Microsoft 365 y Edge. Una alternativa a tener en cuenta en Linux

Microsoft 365 y Edge

Los usuarios de Linux no somos un colectivo homogéneo. Cada uno tiene diferentes necesidades y deseos. Hay quienes abrazaron al software libre como parte de una ideología política, algunos que lo utilizan por razones económicas (aunque si pudieran serían usuarios de Mac), otros porque se lo imponen y, finalmente los que lo usamos porque nos parece mejor.

Esta diferencia hace que algunos lectores se ofendan cuando recomendamos productos de Microsoft(Por algún motivo, Google parece no molestarles tanto aunque sus prácticas monopólicas dejan los peores momentos de Microsoft reducidos a travesuras sin importancia). Según ellos, deberíamos ser el periódico parroquial de la religión del Software Libre y solo hablar de los “herejes” para fustigarlos.

Mi opinión es que debemos celebrar que existan alternativas, y dejar que cada uno decida que es lo que quiere utilizar.

Soy un gran admirador del trabajo de The Document Foundation y sus esfuerzos por devolver a los usuarios el control de sus documentos. Como bloguero escribo sobre LibreOffice desde que se escindieron de OpenOffice y, uso esta suite ofimática a partir del momento en que una actualización de una versión preliminar de Ubuntu borró OpenOffice y la instaló.

Pero, a la hora de escribir, me gusta más usar la versión online de Office desde Microsoft Edge.

Por supuesto que conozco las implicaciones de privacidad. Jamás lo usaría para escribir algo que no quiera compartir con la NSA o el FBI. Sin embargo, a la hora de crear o ver los documentos con los que solemos trabajar los usuarios comunes, me parece la mejor opción.

¿Por qué hablo de la combinación Microsoft 365 y Edge?

La versión online de Office funciona con cualquier navegador pero, bastante mejor en Chrome que en Firefox. Sin embargo, en aquellos navegadores basados en Chrome que no sean Edge, tienes que instalar complementos adicionales para hacer cosas como copiar y pegar desde el ratón

Aunque Edge para Linux está en fase de pruebas, tanto la versión Dev como la beta (un poco más estable) funciona sin inconvenientes. Solo tienes que descargar el paquete en formato DEB o RPM e instalarlo con el gestor de paquetes de tu distribución. El proceso de instalación agregará un repositorio que mantendrá actualizado el navegador.

¿Qué es Microsoft 365?

Microsoft 365 es la respuesta de la empresa a la cantidad de usuarios que se pasaron a Google Docs y Workspaces. Básicamente son versiones de sus aplicaciones más comunes para usar en la nube. En muchos casos de forma gratuita.

Las aplicaciones incluidas son:

  • Word
  • Excel
  • Powerpoint
  • OneNote (Notas jerárquicas multimedia)
  • Sway (Creación de contenidos y otros documentos de fuerte impacto visual)
  • Outlook (Contactos)
  • Calendarios
  • Form
  • OneDrive (Almacenamiento en la nube)
  • Forms
  • Skype

¿Por qué me parece una buena alternativa?

En primer lugar me gusta el hecho de que sea multidispositivo. La aplicación móvil tiene funcionalidad de reconocimiento óptico de caracteres. Para alguien tan corto de vista como yo, la posibilidad de sacar una foto de un menú o cartel y, poder ampliar la tipografía para leerlo es indispensable. El OCR funciona tanto con Word como con Excel, esto lo hace ideal para actualizar listas de precios desde el formato papel.

También es fantástico poder trabajar durante un viaje en el esbozo de un documento y terminarlo en tu computadora cuando llegas.

Con respecto a la versión web, aunque soy bastante buen mecanógrafo, mis pensamientos suelen ir más rápido que mis dedos por lo que muchas veces se producen errores.

En ese sentido, el editor permite detectar fácilmente errores de tipeo, gramaticales y, si te importan esas cosas, lenguaje discriminador o referencias geopolíticas sensibles. Además te permite controlar si eres claro, conciso o estás plagiando contenido de Internet.

El confinamiento por la pandemia puso de moda el trabajo colaborativo a distancia. Y con Microsoft 365 es posible editar en tiempo real cualquier documento junto a otra persona

Aunque OneDrive, el servicio de almacenamiento en la nube, no tiene un cliente nativo para Linux (Por más que Cuentas en línea de GNOME prometa que si se puede usar) utilizando Rsync es posible integrarlo al gestor de archivos de nuestra distribución como si fuera un disco conectado más.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Un comentario, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   chapucero dijo

    Si claro, me lo dice un tío que tenía una pena de blog que no le funcionó y que después lo contrataron los chapuceros de lx que no saben ni escribir y que todos los artículos son robados de otras fuentes, las cuales no se dignan ni en indicarlas. En Linux no nos hace ninguna falta lo que indicas aquí, tenemos muy diversas soluciones y mucho mejores. No me extraña que tu blog no funcionara.