras quejas sobre el Código de Conducta. Y que alguna forma de reparación sea proporcionada al Sr. Wood por el daño público que le fue hecho por el comportamiento descuidado y poco profesional de la Fundación Linux

.Y en lo personal, a mi me parece que tenemos que mantener afuera a los que prentenden utilizar a las entidades de software libre como medio de difundir sus ideas políticas. Sean cuales sean estas.

12 comentarios, deja el tuyo

  1.   Richard MZ dijo

    Pues estoy completamente de acuerdo con ambas posiciones, como movimientos social hay que posicionarse y no se puede estar a favor de Trump porque se esta a favor de los monopolios, ni del golpe en Bolivia, así de fácil.

    1.    Dovi dijo

      Muy grande Richard, diciendo las cosas como son.

  2.   Light Creator dijo

    En mi opinión, dado que el movimiento del software libre es principalmente político, es totalmente correcto que tenga injerencia en otros temas políticos. De otra forma, solamente seria software open source para fines comerciales y nada más, sin ninguna orientación politica ni social, beneficiando a cualquiera, incluso si tal fuera una persona o entidad negativa pero que tuviera poder.
    Estoy intentando entender al autor de este extraño artículo quien se muestra absolutamente convencido de que esto no debería ser así y llega a decir que el movimiento del software libre debería atender solamente los asuntos para los que fue creado. Ciertamente, cualquier organización puede crear software, pero me pregunto ¿por qué el autor ahora desconoce el origen político del movimiento del software libre?

    1. Esa respuesta necesita otro artículo

  3.   Pauet dijo

    Soy de la opinión de Robert Martin, sería un grave error confundir político y partidista.

    Tal como dice Light Creator el movimiento del software libre es principalmente político, pero muy al contrario de lo que él cree ese origen político tal como fue concebido por Stallman es también profundamente apartidista.

  4.   Common Sense dijo

    Ya no me sorprende, pero no por eso deja de resultame repulsivo, como ya desde los mismos comentarios los partidarios de la Cancel Culture están sugiriendo que el autor y/o el artículo tienen “algo raro” solo porque no se pliegan a su idelogía en todos los niveles posibles, a pesar de que el mismo autor afirma estar políticamente inclinado hacia el mismo lado que ellos.

    Como ven, el problema ya no se trata de discutir diferencias políticas, tanto para el tipo de gente que le canceló la invitación a Wood como en general para quienes ya se están quejando de lo mal que está que alguien opine que software libre y política no deben mezclarse. Para ellos se trata de aplastar toda disidencia. Esta gente no quiere debate ni discusión en absoluto, porque saben bien que sus ideas no se sostendrían jamás en ningún debate justo, por eso buscan por todos los medios y excusas apelar a lo emocional para justificar su sed de censura y conseguir acallar toda voz en contra.

    No buscan ganar el debate, buscan directamente que los que no piensan exactamente como ellos se queden sin voz, sin espacio, sin derechos, sin trabajo, sin casa si eso también es posible. El siguiente paso en un estado completamente totalitario, ya saben cuál es: Sin vida.

    Quienes dicen que el software libre es una idea política en sí y por ende no debe despegarse de otras ideas o ideologías “afines” (según ellos, claro), son los mismos que quieren inyectar política en todos los demás espacios: TV, cine, videjuegos, arte, reuniones del kindergarden, etc. Claro, únicamente SUS ideas políticas son las que quieren que sean inyectadas, las demás deben ser erradicadas de la faz de la tierra para ellos.

    Para conseguir que la gente esté de acuerdo comienzan con la (en principio) medianamente aceptable argumentación de que “todo es político” para justificarse. Claro, por supuesto, todo es político. Tomar un vaso de leche y comer un sandwich de jamón también es político desde el momento en que alguien salga a decir que para luchar contra el calentamiento global, evitar el abuso de los animales, y no ofender a ciertas culturas, debemos dejar la leche y el cerdo y pasar a comer solo insectos. No es una exageración, busquen, ya está pasando.

