Seguimos hablando del teclado. Un accesorio imprescindible

Seguimos hablando del teclado, porque, sin pretender hacer un chiste fácil, sobre este componente del hardware hay mucho que escribir. En el primer artículo hablamos de como nació la clásica distribución QWERTY y en el segundo de otras distribuciones alternativas ofrecidas por las distribuciones Linux.

Llegó el momento de contar como se conocieron con la computadora.

Seguimos hablando del teclado. Los antecedentes

Aunque como dijimos, la distribución de las teclas la heredamos de las máquinas de escribir, el antecedente inmediato de los teclados de las computadoras son los de los equipos de perforación de tarjetas y teletipos.

Las tarjetas perforadas eran el medio de almacenamiento usado antes de los dispositivos magnéticos. La información se guardaba en forma de código binario. El teletipo permitía la transmisión de mensajes telegráficos utilizando el alfabeto en lugar del código Morse.

Para 1930 estos dispositivos incluían teclados similares a los de las máquinas de escribir.

Binac, un ordenador de 1948, venía con una unidad de teclado. Este teclado tenía ocho teclas, que representaban los números octales (del 0 al 7), y se utilizaba para introducir el programa o los datos en el ordenador y la memoria.Una máquina de escribir controlada electromecánicamente se utilizaba para imprimir los datos, introducidos desde el teclado y los datos, contenidos en porciones designadas de la memoria

Desde mediados de la década del cincuenta hasta finales de los sesenta, las máquinas de escribir controladas en forma electromecánica fueron el principal medio de entrada y salida de datos para la informática,

Fueron los investigadores del MIT, quienes en 1954 comenzaron a experimentar con la entrada directa del teclado a los ordenadores como reemplazo a las cintas de papel y tarjetas perforadas. Douglas Ross, entonces asistente de enseñanza en el Departamento de Matemáticas, escribió un memorándum defendiendo el acceso directo a principios de 1955. Moss creía que una Flexowriter (una máquina de escribir controlada eléctricamente) conectada directamente a un ordenador del MIT podría funcionar como un dispositivo de entrada de teclado debido a su bajo coste y flexibilidad. De esta forma, un año después el Whirlwind del MIT permitió a sus usuarios introducir comandos a través de un teclado y confirmó lo útil y conveniente que podía ser un dispositivo de escritura integrado.

En 1964, el MIT, los Laboratorios Bell y General Electric trabajaron de manera conjunta en la creación de un sistema informático llamado Multics. El nombre indicaba que era un sistema multiusuario de tiempo compartido. Multics vino con una nueva interfaz de usuario, la terminal de visualización de vídeo. Las terminales de visualización de vídeo (VDT) combinaban la tecnología del tubo de rayos catódicos utilizado en los televisores y la tecnología que hacía posible el funcionamiento de las máquinas de escribir eléctricas.

Los usuarios de Multics podían ver el texto que estaban escribiendo en la pantalla de su terminal, lo que facilitaba la creación, edición y eliminación de textos, así como la programación y el uso de los ordenadores.

Esto fue posible gracias a un salto a la tecnología. Los primeros teclados, basados en los de teletipos o en los perforadores de tarjetas requerían muchos pasos electromecánicos para la transmisión de datos que ralentizaban el proceso. Con las terminales basadas en video y los teclados eléctricos, las teclas del teclado hacían posible enviar impulsos electrónicos directamente al ordenador con el consiguiente ahorro de tiempo y corrección de errores.

Para finales de los 70 y principios de los 80, todos los ordenadores utilizaban teclados electrónicos y terminales de video.

De todas formas, aunque la tecnología haya avanzado y hoy tengamos teclados inalámbricos, con teclas programables o para funciones específicas, seguimos atados a la distribución QWERTY.

Por supuesto, que no resulta un gran problema. Es cuestión de práctica acostumbrarse a utilizar los 10 dedos y las distribuciones Linux incluyen programas de entrenamiento.

Dos de ellos son:

  • Tux Typing: En este programa tienes que hacer que Tux consiga un pez pulsando la tecla que este tiene indicada. Puedes encontrarlo en los repositorios de tu distribución.
  • Klavaro: También disponible en los repositorios, te permite practicar con varias distribuciones de teclado incluyendo QWERTY, Dvorak y Colemark.

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.