Consejos: libera espacio de tus discos y medios extraíbles en GNU/Linux

disco duro por dentro

Es posible que en tu disco duro tengas gran cantidad de archivos, muchos de ellos copias que vas almacenando durante el tiempo y que no recuerdas si ya lo había guardado o no. Lo mismo ocurre con pendrives o discos duros externos, donde se van haciendo copias de seguridad de tus datos y finalmente se llenan con gran cantidad de duplicados. Pero también es probable que contengan temporales, cache y otra basura que no sirve para nada.

Si quieres localizar esos duplicados de forma automática y eliminarlos, así como eliminar todo lo que no sirva para que no ocupen tanto espacio, dejando hueco para otros, en Linux tienes varias alternativas para hacerlo de una forma rápida. Eso te evitará tener que eliminar otras cosas prácticas de tus medios o a tener que comprar cada vez más y más discos adicionales para poder almacenar todos los datos que generas.

Ten en cuenta que es probable que en un disco haya cientos o miles de directorios, con miles o millones de ficheros. Es imposible ir mirando uno a uno y acordarse de los que has visto para saber si están o no duplicados, ni tampoco saber todos los directorios donde se suele almacenar todos esos residuos que no sirven ya. Por eso lo mejor es dejárselo en manos de herramientas…

  • Localizar y eliminar los duplicados: uno de los problemas más frecuentes son los duplicados. Imágenes, vídeos, y otros muchos tipos de archivos que pueden estar duplicados en tus medios. Para localizarlos te recomiendo una herramienta fácil e intuitiva como es FSlint que puedes instalar desde el Centro de Software de tu distro o desde los repositorios con el gestor de paquetes de tu distro. Aunque si prefieres el terminal, hay otras como fdupes, rfind, etc., pero debes usarlas con cuidado si no quieres eliminar lo que no quieres… Con FSlint solo tienes que:
    • Abrir la app.
    • Pulsar en el botón Añadir y selecciona la carpeta o disco que quieras analizar para buscar duplicados.
    • Si existe otra ruta agregada previamente donde no quieres buscar, puedes seleccionarla y pulsar Quitar.
    • Selecciona la opción Recursivo si quieres que busque también en los subdirectorios que pueda contener esa unidad o directorio.
    • Una vez lo tengas, pulsa Buscar para que comience el análisis. En función del tamaño de la unidad y de la cantidad de ficheros, puede tardar más o menos. Si es un disco grande te puedes ir mientras a hacer otra cosa, puesto que tardará…
    • Cuando termine verás que muestra la lista de duplicados que ha localizado. Si le das a Seleccionar los selecciona todos. Puedes ir uno a uno dejándolo marcado o deseleccionándolo si lo quieres mantener.
    • Una vez estén marcados solo los que quieres eliminar, pulsa en Borrar para que se eliminen.
  • Eliminar residuos molestos: debes instalar la app Bleachbit en tu sistema. Una vez instalada, su uso es muy simple. Puedes marcar todos los campos que quieras eliminar. Luego pulsar en Limpiar para que comience a borrar todo eso que has marcado. Yo personalmente suelo eliminar lo siguiente:
    • Marca tu gestor de paquetes para que elimine todos esos paquetes, cache y listas que se hayan almacenado cuando has instalado o actualizado y ya no sirven. Por ejemplo, si trabajas con Debian y derivados, te aparecerá una entrada llamada APT y varias subopciones. Marca todo.
    • El historial de Bash no suelo eliminarlo, porque hago uso de él, pero si tú no lo usas, puedes marcarlo también.
    • El Escáner profundo es recomendable solo si sabes bien lo que haces, además, si lo marcas podría tardar una eternidad… Por eso yo prefiero no marcarlo, y en todo caso lo hago manualmente en otras tareas de mantenimiento. Además, algunas de las opciones tienen como objetivo un disco que esté compartido o haya pertenecido a Windows, ya que busca los dichosos Thumbs.db que genera el sistema de Microsft en algunas carpetas con archivos multimedia. Pero si no es tu caso, no lo selecciones.
    • Navegadores, si tienes uno o varios navegadores, así como otros programas que generan cache o temporales, como pueden ser clientes de correo, etc., marca todo si sabes bien lo que haces. De lo contrario, no lo hagas o marca solo ciertos campos. Por ejemplo, es posible que tu Firefox tenga contraseñas, configuraciones web, y formularios que deseas conservar por comodidad. En cambio, es probable que la cache, el historial, y las cookies sí que quieras eliminarlas.
    • Por último, el apartado Sistema tampoco te recomiendo que lo marques (al menos todo) si no sabes bien lo que estás haciendo. Podrías eliminar temporales, cache, papelera y portapapeles si no lo usas. Pero, por ejemplo, los registros podrías necesitarlos para consultarlos, etc.
  • Kernels antiguos: otra de las cosas que pueden ocupar bastante espacio es si tienes varias imágenes de kernels antiguos intalados que no usas. Si has compilado un nuevo kernel, no debes eliminar el anterior para que el sistema pueda arrancar con el funcional en caso de que el nuevo no funcione. También hay algunos que por cuestiones de desarrollo o cualquier dependencia necesitan trabajar con varios a la vez. Pero en la mayoría de los casos, los usuarios normales no necesitan varios kernels. Aunque lo puedes hacer desde la línea de comandos, puede que si eres novato no sepas muy bien cómo. En ese caso te aconsejo lo siguiente:
    • Ukuu: es una app con interfaz gráfica sencilla para gestionar tus kernels en Ubuntu, aunque ya está en desuso, ya no se sigue desarrollando, pero sigue funcionando. Te aparecerán el listado de kernels que puedes seleccionar y Remove (eliminar) si no los quieres. ¡Cuidado con no borrar el que usas!
    • KittyKernel: similar a la anterior, con una sencilla GUI con la que poder gestionar las versiones de kernel que tienes instaladas para eliminar lo que no necesites.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.