Qué hacer si no puedo entrar en la BIOS

Explicamos las causas más comunes de por qué no se puede entrar a la BIOS y cómo solucionarlo

En este post vamos a tocar un tema que suele preguntarse mucho en los foros. ¿Qué hacer si no puedo entrar en la BIOS?  Poder hacer esto es esencial, por ejemplo, para cambiar el orden de inicio de los sistemas operativos instalados o la prioridad en la lectura de los dispositivos de almacenamiento.

Para ahorrarles tiempo de lectura comienzo diciendo que probablemente el problema sea que estamos presionando la tecla equivocada. Aunque lo habitual sea la tecla Supr, algunos modelos de notebooks optaron por asignar esa tarea a algunas de las teclas de función.

Si sabes qué es la BIOS y para qué entrar en ella, en la sección que sigue te explico algunas cosas que puedes hacer para entrar. Si no tienes idea de ninguna de las dos cosas, en la segunda sección explico los conceptos básicos.

No puedo entrar en la BIOS. ¿Qué hago?

Ahora que sabemos que el secreto es presionar la tecla correcta, la siguiente pregunta es saber cuál es la que hay que pulsar. Voy a mencionarte alguna de las alternativas posibles. En caso de que no funcionen deberás recurrir a Google e indicarle el modelo de tu placa base.

Para acceder a la BIOS podemos pulsar alguna de las siguientes teclas o combinaciones de teclas:

  • F1
  • F2
  • F10
  • Supr (En los teclados en inglés puede figurar comoDel o Delete)
  • Esc

La F mayúscula identifica a las teclas de función ubicadas en la primera fila del teclado. Sea cual sea la indicada, debe pulsarse durante el proceso de arranque.

Hay ciertas pistas que nos facilita encontrar las teclas de función. En algunos casos un cartel indica cuál es la tecla indicada. En caso de que no lo haga:

  • Si cuando pulsas F2 te aparece una herramienta de diagnóstico, prueba reiniciando y pulsando F10.
  • Si decidiste empezar por la tecla de función más alta (F10) y te aparece la lista de disco y su orden de inicio, reinicia y pulsa F2.

Es casi una obviedad decirlo, pero no podrás entrar en la BIOS si no tienes un teclado. Los viejos ordenadores ni siquiera arrancaban si no lo tenías conectado. Aunque los nuevos iniciarán el sistema operativo con lo que podrás usar un teclado virtual, y, las nuevas versiones de la BIOS admiten el cambio de las configuraciones usando el ratón, sin un teclado físico cualquier modificación es imposible.

Restaurando la configuración de fábrica

En caso de no poder acceder a la BIOS se puede probar restaurando los ajustes de fábrica.

Cuando los otros métodos de acceder a la BIOS no funcionan hay que trabajar sobre la Placa base para restaurar los ajustes de fábrica.

Esto es lo que en la vieja revista Selecciones del Reader’s Digest llamaban «Drama de la vida real». En otras palabras, me pasó a mí y me costó 4 meses trabajando con ordenadores prestados.

Mi equipo dejó de funcionar. Cambié la fuente de alimentación y seguía sin hacerlo, cambié la placa base y tampoco. Finalmente cambié el procesador y arrancaba, pero no mostraba vídeo. Lo de por qué no la llevé desde un principio a un servicio técnico que diagnosticara el problema es una historia que quedará para otra ocasión.

Lo que sucedía era que, a pesar de que en la web de la placa madre aseguraban que era compatible con el procesador, la versión de la BIOS no era compatible. Hubo que descargar una versión anterior para que funcionara.

Otro problema con el que puedes encontrarte, y que se soluciona de la misma forma, es cuando el acceso a las opciones de configuración esté protegido por una contraseña y no la conoces.

Lo que hay que hacer es restaurar a la configuración de fábrica y esto se hace interviniendo en el hardware. Esto debe ser realizado por personal especializado porque las cosas pueden salir realmente mal.

Ordenadores de escritorio

En la placa base debemos encontrar un conmutador DIP o puente etiquetado como CLEAR JCMOS1 CLEAR CMOS, CLRPWD, CLR, PASSWD, PASSWORD, PSWD o PWD. Solo tenemos que cambiar la posición del conmutador o sacar el puente de los dos pines que conectan y colocarlo sobre los dos puentes restantes.

Algunas posibles ubicaciones son:

  • En alguno de los bordes de la placa base.
  • En las inmediaciones de la batería.
  • En las inmediaciones de la CPU.

Otro método es quitar durante 5 minutos la batería del chip CMOS.

Ordenadores portátiles

En el caso de los portátiles lo mejor es contactar al fabricante y preguntarle cuál es la contraseña por defecto o pedirle que la reinicien. Esto último solo será posible si eres el comprador original.