    Por eso, no hay que dejarse llevar por un argumento tan infantil y malintencionado. Que en el fondo todo sea político no significa que todas las políticas sean iguales. Debemos aceptar y tolerar las políticas que den espacio al debate en pos de ver cuáles ideas son las mejores. Debemos ignorar y no darle poder a aquellas ideologías o políticas que buscan, tarde o temprano, suprimir toda voz, voto, libertad. Las que buscan inyectar su propaganda en todas, absolutamente todas partes. Porque eso es exactamente lo que comienzan a hacer en cuanto consiguen un poquitito de poder, eliminar toda disidencia y libertad de pensamiento o expresión.

    Aún se está a tiempo de revertir las cosas si somos muchos los que nos volvemos concientes de lo que está pasando, antes de que sea demasiado tarde, y no quede lugar ni para expresar una opinión como la que expresó el autor de este artículo sin luego ser castigado con expulsiones, baneos, despidos, etc.

    Quisieron echar a Linus Torvalds, lograron echar a medias a Richard Stallman, y van a seguir empujando y oprimiendo hasta conseguir que sólo se queden los obedientes y serviciales a sus propósitos, aunque sólo queden burros. No les importa para eso despedir y anular a la gente más talentosa que el mundo ha visto, la que ha hecho del software libre lo que es. Porque para ellos, “meritocracia” es una palabra maldita.

    El futuro del software libre, así como el de la humanidad, depende de que tantos como podamos se den cuenta de estas realidades y otras más.

    1. Tu comentario es muy bueno, solo tengo dos objeciones.
      1) No dije que comparta determinadas ideas políticas. Dije que son respetables.
      2) Eso de expresar las ideas del autor del artículo de una manera más clara y mejor escrita no se hace.
      Un abrazo.

      1.    Common Sense dijo

        Ja, es cierto. Asumí que pensarías igual porque ya he visto una cantidad de gente en el ámbito del software libre que lo hace, por razones que exceden el tema en cuestión. O es que son más ruidosos? Otro off-topic

        Un gusto comentar, no suelo hacerlo mucho pero me pareció oportuno. El artículo me pareció muy relevante, y la noticia de lo que pasó a este developer no la ví por otros lados. Está bueno que se le de exposición para hacer pensar a la gente

  5.   Charlie Brown dijo

    Después del comentario de Common Sense, queda muy poco por decir, solamemente los invito a que piensen en el posible escenario, bien probable por cierto, de continuar la deriva “políticamente correcta” de la comunidad de software libre:

    – Ese algoritmo no funciona, tenemos que eliminarlo.
    – No podemos, ofenderíamos a es(e/a/o) desarrollad@r, además ni se te ocurra, mira que pertenece al colectivo LGTBIQZÑW y nos van a tachar de alfabetófobos.
    – ¡Pero NO funciona!, ¿por qué no le damos la tarea a Alex?
    – ¡Estás loco!, esta mañana lo despidieron, ayer se le ocurrió comer una hamburguesa delante de los veganos y dijeron que o lo expulsaban o nos iban a hacer un boicot.

    Y así queridos amigos, el software libre se fue a la mierda…

    1. ¡¡Genial descripción!!
      Menos mal que hay gente que está de acuerdo conmigo. Ya me veía comprando una Mac.
      Gracias a todos por sus comentarios

  6.   Carlos Mardones Sepulveda dijo

    Es complejo este tema, en el caso de Chile hay muchos que dicen estar en favor de software libre, y de masificar su uso de manera transversal, pero en la practica es un discurso barato para poder cautivar a la masa, en especial en colegios y universidades, ya que en la realidad usan software 100% privativo, a modo de ejemplo hace un par de años en Chile se presento un proyecto en nuestro congreso para que el Gobierno usara software libre, y que las casas comerciales que proveen equipos de informática a la población ofrecieran un mismo equipo con distintos OS y que sea el cliente final si quiere pagar por una licencia Windows o llevar el equipo con otro sistema, este proyecto fue puesto en el congreso por un personaje politico del frente amplio, curiosamente llego personal de Microsoft y despues de hacer descaradamente lobby el proyecto salio rechazado incluso el mismo diputado que lo presento voto en contra, con este ejemplo podemos decir que el software esta en contra de la politica y en contra de sectores politicos como es el caso de ese personaje,

