Windows 11 y empresas. ¿Se viene el lustro de Linux en el escritorio?

Windows 11 y empresas

A veces me equivoco. Unas dos o tres veces por hora. Por ejemplo, siempre sostuve que a diferencia de Bill Gates y  Steve Ballmer, Satya Nadella, por venir de un sector  donde Microsoft tuvo una fuerte competencia, sabía leer el mercado. Sin embargo, puede que estemos ante una nueva metida de pata de Microsoft. Y, esta vez  Linux si está en condiciones de aprovecharla.

Windows 11 y empresas. Hay problemas en el paraíso

Cuando escribo esto faltan tres días para que Windows 11 esté disponible. Sin embargo, la mitad de las estaciones de trabajo empresariales parece que no cumplen con los requisitos de hardware que exige Microsoft. Y en un contexto de economía post pandemia (Más la escasez de componentes) no parece que haya mucho interés por hacer actualizaciones de equipos que funcionan perfectamente bien.

Lansweeper es una empresa de gestión de activos digitales que recientemente realizó el relevamiento que arrojó el resultado que expuse más arriba. Sus datos se basan en 30 millones de equipos utilizados por 60 mil organizaciones.

Por si alguno supone que estamos ante un caso parecido a lo que contó Darkcrizt, debo aclararle que la decisión de Microsoft deja afuera a equipos anteriores a 2019, incluyendo a algunas CPU Intel Core de séptima generación o CPU AMD Zen de primera generación.

De acuerdo al estudio, el 44,4% de las máquinas podrían cumplir con los requisitos de CPU de Windows 11 mientras, el 52,5% pasan la exigencia del Trusted Platform Module 2.0. La cosa va mejor con la RAM (91,05%)

Recordemos que los requisitos de hardware para Windows 11 incluyen al menos 4 GB de memoria y 64 GB de almacenamiento; Debe estar habilitado el arranque seguro UEFI y contar con una tarjeta gráfica compatible con DirectX 12 o posterior, con un controlador WDDM 2.0. Y,nonos olvidemos del Trusted Platform Module (TPM) 2.0.

Los mismos requisitos deben cumplirse si se quieren utilizar plataformas de máquinas virtuales como Microsoft HyperV, VMware y Oracle VM Virtual Box.

En el caso de las máquinas virtuales,el porcentaje de compatibilidad con TPM es insignificante.. Las CPU compatibles son el 44,9% mientras que solo el 66,4% tiene suficiente RAM

Con respecto a TPM, solo el 0.23% de todas las estaciones de trabajo virtuales tienen TPM 2.0 habilitado. Y, aunque esto puede hacerse, requiere un montón de trabajo antes de pensar en actualizar a Windows 11.

Por supuesto, todavía quedan 4 años de soporte de Windows 10 y pueden pasar muchas cosas.  También hay que señalar que Lansweeper está en el negocio de ayudar a las empresas a actualizar  su hardware y software, por lo que bien podríamos ser escépticos con las cifras. Sin embargo suenan creíbles.

El lustro de Linux en el escritorio (Corporativo)

La verdad es que hasta el momento Microsoft es incapaz de explicar (Como le sucedió con Windows 8) por qué alguien debería instalar Windows 11. Salvo algunas modificaciones cosméticas y la todavía no cumplida promesa de permitir instalar aplicaciones Android, no hay nada que lo justifique. Y, mucho menos  si nos referimos al mercado corporativo (Que seguiría usando XP si lo dejaran)

El capricho de exigir TPM 2 (Trusted Platform Module o Módulo de plataforma segura) solo se puede entender como un intento de vender sus dispositivos. Cierto es que resulta una medida de seguridad física basada en un chip que impide que programas maliciosos hagan modificaciones. Pero, no parece haber una situación que implique obligar a su utilización.

Las distribuciones LInux están en una posición inigualable para reemplazar a Windows 10 en el 2025. No solo existen programas de soporte como los que tienen Red Hat o Canonical de soporte comercial, también la oferta de estaciones de trabajo con Linux instalado de forma nativa, ha aumentado exponencialmente.

Sin embargo, el gran punto débil sigue siendo el software. Aunque soluciones como LibreOffice y Blender tienen soporte comercial, todavía quedan muchos rubros donde no hay alternativas competitivas, y en el caso de aquellas que si lo son, no tiene soporte comercial o sus manuales y traducciones están incompletos.

Lo bueno, es que esta vez depende de nosotros.

 

 


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

7 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Charlie Brown dijo

    No es tan sencillo, en el entorno corporativo todavía muchas empresas dependen de aplicaciones que corren sobre Windows y no precisamente como clientes web, así que primero tendrían que migrar (y reprogramar) las mismas, que seguramente es más costoso (al menos a corto plazo) que una inversión en nuevo hardware. Por otra parte, hay que tener en cuenta el déficit en personal calificado para brindar soporte técnico a una migración masiva hacia GNU/Linux y que no es posible resolver de hoy para mañana. Del tema desconocimiento de los decisores para una movida de esa naturaleza y de los perjuicios contra GNU/Linux, no vale la pena ni hablar.

