Los bloqueadores de publicidad en Chrome ¿Seguirán funcionando?

Los bloqueadores de publicidad son algunas de las extensiones más descargadas.

Oferta de extensiones para bloquear publicidad en el navegador Chrome

Los bloqueadores de publicidad se convirtieron en un accesorio importante para la mayoría de los internautas. La publicidad es la principal fuente de ingresos de Google. Google Chrome es el navegador más usado. ¿Resultado? Google Chrome podría impedir el funcionamiento de los bloqueadores de publicidad. A menos, que les reemplaces esos ingresos de otra forma. Por ejemplo, convirtiéndote en un cliente corporativo.

Por supuesto, que esa es la lectura que hace gente muy mal pensada. Oficialmente, lo que hizo Google fue presentar un plan para mejorar el funcionamiento de su navegador. Lo demás son efectos colaterales.

¿Cuál es el problema con los bloqueadores de publicidad?

El año pasado, Google presentó un plan para mejorar el funcionamiento de las extensiones de su navegador.  Algunos desarrolladores notaron que parte del plan, llamado Manifiesto v3, podría perjudicar el funcionamiento de los bloqueadores de anuncios.

Oficialmente, Manifesto v3 está diseñado para mejorar el rendimiento, la privacidad y la seguridad de las extensiones de Chrome. Una de las formas de hacerlo es limitar la forma en que las extensiones podrán examinar aspectos de los sitios web. Los críticos aseguran que esto es un disparo en la línea de flotación de las extensiones de bloqueo de anuncios y privacidad.

Desde Google señalaron que los cambios propuestos en el Manifiesto V3 tienen por objeto dar más control a los usuarios finales. También, remarcaron que la versión Chrome enterprise ofrece opciones de control administrativo y es gratuita y permitirá a los usuarios dar los permisos necesarios a los bloqueadores de anuncios.

Lo que no dijeron es que van a seguir promocionando agresivamente la versión normal, mientras que solo los más informados podrán encontrar la empresarial.

Explicación técnica

En el foro de Chromium, cuya base sirve para el navegador Chrome, se dio la siguiente explicación:

Chrome está despreciando las capacidades de bloqueo de la API webRequest según el Manifesto V3, no toda la API webRequest (aunque el bloqueo seguirá estando disponible para las implementaciones empresariales

De la misma forma, la empresa aseguró que:

Apoya el uso y desarrollo de bloqueadores de anuncios y está trabajando con los desarrolladores para crear un sistema de filtrado de contenidos que preserve la privacidad y limite la cantidad de datos confidenciales compartidos con terceros.

Justin Schuh, líder de seguridad de Chrome, hizo declaraciones en el mismo sentido:

La única motivación en este caso es corregir las principales deficiencias en materia de privacidad y seguridad del sistema actual. Lo sé, porque yo establecí ese enfoque y el equipo informa a través de mí

La otra campana sobre los bloqueadores de anuncios

Los bloqueadores de anuncios no solo impiden que el usuario vea la publicidad. También bloquean los sistemas de seguimiento que las empresas utilizan para evaluar su rendimiento.  Por lo que se sabe es que hay más de seiscientos millones de dispositivos que lo utilizan.

La discusión tiene que ver con las reglas que utilizan los bloqueadores de anuncios para decidir qué se le muestra al usuario que ingresa a una página web. El diseño actual de Chrome permite muchas de estas reglas, por ejemplo, un bloqueador de anuncios puede comprobar si los elementos de un sitio web provienen de una larga lista de direcciones de Internet relacionadas con la publicidad.

El nuevo enfoque establece un límite para esas reglas. Por el momento se habla de un máximo de 30,000. Los desarrolladores de bloqueadores, consideran que es un número insuficiente. Uno de los bloqueadores más conocidos, uBlock Origin emplea más de 90,000.

Aquí es donde los teóricos de la conspiración hacen agua. No sería una medida muy inteligente por parte de Google proteger su negocio publicitario con este método. Las treinta mil reglas pueden no alcanzar para bloquear a todos los servicios de publicidad online. Pero son suficientes para bloquear los avisos de Google.

Las últimas noticias son que la empresa planeta aumentar las reglas a treinta y cinco mil y no cerró la puerta a llevarlo aún más lejos, sujeto a las pruebas de rendimiento. Mientras tanto, Firefox, Chrome, Vivaldi, Opera y Brave ya están preparando sus estrategias para captar nuevos usuarios.

Por mi parte, estoy dispuesto a darle el beneficio de la duda a Google (siendo usuario de Brave y Firefox) Sin embargo, que una empresa controle tantos aspectos de Internet me parece preocupante. Espero que la investigación antimonopolio del Departamento de Justicia termine ordenando una división. A la larga va a ser mejor para los usuarios y la empresa.


3 comentarios, deja el tuyo

  1.   Miguel Angel dijo

    El problema es que el bloqueo que planea Google lo va a implantar en la base Chromium, osea va a abarcar a todos los demás navegadores basados en él: Opera, Edge, Vivaldi, Brave, ect.

    El único navegador libre de Google que queda es Firefox.

  2. El código de Chromium es abierto. No van a faltar desarrolladores que hagan las modificaciones

  3.   Miguel Angel dijo

    Pero para eso tendrian que hacer un fork de Chromium o modificarlo en cada versión.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.