  7.   feijoo jimenez dijo

    Creo que la injerencia de la política dentro del Movimiento de Software Libre es inevitable, podemos comenzar desde “el principio” de que las grandes empresas monopólicas privativas como Microsoft, Cisco, Google, Oracle y una larga lista hacen grandes inversiones sobre actores e instituciones en dólares, big data, etc. para manipular tendencias, implantar Fake News, compra y venta de información a cambio de grandes contratos de Software privativo, un mecanismo que solo se lleva a práctica por éstas corporaciones, los movimientos de Software Libre, incluso las empresas, para incidir en esos espacios acuden exclusivamente a llamado de la conciencia, economía, transparencia, otorgar y dar la posibilidad de reutilizar sin costos por licencias, y tratan de convencer a quienes pueden apoyar políticamente, todos acá sabemos que sin apoyo político no hubiese sido posible haber avanzado dentro de las instituciones en muchos países, y quien sepa de instituciones de estado sabe que allí es donde se corre una gran cantidad de dólares de inversión en tecnologías; no podemos olvidar los avances que tuvo el Software Libre en Latinoamérica gracias a los movimientos sociales (como lo son las comunidades de Software Libre), que lograron penetrar en la conciencia de líderes políticos de la región progresistas como pasó con Argentina, Bolivia, Brasil, Ecuador, Uruguay entre otros, y a cambio de que? acaso fueron intercambios por comisiones?, todos sabemos que no fue la razón, Presidentes de repúblicas salieron a defender el Software Libre apoyándolo de forma clara, al suceder esto automáticamente el Software Libre se “politizó”, recuerdan?, “Software Libre sinónimo de Comunismo”, y la lucha fue en el campo de batalla de la política, se tuvo que tomar espacios y posiciones porque sino las batallas hubiesen sido perdidas por corrupción; en Venezuela la primera batalla pública fue dentro del mismísimo “Congreso Nacional” (ahora Asamblea Nacional), el evento se denomino “Software Libre Vs Software Privativo”, allí las comunidades participaron y le dieron “una pela” al Software Privativo, no voy a dar detalles.

    Lo que éste artículo de opinión expresa (válida la opinión de cada quien) me recuerda el famoso argumento (trampa) de las empresas monopólicas privativas de una supuesta “neutralidad tecnológica”, osea, las empresas monopólicas privativas tendrán injerencia dentro de la política usando sus viejas artimañas, apoyando con “recursos” a grupos de derecha capitalistas que una vez en el poder político cancelan con grandes contratos, en cambio los movimientos de Software Libre no pueden apoyar ni opinar sobre la situación en los países donde esa “MISMA DERECHA” gana espacio a punta de golpes de estado, represión, engaño y mentiras, esa misma derecha que por ejemplo al engañar al anterior presidente de Ecuador y tomó los espacios políticos hace entrega a Julian Assange a la mafia Estadounidense y retiene sin pruebas a Ola Bini por supuestos hackeos, activistas del Software Libre. La misma derecha que cuando retoma el poder político “borra del mapa” todo lo que tenga que ver con las 4 libertades del Software como lo han hecho en cada uno de los países donde hubo avances significativos; también es válido que las empresas monopólicas como ORACLE que por razones políticas cierra sus servicios en Venezuela por apoyar las “sanciones de EEUU” y donde a pesar de los cambios posteriores hizo evidencia de su participación política apoyando a los gobiernos de derecha que son al final “ellos mismos”, también será permitido en EEUU que las empresas Microsoft, Cisco, Oracle, etc. si sean parte de acción de leyes de intervención contra a libertad como Ley Patriot entre otras.

    Yo entiendo quizás la “inocencia” de algunos que creen que hay que despolitizar a los Movimientos sociales de Software Libre usando esa bandera, lo que no caen en cuenta es que no se puede desvincular la conciencia de el NO ACCIONAR ante semejantes arremetidas, si alguien los convenció de que no deben ser vinculantes “la política” con “la lucha por concienciar” es porque buscan a igual de la fórmula de la “neutralidad” en quitar apoyo a los movimientos sociales, separar las fuerzas de las causas que están siendo atacados por el mismo enemigo, el pueblo, la comunidad, recordemos quienes son nuestros verdaderos aliados y demos el apoyo moral y comunicacional que tanto necesitan. Yo opino que debemos “aprender de la derecha “el ser implacables en nuestra posición y darles sin compasión al momento de atacar o defendernos de ella. Es mi opinión. Feijóo Jiménez

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.