EE.UU y China firman un nuevo acuerdo comercial para evitar aranceles a la tecnología

Desde hace dos años la guerra comercial entre Estados Unidos y China se ha estado dando, el lo cual se ha derivado en una serie de complicaciones para las exportaciones lo que ha afectado severamente a varios sectores, incluido el sector de la tecnología.

Además de que en esta guerra comercial no solo se han visto afectado ellos sino que también a otros países y no solo eso, también podemos recordar al caso Huawei en el cual se vio involucrado debido a diversos movimientos realizados por el presidente de los Estados Unidos. Tambien podemos recordar la decisión de RISC-V de cambiar su sede de USA a Suiza por temores comerciales.

Pero todo esto parece haber terminado ya que el miércoles pasado se firmó un acuerdo comercial parcial entre las dos superpotencias en Washington.

Esta reunión es una nueva etapa en la relación comercial entre Washington y Pekín después de dos años de sanciones aduaneras y medidas de represalia contra las empresas de las dos naciones.

Según los términos del nuevo acuerdo, Beijing comprará en bienes y servicios estadounidenses durante los próximos dos años, valorados en $ 200 mil millones de dólares.

El aumento de las compras se comparará con 2017, antes del comienzo de la guerra comercial. Según CNN Business, China importó más de $ 185 mil millones en bienes y servicios estadounidenses en total ese año.

Según el mismo informe, durante dos años, las compras escalonadas de China conducirían a un fuerte aumento de las exportaciones estadounidenses, en general. Las exportaciones totales a China aumentarían a más de $ 260 mil millones en 2020 y a aproximadamente $ 310 mil millones en 2021 si el acuerdo continúa.

“Creemos que es muy difícil para China importar $ 200 mil millones en bienes y servicios adicionales de los Estados Unidos durante los próximos dos años sin reducir las importaciones de otros lugares”, dijeron analistas de UBS, una compañía de servicios financieros.

El acuerdo también prevé relajar los derechos de aduana existentes sobre varias categorías de productos importados y evitar la imposición de otros nuevos.

Un acuerdo que beneficia a los consumidores

Según el acuerdo, los aranceles sobre bienes por valor de aproximadamente $ 120 mil millones se reducirán a la mitad de su nivel actual de 15% a 7.5%. La lista de artículos actualmente gravados a esta tasa del 15% incluye varios productos tecnológicos, como televisores, auriculares, monitores, entre otros.

Cabe señalar que los productos electrónicos de consumo, como computadoras portátiles y tabletas, monitores y otros periféricos, consolas de videojuegos y teléfonos inteligentes, estarían sujetos a una nueva tasa del 25% en diciembre pasado.

Pero estos aranceles sobre la tecnología se han evitado. En ese momento, la industria de los videojuegos, entre otros, había pedido a la administración que eximiera a sus productos de las tarifas, argumentando que los aumentos de precios resultantes

“dañarían a los consumidores, desarrolladores de juegos El video, para minoristas y fabricantes de consolas, pondría en peligro miles de trabajos valiosos y gratificantes en los Estados Unidos y reprimiría la innovación en nuestra industria y más allá “.

Aunque según el nuevo acuerdo, no habrá nuevas tarifas sobre las tecnologías, la mayoría de las tarifas impuestas previamente permanecerán vigentes. Esto incluye los aranceles adicionales del 25% agregados en 2018 sobre las importaciones de semiconductores, módems y ciertos otros componentes tecnológicos.

Beijing y Washington también han tenido en cuenta, en una sección de su nuevo acuerdo, la propiedad intelectual y la transferencia forzada de tecnología.

De hecho, China a menudo requiere que las compañías extranjeras que operan en el país realicen sus actividades a través de empresas conjuntas. Estas empresas a su vez transfieren tecnologías internas sensibles, secretos comerciales, principalmente a empresas locales chinas. Las compañías estadounidenses y otras compañías internacionales aceptan tales condiciones para ingresar al lucrativo mercado chino.

Pero con el nuevo acuerdo comercial, estas prácticas se verán severamente restringidas. El acuerdo especifica que cualquier condición de transferencia o licencia entre compañías estadounidenses y chinas

“debe basarse en condiciones de mercado que sean voluntarias y reflejen un acuerdo mutuo”.

Ninguna de las partes en el acuerdo, es decir, los Estados Unidos y China,

“exigirán o ejercerán presión, formal o informalmente, sobre las personas o las empresas de la otra parte transferir tecnología a su gente como condición “para recibir permiso para operar en el mercado de la otra parte”, dice el acuerdo.

Finalmente queda por ver cómo se implementarán los requisitos de este nuevo acuerdo en ambos lados.


Un comentario, deja el tuyo

  1.   qtrit dijo

    Hostia puta! .. Soy solo yo, o alguien más ve al señor Chino como WhiteRose de Mr. Robot!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.