  2.   Alberto dijo

    El problema no es el software, ya que es muy bueno el que se viene en las distribuciones.

    En nuestra empresa lo utilizamos en todas las estaciones de trabajo y servidores. Sólo utilizamos Windows Server para aislar los paquetes contables y para accesar a servicios de gobierno, a través de escritorio remoto.

    El verdadero problema es cultural, ya que nuestros trabajadores de todas maneras no saben usar Windows. Eso es en la mayoría de las empresas, porque nadie se molesta en aprender y esperan que alguien les resuelva la instalación de las impresoras o los conecten a internet.

    Es simplemente acostumbrarse y eso lo hacen, si la empresa da la directriz y prepara a su departamento de TI para dar el soporte y asistencia adecuada. Así es la realidad que vivimos en nuestra empresa: 6 años trabajando con Debian y sistemas desarrollados para dicho sistema.

    Se puede. Luego la gente tiene una productividad tan fluida que ni cuenta se dan que ya se acostumbraron a trabajar en un sistema que desconocían.

    Actualmente, la mayoría de las personas no saben usar su computadora, adí que al final da lo mismo lo que le pongas para trabajar, siempre que haya alguien que sí sepa cómo resolver los problemas que se presenten.

  3.   vicfabgar dijo

    El articulo habla del mundo corporativo, pero esto se aplica también al usuario final. La ineptitud y la mala fe de Satya Nadella le va a costar caro a Microsoft. Este sujeto, aunque en distinto formato, es la continuación de Ballmer en lo que al asalto al hardware se refiere. Durante estos años su único objetivo ha sido generar dinero, los servicios antes que la innovación; pan para hoy y hambre para mañana, y ya estamos en el mañana. Autoproclamarse mecenas de GNU/Linux es una desfachatez cuando sus planes pasan porque todo se tenga que ejecutar bajo sus directivas en un hardware cerrado. Es una oportunidad de oro para el mundo GNU/Linux, pero mucho me temo que a este señor o se baja los pantalones o lo pondrán de patitas en la calle antes de 2025.

    Saludos.

    1.    JorgPeper dijo

      «Durante estos años su único objetivo ha sido generar dinero»
      Pues claro, Microsoft es un empresa no una hermanita de la caridad. Si yo tuviera una empresa haria lo mismo.
      Las empresas y usuarios normales seguirán en Windows, por que este sistema es el estandar de la computacion desde que nacio el PC de escritorio en los 80 con IBM y nada va a cambiar eso. Lo mismo pasa en moviles con android que es otro estandar y nada va a cambiar eso, y podriamos seguir con programas como wasap o telegram, nada a va a cambiar eso.
      Yo soy usuario de Windows y lo seguiré siendo, ya que es un sistema que responde a mis necesidades perfectamente desde hace muchos años con todo tipo de programas incluidos libres.
      GNU Linux tendrá que conformarse con su porcentaje en servidores web, correo, etc.. ya que no fúe pensado para PCs igual que que tampoco lo fué unix.

  4.   Miguel Mayol Tur dijo

    «Sin embargo, el gran punto débil (FUERTE) sigue siendo el software»

    Centenares de programas GRATUITOS

    Facilidad de uso, configuración y sobre todo ACTUALIZACIÓN, no solo del SO, de todo el software del sistema, incluyendo controladores sin dejar de trabajar con apenas reinicios en la vida de la computadora – solo para cambios de núcleo -.

    Los programas empresariales que usan las grandes corporaciones en sus versiones comunitarias – gratuitas – o las mismas de pago.

    Excelente virtualización gratuita con QEMU para aquellos programas que solo existen en otros SOs, tan buena que Azure, la plataforma de MS para la nube corre sobre Linux.

  5.   Miguel Rodríguez dijo

    Es posible que dentro del entorno empresarial sea más económico reemplazar por el equipo necesario para hacer funcionar Win11, ya que migrar un software que tengan trabajando por años puede que no sea tan sencillo, tampoco hacerlo funcionar bajo Wine. Donde puede haber una oportunidad es en el usuario promedio que por querer tener un equipo de similar prestación siendo más económico que el necesario para correr Win11, podría hacer que eventualmente sean los usuarios finales en casa quienes adopten Linux poco a poco. Sin embargo, no me extrañaría que alguien o algún grupo craquee Win11 para que funcione en equipos sin TPM, y estos serán la mayoría de usuarios comunes junto a las empresas que se ubican en el tercermundismo, como latinoamérica.

  6.   Charlie Martinez dijo

    Algunos institutos de enseñanza para profesionales en informática en Galicia, los llamados FP, han renovado su hardware el año pasado y creo que de momento no están convencidos con esto de instalar un sistema que en estado de inactividad consume 8 GB de ram, más cuando son equipos que para ciertas actividades necesitan correr una, dos, hasta 3 máquinas virtuales al mismo tiempo.
    De momento, en su arranque dúal, están relegando a un segundo plano la instalación de Windows 10, dándo prioridad a Debian y a Ubuntu y para el año, al parecer, sólo adoptaran GNU/Linux.
    ¡Esto sería maravilloso! Ojalá así sea.