Mercado de usuarios corporativos ¿Cómo puede conseguirlo Linux? Opinión

Mercado de usuarios corporativos

Se ha repetido demasiadas veces que los chinos escriben la palabra crisis combinando los ideogramas que representan peligro y oportunidad, sin embargo, nadie fue capaz de encontrar una mejor definición. La aparición de Windows 11 puede significar una gran oportunidad para convencer a la gente de las bondades del hardware basado en estándares abiertos. Sin embargo, como expresé en el artículo anterior, sin aplicaciones nativas que se destaquen, esto nunca va a pasar.

Y, si no pasa, quedaremos atados a la obsolescencia programada y otros caprichos de los fabricantes de hardware.

En el artículo anterior hablé del mercado doméstico. Veamos cuales son los planes de Windows 11 para el mercado corporativo y ver que puede aprender y adaptar el código abierto.

Microsoft quiere seducir a las empresas

Permítanme sumar otro lugar común. A la mayoría de los analistas el árbol no les dejó ver el bosque. Casi todos se enfocaron en el cambio de la interfaz de usuario, en la compatibilidad con Android o en los requerimientos de hardware. Sin embargo, aunque no fueron tan visibles ni completos, hay fuertes señales de que Microsoft sigue decididamente interesado en el mercado corporativo.

A diferencia del mercado doméstico, donde su liderazgo se vio disminuido por el cada vez mayor uso de dispositivos móviles (dominado por iOS y Android) los consumidores corporativos seguían fieles a los productos de Redmond. Sin embargo, de la mano de los Chromebooks, Google apuntó con cierto éxito a este segmento. Y, cuanto más Chromebooks se vendan, más usuarios para sus soluciones en la nube y de trabajo colaborativo.

La gran baza de Google es que, de la mano de sus distribuidores, entrega los dispositivos listos para usar en la red del cliente. (Red gestionada por Google Workspace) No estamos hablando de los Chromebooks domésticos. Son equipos con medidas de seguridad adicionales y, al menos en EE.UU; capaz de comunicarse usando 4g en caso de falta de disponibilidad de Wi Fi. El sistema operativo (Chrome OS) ya viene instalado y puede ejecutar aplicaciones de Android y Linux (Más algunas de Windows bajo Wine)

Microsoft no puede o no quiere, al menos por el momento, hacer su propio Chrome OS, pero, para evitar el éxodo masivo de usuarios a otras plataformas Microsoft ofrece soporte gratuito para las empresas dentro de 150 o más puestos de Microsoft 365, para apoyar las migraciones a Windows 11 a través de su programa App Assure.

Para que sus clientes no caigan en la tentación de usar Zoom, Google Meet o Slack, Microsoft Teams se encuentra en la barra de tareas, permitiendo a los usuarios de Windows 11 conectarse mediante texto, chat, voz o vídeo con cualquier persona y en cualquier lugar a través de Windows

Microsoft necesita el apoyo de los gerentes de TI. Esas personas suelen ser los más cautelosos antes de decidir adoptar un nuevo sistema operativo. Y, tienen que serlo porque son los responsables de mantener todo funcionando de manera segura. Es por eso que la empresa se ocupó en insistir en que Windows 11 se podrá administrar exactamente como Windows 10.

Por otra parte, la firma también garantizó que las aplicaciones existentes para Windows 10 funcionarán exactamente igual en la nueva versión y liberó herramientas para que tanto desarrolladores como administradores de sistemas puedan detectar los problemas a tiempo.

Mercado de usuarios corporativos ¿Qué debería hacer Linux?

En una columna anterior dije que la clave para el mercado doméstico eran las aplicaciones, no las meras copias de versiones antiguas del software privativo, si no programas con características propias que entusiasmen. Y, que ese entusiasmo lleve a la gente a comprar hardware con Linux instalado en forma nativa.

Como vimos con el ejemplo de los Chromebooks y, lo que está ofreciendo Microsoft con Windows 11, en este mercado la clave es ofrecer soluciones integrales. Con soluciones integrales me refiero a una combinación de hardware, software y servicios que sirvan para facilitar la operatoria de las organizaciones.

Linux ya está instalado en el mercado de los servidores y la nube, por lo que las empresas lo conocen. De lo que se trata ahora es de extenderlo a otros sectores de la organización.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

3 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Alejandro dijo

    Hola:
    Estoy plenamente de acuerdo contigo. Si Gnu Linux no se moderniza (en todos los sentidos) nunca superará el 1%.
    Me recuerda los comienzos de la Revolución Industrial, los talleres artesanales versus las fábricas.
    Sin embargo, hay algo que no entiendo, (disculpa mi ignorancia). ¿No se suponía que Ubuntu iba a ser la empresa señera que iba a dar este gran paso? La que iba a disputarle el mercado a Microsoft Windows? Dada la gran cantidad de recursos con la que cuenta Cannonical, recuerdo haber leído que iba a significar un antes y un después en el mundo del pinguino.

    1.    Diego Germán González dijo

      Acá entramos en el terreno de lo opinable. Esta es mi visión.
      En primer lugar los grandes recursos de Canonical nunca fueron tan grandes. Era una empresa mucho más chica que la ex Novell o Red Hat.
      Hasta que casi por casualidad no descubrieron el mercardo de la nube, Canonical no tuvo ganancias.
      En segundo lugar, la inconstancia de Mark Shuttleworth. Un día tenías la posibilidad de instalar un driver privativo desde el principio y al otro día no. Un día te levantabas con GNOME y al otro con Unity. Recuerdo haber escrito un artículo sobre el futuro de Ubuntu en los móviles y antes de publicar algo me dice que mire el mail. Era el anuncio de que Canonical abandonaba el mercado de los móviles.
      Otro problema fue su hipersensibilidad a las opiniones de la comunidad Debian. Se abandonaron proyectos interesantes porque «no eran abiertos»

      1.    Miguel Rodríguez dijo

        ¿Entonces lo más prometedor ahora es Manjaro?. En los 6 años que llevo de uso, sólo he tenido que corregir 3 errores graves en mi máquina, pero de resto es bastante estable, lo malo es no disponer de herramientas en linux que permitan una sencilla instalación de programas y juegos de windows, cosa que de verdad limita a muchos usuarios domésticos, pero a nivel empresarial creo que Manjaro podría ser un buen competidor (siempre que las herramientas empresariales no estén muy ligadas a windows de manera que no corran o lo hagan con imperfecciones mediante wine o que estas herramientas empresariales no tengan soporte fuera de sistemas windows o que no puedan ser reemplazadas por alternativas libres), si incluso ya se está aventurando en el mundillo de los teléfonos y tablets con pine64