Red Hat Enterprise Linux para ARM ya está aquí

Red Hat logo

Hemos visto como el terreno de los servidores ha pasado por una etapa en la que las arquitecturas basadas en x86 (tanto IA-32 como AMD64) han dominado con mano firme. Pero en los últimos años ARM, por su rendimiento y eficiencia energética, está abriéndose un hueco en dispositivos móviles pero también en el ámbito de los microservidores o pequeños servidores de bajo consumo para ciertas empresas que no demandan de potentes máquinas. Es por eso que muchos desarrolladores de sistemas operativos han visto una buena oportunidad para lanzar las versiones con soporte ARM de sus sistemas para servers, como es el caso de Microsoft con su Windows Server…

Ahora también el gigante Red Hat se une teniendo un potente sistema operativo, en este caso basado en Linux, para funcionar en este tipo de máquinas basadas en ARM. Es decir, RHEL(Red Hat Enterprise Linux) ya está disponible para ARM, concretamente la versión RHEL 7.4 que viene acompañada con multitud de software cuyos paquetes han sido actualizados y específico para esta plataforma y también del kernel Linux 4.11, una versión bastante actual del núcleo de Torvalds & Company.

Esta distro está por tanto optimizada para SoC (System on a Chip) basados en ARM de 64 bits que compondrán los servidores de los que hablamos. Esto no es una completa novedad, ya hemos visto multitud de distribuciones como Ubuntu, openSUSE, etc., que funcionan bien con arquitecturas ARM o incluso para la propia Raspberry Pi, que como sabéis está basada en ARM también. Pero lo novedoso aquí es que se trata de un sistema operativo para servidores.

¿Y qué aportan este tipo de servidores? Pues bien, cuando tenemos chips x86 hablamos de consumos de entorno a 90w o más, aunque bien es verdad que el rendimiento de estos es muy elevado. Pero cuando basamos los servidores en ARM los consumos bajan hasta los 10 – 45w, es decir, entre 9 y 2 veces más bajo que con los chips de Intel y AMD. Sin embargo, el rendimiento es bastante aceptable, para nada es 9 veces menor que en el caso de los x86 gracias al buen ratio consumo/rendimiento que tienen.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *