La nueva version de NTFS-3G 2021.8.22 llega solucionando 21 vulnerabilidades

Despues de poco más de cuatro años del último lanzamiento, se ha dado a conocer la nueva versión de «NTFS-3G 2021.8.22»  que incluye un controlador open source que opera en el espacio del usuario usando el mecanismo FUSE y un conjunto de utilidades ntfsprogs para manipular particiones NTFS.

El controlador admite la lectura y escritura de datos en particiones NTFS y puede ejecutarse en una amplia gama de sistemas operativos compatibles con FUSE, incluidos Linux, Android, macOS, FreeBSD, NetBSD, OpenBSD, Solaris, QNX y Haiku.

La implementación proporcionada por el controlador del sistema de archivos NTFS es totalmente compatible con Windows XP, Windows Server 2003, Windows 2000, Windows Vista, Windows Server 2008, Windows 7, Windows 8 y Windows 10. El conjunto de utilidades ntfsprogs permite poder realizar operaciones como la creación de particiones NTFS, verificación de integridad, clonación, cambio de tamaño y recuperación de archivos eliminados. Los componentes comunes para trabajar con NTFS utilizados en el controlador y las utilidades se han movido a una biblioteca separada.

Principales novedades de NTFS-3G 2021.8.22

El lanzamiento de esta nueva versión de NTFS-3G 2021.8.22 se destaca por corregir 21 vulnerabilidades de las cuales varias de ellas pueden permitir que un atacante que utilice un archivo de imagen con formato NTFS creado con fines malintencionados o un almacenamiento externo que pueda ejecutar código privilegiado arbitrario si el atacante tiene acceso local y el binario ntfs-3g es setuid root, o si el atacante tiene acceso físico a un puerto externo a una computadora que está configurada para ejecutar el binario ntfs-3g o una de las herramientas ntfsprogs cuando el almacenamiento externo está conectado a la computadora.

Estas vulnerabilidades son el resultado de una validación incorrecta de algunos de los metadatos de NTFS que podrían causar desbordamientos de búfer, que un atacante podría aprovechar. Las formas más comunes de que los atacantes obtengan acceso físico a una máquina es a través de la ingeniería social o un ataque en una computadora desatendida.

Las vulnerabilidades fueron catalogadas bajo los siguientes CVE: CVE-2021-33285, CVE-2021-35269, CVE-2021-35268, CVE-2021-33289, CVE-2021-33286, CVE-2021-35266, CVE-2021-33287, CVE-2021-35267, CVE-2021-39251, CVE-2021-39252, CVE-2021-39253, CVE-2021-39254, CVE-2021-39255, CVE-2021-39256, CVE-2021-39257, CVE-2021-39258, CVE- 2021-39259, CVE-2021-39260, CVE-2021-39261, CVE-2021-39262, CVE-2021-39263

Y las puntuaciones fueron de la más baja 3.9 hasta la más alta 6.7, con lo cual ninguna de las vulnerabilidades que fueron resueltas estuvo marcada como alta y que tuviera que tener una rápida atención.

Por otra parte, de los cambios que no son relacionados con la seguridad en NTFS-3G 2021.8.22, podremos encontrar por ejemplo la fusión de las bases de código de las ediciones extendida y estable de NTFS-3G, con la transferencia del desarrollo del proyecto a GitHub. Además, esta nueva versión también incluye correcciones de errores y problemas de compilación con versiones anteriores de libfuse.

Por separado, los desarrolladores analizaron los comentarios sobre el bajo rendimiento de NTFS-3G y el análisis mostró que los problemas de rendimiento están asociados por regla general, con la entrega de versiones desactualizadas del proyecto en distribuciones o el uso de configuraciones predeterminadas incorrectas, como por ejemplo el montaje sin la opción «big_writes», sin la cual la velocidad de transferencia de archivos disminuye 3-4 veces.

Según las pruebas realizadas por el equipo de desarrollo, el rendimiento de NTFS-3G está por detrás de ext4 solo en un 15-20%.

Finalmente tambien vale mencionar que hace ya varias semanas Linus Torvalds le pidió a Paragon Software que enviara el código para fusionar su nuevo controlador NTFS. En ese entonces se tenía pensando que el controlador podría agregarse en Linux 5.14-rc2, lo cual no sucedió, pero si estará siendo integrado en la versión de Linux 5.15

Esto fue debido a que para tener acceso completo a las particiones NTFS desde Linux, se tenía que usar el controlador FUSE NTFS-3g, que se ejecuta en el espacio del usuario y no proporciona el rendimiento deseado.

Todo parecía ir para Paragon, pero hace pocos dias, a Linus Torvalds no le agrado la forma en la que Paragon envió el mensaje de confirmación para la fusión del código en el Kernel, por lo cual lanzo una serie de comentarios criticando esta situación. Si quieres conocer más al respecto, puedes consultar los detalles en el siguiente enlace.

Fuente: https://sourceforge.net/


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.