Investigadores Chinos crearon un robot gusano que permitiría la interacción de neuronas con computadoras

wormtail

wormtail

Un equipo de investigadores en Shenzhen, China, creó un gusano robot que podría ingresar al cuerpo humano y viajar a lo largo de los vasos sanguíneos y conectarse a las neuronas. Según una serie de videos publicados por el equipo de investigación junto con un estudio en la revista científica Advanced Functional Materials a principios de este mes, el pequeño gusano robot inteligente que llamaron iRobot, puede saltar sobre un seto, nadar en un tubo o colarse en un espacio de la mitad de su ancho.

Según el informe, el micorobot de 1 mm por 3 mm no funciona con chips o baterías, sino con un generador de campo magnético externo. Los científicos basaron su creación con una antigua forma de magia negra del sur de China, conocida como “Gu”, una pequeña criatura venenosa parecida a un gusano que podía crecer en una maceta y usarse para controlar la mente de una persona.

Xu Tiantian, científico a cargo del proyecto en el Instituto de Tecnología Avanzada de Shenzhen en la Academia de Ciencias de China, dijo que:

“En cierto modo, es similar a Gu”. “Pero nuestro objetivo no es desarrollar un arma biológica. Es lo contrario ”

La modificación de los campos magnéticos del generador externo permite a los investigadores torcer el cuerpo del robot de diferentes maneras y obtener una amplia gama de movimientos.

Según el informe, estos robots también pueden escabullirse a través de espacios utilizando radiación infrarroja para contraer sus cuerpos en más de un tercio.

El cuerpo del gusano hecho de un hidrogel transparente sensible a la temperatura también le da la capacidad de cambiar de color en diferentes entornos. Un video, muestra que cuando el gusano robot se sumerge en una taza de agua a temperatura ambiente y se vuelve casi invisible.

Los gusanos robot chinos también tienen una “cabeza” hecha de un imán hecho de una aleación de neodimio, hierro y boro y una “cola” hecha de un material compuesto especial.

Xu Tiantian cree que serán particularmente útiles para los médicos en el futuro, por ejemplo, al ser inyectados en el cuerpo y entregar un paquete de medicamentos en un área específica, como un tumor.

Esto limitaría el efecto del medicamento a las áreas donde se necesita y reduciría el riesgo de efectos secundarios, y el gusano robótico podría salir del cuerpo una vez que se complete su tarea.

Actualmente, los implantes cerebrales solo se pueden insertar a través de un procedimiento quirúrgico y tienen una capacidad limitada para la integración con las neuronas, lo que significa que solo pueden realizar algunas tareas simples.

Pero los nuevos robots pequeños podrían implantarse en el cerebro, porque su gran movilidad y capacidad transformadora les permite sobrevivir en este entorno difícil donde los flujos sanguíneos son rápidos y los vasos sanguíneos son pequeños.

Xu Tiantian dijo que podrían “funcionar como un implante para la interfaz cerebro-computadora” que permitiría la comunicación directa con una computadora sin la necesidad de un teclado o incluso una pantalla.

Según el informe, el investigador cree que funcionaría al llevar un transmisor que convertiría las señales externas en un pulso eléctrico y se conectaría a las células cerebrales para estimular actividades que no son posibles con la tecnología actual.

Durante el procedimiento, el paciente debe acostarse en una máquina de tipo MRI que genera el campo magnético necesario para controlar los robots.

Xu Tiantian dice que:

La nueva tecnología puede ser mal utilizada al convertirla en un arma. Sin embargo, el investigador dijo que todavía había obstáculos importantes para su efectividad.

De hecho, para que el mal uso de esta tecnología se pueda hacer se tendría que construir un potente generador de campo eléctrico con un largo alcance efectivo para operar los robots de gusanos.

Además, también sería muy difícil enviar los microbots a su ubicación designada sin la cooperación de la persona en la que se encuentran, ya que deben sentarse o acostarse y permanecer perfectamente quietos mientras los robots se mueven en el cuerpo.

Fuente: https://www.scmp.com


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.