Modifica temporalmente cualquier elemento del navegador Vivaldi con este truco

Modificando Vivaldi con CSS

Vivaldi es el mejor navegador con el que podemos trabajar los usuarios más exigentes. Nos permite hacer de todo, y en su v5.6 incluso podemos usar iconos personalizados. Por si esto fuera poco, hay un truco con el que podremos retocar prácticamente cualquier elemento, aunque para ello es necesario tener ciertos conocimientos de HTML, CSS y estar familiarizados con las herramientas del desarrollador de Chrome/Chromium. Los cambios son un poco como los que le podemos hacer a cualquier página web, con una pequeña diferencia.

En cualquier navegador, si abrimos las herramientas del desarrollador y seleccionamos un elemento, podemos aplicar reglas CSS. Por ejemplo, podemos cambiar el tipo de fuente, añadir bordes redondos a campos de texto o cambiar el color de fondo, pero los cambios desaparecen cuando se refresca la página. Las modificaciones que le haremos a Vivaldi también desaparecerán, pero cuando reiniciemos el navegador o abramos una nueva ventana del mismo. Lo bueno, los cambios temporales se mantienen durante ese tiempo.

Cómo modificar elementos de Vivaldi con CSS

El truco es bastante sencillo. Tenemos que ir a vivaldi://inspect/#apps y, bajo chrome-extension://mpognobbkildjkofajifpdfhcoklimli/browser.html, hacer clic en «Inspect». Aparecerá una ventana emergente (diría) exactamente igual a las herramientas del desarrollador del navegador, pero estas nos permitirán modificar cualquier elemento del navegador. No en vano, el enlace anterior termina con «browser.html».

Y los cambios se hacen tirando de nuestros conocimientos de HTML y CSS. Primero, hacemos clic en la flecha que hay arriba a la izquierda de las herramientas del desarrollador, que sirve para seleccionar elementos. Cuando seleccionemos lo que queramos modificar, abajo, en element.style, añadimos nuestras reglas CSS. ¿Y para qué puede ser esto útil? Pues una imagen vale más que mil palabras: en la captura anterior, lo que he hecho ha sido cambiar el color del icono de DeepL, que por defecto es azul oscuro; no se ve sobre fondo gris. Le he aplicado dos filtros: uno para que sea una escala de grises (lo dejará en blanco y negro) y otro que lo invierta, de manera que aparece en blanco.

Cabecera agrandada

Las diabluras que se pueden hacer son infinitas. En la captura anterior, he localizado el nivel más alto en el que está el panel superior y le he puesto que tenga 300px de alto. Lógicamente, es un cambio que he revertido al instante, pero es un ejemplo sobre lo que se puede hacer.

Cambios temporales

Como hemos explicado, la pequeña diferencia con los cambios que podemos hacer en las páginas web es que, al no haber un refresco, se mantendrán hasta que la ventana se cierre o abramos una nueva. Otra diferencia es que estas herramientas del desarrollador no tienen que estar abiertas para que los cambios se queden; podemos cerrarlas. Cuando hacemos cambios parecidos en una página web, éstos desaparecen cuando cerramos las herramientas del desarrollador.

Vivaldi nos ofrece muchas posibilidades, y este es otro buen ejemplo de ello.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: AB Internet Networks 2008 SL
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.