Otra cosa que se puede intentar es ejecutar un script que pueda generar la contraseña a partir de ciertas pistas. Para esto primero debemos acceder a la BIOS y tipear tres veces una contraseña errónea.  Los scripts se deben ejecutar en otra computadora

¿Para qué hacemos esto?

Al momento de asignarle una contraseña a la BIOS, el sistema almacena una suma de verificación en el chip CMOS, esa suma de verificación es la que se muestra en el mensaje que aparece después de tres intentos fallidos de ingreso. Otros fabricantes prefieren mostrar un número. En el primer caso es posible obtener la contraseña original, en el segundo una contraseña maestra compuesta por números generados en forma aleatoria.

Otras variantes incluyen en almacenar la contraseña en un texto plano, pero la cifran antes de mostrarla. mientras que generan una contraseña maestra a partir del número de serie.

Hay que decir que no en todos los casos es tan fácil. Algunos equipos requieren ingresar tres contraseñas para poder ver la suma de verificación o solo la muestran si se presionan las teclas en el orden correcto.

Los scripts pueden descargarse desde esta página. Para ejecutarlos en Linux debes descargarlos, abrir la terminal y dirigirte al directorio de descarga. Luego lo inicias con el comando python nombre_del_script.py

En el caso de que esto no funcione, se puede intentar el mismo método que en los ordenadores de escritorio. El primer lugar donde debes buscar es debajo del teclado.

Die shot o micrografía de un Intel XEON E5
Artículo relacionado:
Cómo actualizar la BIOS, UEFI o Microcódigo desde Linux

Conceptos básicos sobre la BIOS

La BIOS está almacenada en un chip integrado a la Placa Base.

La BIOS es un tipo especial de software almacenado en un chip conectado a una batería. Si la batería se agota, cuando se apague el ordenador se perderá la información de la configuración.

En esta sección vamos a responder dos preguntas:

¿Qué es la BIOS?

El componente fundamental de todo ordenador es la Placa Madre. Su función es interconectar todos los componentes del ordenador. En la placa madre encontramos un chip conocido como CMOS (Siglas en inglés para semiconductores complementarios de óxido metálico)

CMOS actúa como memoria de almacenamiento volátil para un firmware conocido como BIOS. Decimos que es una memoria volátil porque en caso de que se corte la alimentación eléctrica su contenido se pierde. Es por eso por lo que CMOS tiene su fuente de alimentación independiente de la red eléctrica (su propia batería). Aunque el ordenador no esté conectado e incluso si la placa base no fue nunca conectada a un ordenador, CMOS está lista para usar con la configuración de fábrica. O, con las modificaciones que hagamos posteriormente en la configuración.

En caso de que la batería de 3 voltios que actúa como fuente de energía del chip CMOS se acabe, la configuración (ya sea de fábrica o modificada por el usuario) se perderá y deberemos ajustarla cada vez que desconectemos el ordenador y volvamos a encenderlo.

Dije antes que BIOS es un firmware. Esto es un programa informático que se integra a un componente de hardware y cuyo rol es permitir su funcionamiento. BIOS se ocupa de asegurarse que el ordenador está en condiciones de funcionamiento óptimas. Una vez hecho esto le pasa la posta al gestor de arranque del sistema operativo.

Cada placa base tiene su propio modo de acceder a la BIOS

Cuando el ordenador se desconecta de la red eléctrica, el chip CMOS obtiene energía de una batería que debe ser cambiada cuando se agota.

El nombre BIOS viene de las siglas en inglés para Sistema Básico de Entrada y Salida y se ocupa de la configuración de los componentes del ordenador.

BIOS tiene cuatro componentes principales:

  1. POST: Se encarga de verificar que los diferentes componentes de hardware funcionen correctamente, si no lo hacen informa mediante pitidos el tipo de error.
  2. Bootstrap Loader:  Busca un sistema operativo en condiciones de arrancar y le cede el control.
  3. Controladores de la BIOS: Conjunto de software encargado de gestionar a un nivel básico los diferentes componentes del hardware.
  4. Asistente de configuración: Permite configurar diferentes aspectos del hardware como el orden de arranque de los medios de almacenamiento o la fecha y hora del sistema.

Voy a contarles un secreto. Hace poco hice un curso de reparación de ordenadores. En mi caso fue para aprender a reparar mis propios equipos, pero el curso forma parte de un programa de capacitación laboral apoyado (y pagado) por el Ministerio de Trabajo de Argentina.

Para escribir este artículo quise recurrir a los apuntes del curso y, como medida adicional comparé lo que decía con la BIOS de mi propio ordenador. La conclusión es que el profesor estaba por lo menos 20 años desactualizado.

Mi consejo es que, si decides meter mano en la configuración de la BIOS u otra parte del hardware, busca información actualizada y compara todo lo que veas o leas con lo que veas en tu ordenador. Además, antes de hacer modificaciones toma nota y documenta con fotos y vídeos.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: AB Internet Networks 2008 SL
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.