Qué hay detrás del código. Breve historia del proyecto LIbreOffice

Qué hay detrás del código. Historia de LibreOffice

Dicen las malas lenguas que la mayor contribución de Oracle al software libre fue haber hecho enojar tanto a gran parte de los desarrolladores de OpenOffice. Estos, desconfiando de las intenciones de la compañía, decidieron crear su propio proyecto.

Podemos discutir horas si El Gimp es una alternativa a Photoshop o si cualquier distribución Linux es mejor que Windows. Pero, en el 2009, nadie en su sano juicio hubiera dicho que OpenOffice era una alternativa válida a Microsoft Office. De hecho, gran parte de las distribuciones Linux venían con una versión ligeramente mejorada llamada OpenOffice Go y traían en sus repositorios (al menos Ubuntu) un lector de los formatos de archivos de Microsoft Office que corría bajo Wine.

Todo cambió cuando un grupo de desarrolladores decidió crear un proyecto independiente fusionando el código de OpenOffice y OpenOffice Go, naciendo así LibreOffice. Al tiempo constituyeron una entidad para garantizar el financiamiento y la continuidad del proyecto. The Document Foundation.

En lo personal, no me gusta hablar del software libre en términos de A como alternativa a B. Tampoco hacer hincapié en los méritos filosóficos de las licencias libres. Creo que si no se pueden usar las propias prestaciones del programa para recomendarlo, entonces no merece la recomendación. La posibilidad de leer y modificar el código es irrelevante si no eres programador, la de poder guardar tus documentos sabiendo que la posibilidad de acceder a ellos en el futuro no depende de los caprichos de una empresa.

Nace una estrella

Los orígenes de lo que hoy conocemos como LibreOffice hay que rastrearlos hasta la década del 80 cuando un programador alemán llamado Marco Börries creó un procesador de textos para las home computer y MS-DOS llamado StarWriter. Luego fundó Star Division. Luego se agregaron una planilla de cálculo y un programa de dibujo por lo que el trío pasó a venderse con el nombre de StarOffice. La segunda versión de la suite ya contaba funcionaba también con Mac.

Algunos años después, un fabricante de hardware llamado Sun Microsystem compró la empresa de Börries. Sun no tenía tradición en la distribución de ese tipo de software, y algunos creen que le resultaba más barato comprar una empresa que desarrollara suites informáticas que pagarle a Microsoft lo que pedía por las licencias para sus miles de empleados.

No es tan descabellado como parece si tenemos en cuenta que en el 2000 la firma permitió la descarga gratuita de StarOffice 5.2 y también la repartió en cedés que se conseguía en revistas.

Algunos años antes, Netscape Communications, ante la imposibilidad de competir contra Microsoft, había decidido liberar el código fuente del navegador Netscape. Eso fue la base del navegador que hoy conocemos como Firefox.

Sun decidió seguir el mismo camino y liberó el código de StarOffice en el año 2000. Dos años después llegaba OpenOffice.org 1.0.

El 2005 nos trajo la versión 2.0 y un nuevo formato de archivo. El formato de documentos abiertos (ODF). La idea era que los documentos creados con OpenOffice pudieran ser leídos por cualquier otro programa asegurando que siempre se pudiera acceder a ellos.

Hoy hasta Microsoft Office soporta al formato ODF, y, al mismo tiempo, cada nueva versión de LibreOfice mejora el soporte para los archivos nativos de esa suite ofimática.

Qué hay detrás del código. El rol de The Document Foundation

Detrás del proyecto LibreOffice está The Document Foundation. TDF fue creada como una fundación benéfica bajo la legislación alemana. La entidad está abierta tanto para la participación de individuos como de empresas y estados.

En la declaración de su misión dice

The Document Foundation tiene la misión de facilitar la evolución de la Comunidad LibreOffice hacia una nueva organización abierta, independiente y meritocrática. Una fundación independiente refleja adecuadamente los valores de nuestros contribuyentes, usuarios y partidarios, permitiendo una comunidad más efectiva, eficiente y transparente. La TDF protegerá las inversiones pasadas aprovechando los logros de la primera década con OpenOffice.org, fomentará una amplia participación dentro de la comunidad y coordinará las actividades en toda la comunidad.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.