Nuevas licencias de código abierto para responder a nuevas necesidades

El mundo de la tecnología avanza mucho más rápido que las leyes y estas tienen que esforzarse para alcanzarlo. En el caso del software libre y de código abierto, tanto la Free Software Foundation como la Open Source Initiative, los organismos encargados de regular las diferentes licencias) enfrentan periódicamente  el problema de como mantener sus principios y al mismo tiempo evitar que alguien se aproveche indebidamente.

En el último tiempo, la Open Source Initiative le dio el sello de aprobación a 4 nuevas licencias para propósitos específicos.

Nuevas licencias de código abierto

Cryptographic Autonomy License version 1.0 (CAL-1.0)

Fue creada en el 2019 por el equipo del proyecto de código abierto Holochain,

Esta licencia fue desarrollada para ser utilizada con aplicaciones criptográficas distribuidas. El inconveniente con las licencias tradicionales es que no obligaba a compartir los datos Esto podría perjudicar el funcionamiento de toda la red. Por eso la CAL también incluye la obligación de proporcionar a terceros los permisos y materiales necesarios para utilizar y modificar el software de forma independiente sin que ese tercero tenga una pérdida de datos o capacidad.

Open Hardware Licence (OHL)

De la mano de la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN) llegó esta licencia con tres variantes enfocadas en la posibiidad de compartir libremente tanto hardware como software.

Hay que hacer una aclaración. La OSI fue creada en principio pensando en el software por lo que no tiene mecanismos para la aprobación de licencias de hardware. Pero, como la propuesta del CERN se refiere a ambos rubros, esto posibilitó la aprobación.

Myriam Ayass, la asesora jurídica del Grupo de Transferencia de Conocimiento y Tecnología del CERN,  es la autora del texto de las nuevas licencias. Nadie mejor que ella para explicarnos su finalidad

Las licencias CERN-OHL significan para el hardware lo que las licencias libres y de código abierto son para el software. Definen las condiciones en las que un licenciatario podrá utilizar o modificar el material licenciado. Comparten los mismos principios que el software libre o de código abierto: cualquiera debe poder ver la fuente -la documentación de diseño en el caso del hardware-, estudiarla, modificarla y compartirla.

Como dijimos, la versión dos de la OHL contiene tres variantes. En las preguntas frecuentes explican esto haciendo una analogía con las licencias de código abierto del software

En el ámbito del software, hay tres regímenes de licencias libres y de código abierto generalmente reconocidos: permisivo, copyleft débil y copyleft fuerte. Hay preferencias y casos de uso para cada opción, y lo mismo ocurre en el hardware. Utilizamos la palabra «recíproco» en lugar de «copyleft» porque los derechos subyacentes en nuestro caso no se limitan a los derechos de autor.

Los interesados en distribuir sus diseños con este tipo de licencias deberán identificar la elegida usando las letras: S, W o P:

CERN-OHL-S es una licencia fuertemente recíproca:. El que utilice un diseño bajo esta licencia deberá poner a disposición las fuentes de sus modificaciones y agregados bajo la misma licencia.
CERN-OHL-W es una licencia débilmente recíproca: Solo obliga a distribuir las fuentes de  la parte del diseño que fue puesta originalmente bajo ella. No así los agregados y modificaciones.
CERN-OHL-P es una licencia permisiva. Permite a la gente tomar un proyecto, relicenciarlo y utilizarlo sin ninguna obligación de distribuir las fuentes.

Hay que decir que la gente del CERN parece haber encontrado la solución a un problema que viene afectando a algunos proyectos de código abierto.  Una gran empresa utiliza ese proyecto para comercializar servicios y no solo hace ningún aporte al proyecto original (ya sea con código o dando apoyo financiero) si no que también compite en el mismo mercado.

Ya habíamos hablado en Linux Adictos del caso de Elastic, un proveedor de tecnologías de búsqueda para la nube que cambió su licencia de código abierto por un esquema de doble licenciamiento  para prevenir que proveedores de servicios en la nube utilizaran sus productos sin contraprestación. La Open Source Initiative se pronunció fuertemente contra este tipo de prácticas.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.