Nueva demanda contra Google por su tienda de aplicaciones Android

Nueva demanda contra Google

36 estados de USA y su capital, Washington DC presentaron una nueva demanda contra Google, al considerar que su control sobre la tienda de aplicaciones de Android constituye un monopolio.

Este nuevo round de la pelea entre los políticos y las grandes tecnológicas se produce poco más de una semana después de que un juez desestimara por falta de evidencias una demanda del gobierno federal contra Facebook. Esa demanda fue en Washington y la actual, liderada por Utah, Carolina del Norte, Tennessee, Nueva York, Arizona, Colorado, Iowa y Nebraska se tramita en una corte federal de California.

Los abogados de Google se van a ganar los honorarios. Además de esta demanda tiene que enfrentar una presentada en octubre por el Departamento de Justicia y 14 estados donde se cuestiona su dominio en la búsqueda en móviles; otra sobre el mismo tema presentada por 38 estados en diciembre,; y una tercera demanda de 15 estados relacionada con el mercado publicitario.

Desde la empresa dijeron que de prosperar la demanda, se aumentaran los costos para los pequeños desarrolladores, se disminuirá su capacidad de innovar y competir, y se hará que las aplicaciones en todo el ecosistema Android sean menos seguras para los consumidores.

Según ellos:

Esta demanda no se trata de ayudar al pequeño o proteger a los consumidores», dijo la compañía. «Se trata de impulsar a un puñado de grandes desarrolladores de aplicaciones que quieren los beneficios de Google Play sin pagar por ello.

Soy un fanático del libre mercado y prefiero ver a los políticos lo más lejos posible. Pero, que quieren que les diga, leí la declaración de Google y sentí la necesidad de comprobar si todavía tenía la billetera.

Nueva demanda contra Google ¿De qué se trata?

Los responsables de la demanda quieren evitar la puesta en vigencia del próximo setiembre de la nueva comisión que exige Google. Un 30% de los bienes o servicios comercializados en Google Play.

Sobre el tema también hay demandas presentadas por grandes empresas como Epic Games, el desarrollador de Fornite y acciones colectivas en nombre de desarrolladores y consumidores individuales.

Tanto esas demandas como la presentada por los estados, se tramitarán ante el juez James Donato. Y, en este caso no hay diferencias entre demócratas y republicanos. A Donato lo designó Obama, pero entre los fiscales participantes hay republicanos.

Los demandantes sostienen que aunque existen otras tiendas de aplicaciones, Google se aseguró de que ninguna de ella pueda superar más del 5% del mercado. Es así que se niega a permitir que otras tiendas de aplicaciones se descarguen desde la Play Store oficial, que viene preinstalado en todos los teléfonos inteligentes Android. También se niega a permitir que otras tiendas de aplicaciones compren publicidad en su motor de búsqueda o en la plataforma de transmisión de videos YouTube de la que también es dueña.

Los fiscales ponen como ejemplo la forma en que Google intentó impedir que Samsung cuyos dispositivos tienen el 60% del mercado estadounidense de dispositivos Android) impulsara su propia tienda. De acuerdo con ellos, Google le habría ofrecido a Samsung una suma no revelada de dinero por adelantado y una parte de los ingresos obtenidos de su Play Store a cambio de que el fabricante coreano no firmara acuerdos exclusivos de distribución con desarrolladores.

Por lo que se sabe, las negociaciones no prosperaron, pero si logró evitar que desarrolladores abandonaran la tienda de aplicaciones o invitaran a los consumidores a descargar las actualizaciones de otros orígenes. No conforme con esto, además de dificultar la descarga de software de otras ubicaciones, desde Google habrían difundido información falsa para asustar a los usuarios.

La nueva demanda recibió un entusiasta apoyo de la Coalición para la Equidad de aplicaciones , un grupo que incluye a Epic, Spotify y Match entre otras:

Meghan DiMuzio, directora ejecutiva del grupo declaró:

A las tiendas de aplicaciones se les ha dado un pase libre para abusar de su posición dominante en el mercado durante demasiado tiempo.

Tendremos esperar a ver que pasa con el juicio de Epic contra Google que comienza en abril del año próximo


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Un comentario, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Miguel Rodriguez dijo

    Lo que tenía que haber hecho Samsung si quería desligarse de las políticas de Google es haber apoyado al menos uno de los proyectos que forkean android, de manera que otros desarrolladores de móviles siguieran su ejemplo, permitiendo una sencilla de la tienda de software de preferencia del usuario al momento de comprarlo o que desde la propia tienda por defecto se permita instalar otras tiendas de app y deshabilitar luego la que viene por defecto. De haber ocurrido, casos como este no terminarían dentro de los tribunales ya que la mayor ambición de los políticos no es sólo ganar más dinero o votos, sino la ansia por regular aún todavía más.