LinuxBoot continúa muy vivo…

Ya hablamos de LinuxBoot en este blog, que era un sistema que quería sustituir a UEFI, que tan mala reputación tiene. Ese proyecto surgió especialmente para HPC (basados en x86), es decir, para servidores y supercomputadoras, que es donde actualmente se está aplicando. La Linux Foundation quiere sustituir UEFI por completo y este proyecto es un enorme paso para desplazar este firmware tan opaco, lento y que a veces falla o tiene problemas de seguridad.

Ya sabemos que el firmware siempre ha tenido un propósito simple, que es iniciar el sistema operativo. Pero con la creciente complejidad del hardware, esto cada vez es más complejo de implementar. Actualmente, el firmware tiene que configurar muchos componentes del sistema, con muchas interfaces o medios de arranque, admitir protocolos avanzados y funciones de seguridad, etc. Por tanto, algo simple se ha transformado en un problema complejo.

El arranque tiene tres fases: SEC, PEI y DXE. El entorno de ejecución del controlador o DXE es donde el sistema UEFI carga los controladores para los dispositivos configurados. LinuxBoot reemplazará la funcionalidad de firmware específica como es esta fase UEFI DXE con un kernel Linux en tiempo de ejecución. Además de lograr mayor confiabilidad en el arranque, también ofrece mejor rendimiento, ya que puede hacerlo en hasta 20 veces más rápido.

Eso lo ha hecho perfecto para muchos servidores y supercomputadoras, y también en muchos embebidos y aplicaciones militares. Y tenemos buenas noticias ya que, aunque parece algo parado dicho proyecto, está muy vivo. En la cumbre FOSDEM 2019 se habló de ello y los ingenieros de Facebook y Google están contribuyendo al proyecto muy activamente para liberar el hardware a más bajo nivel. Estas dos compañías lo están usando para ganar en velocidad y confiabilidad para sus grandes máquinas, pero no son las únicas involucradas, también hemos conocido ahora Horizon Computing, Two Sigma, 9elementes Cyber Security, etc.


Sé el primero en comentar