Los programas para Ubuntu. Diferentes orígenes de software

Los programas para Ubuntu

Hace algunos años, una de las cosas que había que explicarles a los usuarios que venían de Windows era que Linux tenía un paradigma diferente a la hora de instalar programas. En lugar de tener que descargarlos desde la web del desarrollador se usaban repositorios y gestores de paquetes.

Gracias a la popularización de los dispositivos móviles y sus tiendas de aplicaciones, hoy esto ya no suena como algo de otro planeta. Sin embargo, nos queda el desafío de explicarles los distintos formatos de programas disponibles para Linux, sus diferencias y sus características.

Dado que es la distribución que más ha contribuido a la confusión general, nos vamos a centrar en Ubuntu. Más concretamente en la última versión disponible al momento de escribir este artículo Ubuntu 20.10 Groovy Gorilla.

Los programas para Ubuntu. Diferentes tipos de orígenes

En Linux existen varias formas de instalar programas

  • Usando un gestor de paquetes
  • Utilizando el emulador de terminal
  • Descargando de Internet y haciendo doble clic sobre el archivo.
  • Compilando

Usando un gestor de paquetes

En Ubuntu, el gestor de paquetes por defecto (en todos los sentidos de la palabra) Es el Centro de software de Gnome (CSG) . El centro de software no es diferente de las tiendas de aplicaciones de los dispositivos móviles. Podemos buscar los programas por nombre o por función e instalarlos y desinstalarlos haciendo clic en un botón.

Cuando pulsamos sobre el nombre de un programa podemos ver una descripción sobre lo que hace, el tipo de licencia y las valoraciones de otros usuarios.

No soy precisamente un fanático de esta aplicación y prefiero otras alternativas como el Gestor de Paquetes Synaptic que, sin ser tan bonito, es mucho más práctico y contiene información más completa sobre los programas que el CSG

Utilizando el emulador de terminal

Otra forma de instalar programas es escribiendo los comandos adecuados en el emulador de terminal. Este método suele ser más rápido que utilizar el Centro de Software además de que nos permite detectar errores y conocer información sobre bibliotecas o programas cuya instalación no es obligatoria pero, que mejoran la funcionalidad del que estamos instalando.

Los dos primeros métodos se basan en el uso de repositorios. Los repositorios son archivos de software alojados en servidores externos. Los programas incluidos en los repositorios oficiales son controlados por los responsables de cada distribución para garantizar su correcto funcionamiento al momento de la instalación. Cada cierto tiempo el sistema operativo verifica los repositorios para ver si es necesario actualizar los programas ya instalados.

Las distribuciones Linux suelen permitir la utilización de repositorios mantenidos por terceros, aunque no se hacen responsables de la compatibilidad ni la seguridad de los programas incluidos.

Descarga de Internet

En Ubuntu es posible instalar programas descargándolos de Internet e haciendo doble clic sobre ellos. Son programas empaquetados en el formato de paquetes DEB (nativo de las distribuciones derivadas de Debian como Ubuntu). Al hacer doble clic se abre el Centro de software que los instala como si fuera un programa de los repositorios. La diferencia es que, al menos que el desarrollador de ese paquete haya incluido la opción de agregar un repositorio, no será posible instalar actualizaciones.

Otra posibilidad es que se trate de archivos ejecutables escritos en lenguajes de programación multiplataforma como Java o de paquetes autocontenidos como los que están en formato. Appimage.

En todos los casos debemos asegurarnos que provengan de fuentes confiables antes de instalarlos.

Compilación

La compilación consiste en transformar un archivo de código fuente (escrito en un lenguaje de programación amigable con los humanos) en otro lenguaje más amigable con el procesador que lo ejecutará con mayor rapidez. No es un procedimiento complejo cuando uno sabe lo que está haciendo, pero lleva su tiempo. Por lo que la mayoría de las personas prefieren utilizar los otros métodos de instalación.

En el próximo artículo vamos a explicar cuál es la diferencia entre los diversos repositorios propios y de terceros que utiliza el gestor de paquetes de Ubuntu.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.