Senadores de USA quieren obligar a compañías tecnológicas a dar «acceso legal» información encriptada

Se dio a conocer hace poca información sobre un movimiento por parte de un grupo de senadores republicanos los cuales está tratando de obligar a las compañías tecnológicas a cumplir con el «acceso legal» a la información encriptada.

Y es que, a inicio de semana, presentaron la “Lawful Access to Encrypted Data Act” (Ley de acceso legal a datos cifrados), que exige el fin del cifrado «a prueba de orden judicial», que según a palabras de ellos, esto ha interrumpido durante mucho tiempo las investigaciones penales.

El proyecto de ley fue presentado por el senador Lindsey Graham, presidente del Comité Judicial del Senado, así como por los senadores Tom Cotton y Marsha Blackburn.

Si se adoptara, las compañías de tecnología se verían obligadas a ayudar a los investigadores a acceder a la información cifrada si esta contribución pudiera conducir a una orden de arresto. Dado que los legisladores y el Departamento de Justicia de los Estados Unidos han luchado durante mucho tiempo con las empresas tecnológicas por el cifrado.

El Departamento de Justicia argumenta que el cifrado impide que los investigadores obtengan la evidencia necesaria de los dispositivos de los sospechosos y ha pedido a las principales compañías tecnológicas que proporcionen «acceso legal», una clave para descifrar datos que no serían disponible solo a pedido de la policía. El FBI hizo una solicitud similar a Apple en 2016 cuando quería datos del iPhone de un terrorista que murió después del tiroteo masivo en San Bernardino, California.

Pero los expertos en tecnología y los defensores de la privacidad han advertido durante mucho tiempo contra el despliegue de una puerta trasera en el cifrado, argumentando que tal solución es más peligrosa de lo que ayuda.

El cifrado de extremo a extremo protege a miles de millones de personas de hackers, gobiernos opresivos o incluso socios entrometidos al proporcionar medidas de seguridad que las propias empresas no pueden eludir, al menos en teoría. Crear una forma para que los investigadores accedan a estos datos plantea preocupaciones de que los piratas informáticos y los ciberdelincuentes también puedan tomar esta ruta.

El proyecto de ley no exige explícitamente a las empresas de tecnología que creen una puerta trasera, declarando que el Procurador General tiene prohibido dar medidas específicas sobre cómo las empresas de tecnología deben cumplir con las órdenes de acceso legal.

El proyecto de ley también permite que las compañías tecnológicas que reciben una solicitud para apelar ante el tribunal federal varíen o cancelen las órdenes.

«Mi posición es clara: una vez que la policía haya obtenido las autorizaciones judiciales necesarias, las compañías deberían poder recuperar información para ayudarlos en sus investigaciones», dijo Graham en un comunicado.

«Nuestra legislación respeta y protege los derechos de privacidad de los estadounidenses respetuosos de la ley. También advierte a terroristas y criminales que ya no podrán esconderse detrás de la tecnología para cubrir sus huellas «.

El proyecto de ley también permite al Procurador General lanzar una competencia con un premio para cualquiera que pueda encontrar una manera de acceder a los datos encriptados mientras protege la confidencialidad y la seguridad. Los expertos en seguridad han notado durante mucho tiempo que esta fue una solicitud imposible.

Este proyecto de ley no es el primer intento del Congreso de debilitar las políticas de cifrado en los Estados Unidos.

Ya que en marzo, Graham y un grupo bipartidista de senadores introdujeron la ley EARN IT, que podría eliminar el escudo legal de la sección 230 para las empresas tecnológicas si continúan ayudando a proteger a los depredadores sexuales de menores con herramientas como el cifrado.

El Departamento de Justicia ha criticado a las compañías tecnológicas como Apple y Facebook por adoptar encriptación de extremo a extremo, diciendo que la tecnología protege a los terroristas y los depredadores sexuales.

En mayo, el FBI dijo que tenía un «problema de Apple», alegando que la compañía se negó a ayudar a desbloquear el iPhone de un terrorista durante un ataque de 2019 en una base naval en Florida.

Apple no hizo comentarios, pero dijo en mayo que había ayudado a la investigación del FBI «de todas las formas posibles».


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.