Sistema operativo Collapse OS. No te quedes sin computadora cuando llegue el apocalipsis

El sistema operativo Collapse OS corre sobre componentes reciclados

El sistema operativo Collapse OS está pensado para correr sobre equipos creados a partir de componentes reciclados

El sistema operativo Collapse OS está pensado para una temible crisis. No la crisis que temen otros de falta de agua o guerra nuclear. La crisis a la que me refiero es la que más nos preocupa a quienes amammos la tecnología. Que por falta de componentes nos quedemos sin computadoras.

¿Cuál es el propósito del sistema operativo Collapse OS?

Collapse OS nace del convencimiento de su autor de que nos espera un futuro espantoso. En sus palabras:

Espero que nuestra cadena de suministro mundial se derrumbe antes de llegar a 2030. Con este colapso, no seremos capaces de producir la mayor parte de nuestra electrónica porque depende de una cadena de suministro muy compleja que no seremos capaces de lograr de nuevo durante décadas (¿nunca?).

El rápido ritmo de progreso que hemos visto desde el advenimiento de la electrónica se ha producido en condiciones muy específicas que no se producirán después del colapso, por lo que no podemos esperar poder poner en marcha la nueva tecnología electrónica tan rápido como lo hicimos sin un buen “kit de inicio” que nos ayude a hacerlo.

También imagina que sucederá cuando se corte la cadena de suministros

La electrónica produce una potencia enorme, una potencia que dará ventajas significativas a las comunidades que logren seguir dominándola. Esto marcará el comienzo de una nueva era en la electrónica del reciclaje: las piezas ya no se podrán fabricar, pero tenemos miles de millones de piezas por ahí. Aquellos que logren crear nuevos diseños a partir de esas piezas con herramientas de baja tecnología serán muy poderosos.

Entre estas piezas recuperadas se encuentran los microcontroladores, que son especialmente potentes pero que necesitan herramientas complejas (a menudo ordenadores) para programarlos. Las computadoras, después de un par de décadas, se averiarán irreparablemente y ya no podremos programar microcontroladores.

¡Oh! Y ahora, ¿quién podrá defenderme?

En este caso no será el Chapulín colorado, sino Virgil Dupras, que es a quién estábamos leyendo.  La solución que Virgil imagina, es la siguiente:

Para evitar este destino, necesitamos tener un sistema que pueda ser diseñado a partir de piezas recuperadas y programar microcontroladores. También necesitamos la generación de ingenieros que nos sigan para poder crear nuevos diseños en lugar de heredar un legado de máquinas que no  se pueden recrear y que apenas pueden mantener.

Aquí es donde entra en juego Collapse OS.

Este sistema operativo de código abierto está pensado para utilizarse en procesadores de 8 bits. Dupras explica el por qué los prefiere a los más potentes y recientes ARM de 32 bits.

¿Por qué ir tan lejos como las máquinas de 8 bits? Hay algunos chips ARM de 32 bits que son compatibles con protoboards.

Primero, porque creo que hay más chips de 8 bits aptos para el reciclaje que de 16 o 32 bits.

Segundo, porque esos chips serán más fáciles de replicar en una fábrica después del colapso. El z80 tiene 9000 transistores. 9000! Comparado con los millones que tenemos en cualquier CPU moderna, ¡eso no es nada! Si los primeros chips que somos capaces de crear después del colapso tienen un bajo número de transistores, también podríamos diseñar un sistema que funcione bien en chips más simples.

Objetivos del proyecto

Los objetivos del proyecto Collapse OS son los siguientes:

Collapse OS estará compuesto por  un kernel compatible con procesadores  z80 y una colección de programas, herramientas y documentación que le permitirá ensamblar un sistema operativo que, una vez completado, será capaz de hacer lo siguiente.

  • Funcionar con máquinas mínimas e improvisadas.
  • Interactuar a través de medios improvisados (serial, teclado, display).
  • Editar archivos de texto.
  • Compilar archivos fuente del ensamblador para una amplia gama de MCUs y CPUs.
  • Leer y escribir desde y hacia una amplia gama de dispositivos de almacenamiento.
  • Replicarse a sí mismo.

En definitiva, el objetivo de este proyecto es ser lo más autónomo posible. Con una copia de este proyecto, una persona capaz y creativa debería ser capaz de construir e instalar Collapse OS sin recursos externos (es decir, Internet) en una máquina de su diseño, construida a partir de piezas recuperadas con herramientas de baja tecnología.

No tengo idea si la crisis se producirá, pero como dice el propio Virgil

…esta idea parece demasiado poderosa para no ponerla en práctica. E incluso si resulta inútil, es muy divertido intentarla.

Si quieres participar del proyecto puedes hacerlo en GitHub. También puedes encontrar aquí más información.

3 comentarios, deja el tuyo

  1.   Mario Rogodinki dijo

    Estoy de acuerdo con la finalidad del proyecto. Me parece coherente y que no está volado de la cabeza. En cualquier caso sería entretenido, divertido y por qué no, ÚTIL…!!!

  2.   luix dijo

    Este tipo de proyectos es lo que necesitamos. Y no solo para el área de informática, sino para varias áreas de la vida cotidiana. Un plan B en caso de siniestros/colapsos,

  3.   anonimo dijo

    Y porque no colaborar en lograr un bios abierto para reemplazar a lo que trae de fabrica las placas madres, si es por el miedo a las puertas traseras de hardware, un bios abierto seria la solución al skynet que se avecina.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.