La historia de Tux, la mascota más famosa del software libre

La historia de Tux

Aprovechando que mi compañero Pablinux resucitó involuntariamente la cuestión sobre la verdadera naturaleza del logo de Firefox, que el domingo es un día ideal para lecturas livianas y, que mi computadora principal está en el servicio técnico con todo lo que necesito para terminar la serie sobre Jekyll, es buen momento para hacer un breve resumen de la historia de la más famosa mascota del mundo del software libre y del código abierto.

La historia de Tux

En orden cronológico, Tux no fue la primera mascota del mundo del software libre. Sin embargo, dado que es la más popular, permítanme empezar con el pingüino.

La idea de utilizar este animal como mascota del núcleo Linux fue, como era de esperar, de Linus Torvalds. A lo largo del tiempo dio tres explicaciones diferentes. La más popular cuenta que:

Siempre me han gustado los pingüinos, y cuando estuve en Canberra hace unos años fuimos al zoo local. Allí tenían un pingüino feroz que me mordió y me contagió una enfermedad poco conocida llamada “pingüinitis”. La “pingüinitis” hace que te quedes despierto por las noches sólo pensando en los pingüinos y sintiendo un gran amor hacia ellos. Así que cuando Linux necesitó una mascota, lo primero que se me ocurrió fue esta imagen del majestuoso pingüino, y el resto es historia.

Posteriormente contó lo que pasó en realidad:

Sí, me mordió un pingüino, pero en verdad, no era muy feroz. En verdad, era un pingüino pigmeo de unos 15 centímetros o algo así, y fue más bien un tímido mordisco («¿este dedo que veo delante de mí es un pececito, o qué?»). Aun así, me gustan mucho los pingüinos.

Finalmente, terminaría reconociendo que simplemente le gustaban los pingüinos y no le gustaban los logotipos aburridos de las empresas tecnológicas.

Se ocupó deja en claro que no cualquier pingüino servía, es por eso por lo que instó a los desarrolladores a centrarse en la creación de la imagen de un pingüino mimoso lindo y contento. Llegó incluso a definir el porque estaba contento el pingüino dando dos opciones; o bien acababa de tener sexo o bien estaba repleto de arenques.

Hágame caso, Soy un experto en pingüino, esas son realmente las dos únicas opciones.

Sin embargo, sugirió que, aunque algunos desarrolladores podrían simpatizar con la idea de un pingüino cachondo lo mejor era la opción apta para todo público de un pingüino relleno de arenques.

Es así, que pidió que se lo imaginarán como un animalito con un poco de sobrepeso, sentado después de haberse llenado con su comida preferida y acabado de eructar. Él está sentado con una sonrisa beatífica ya que el mundo es un buen lugar para estar cuando acabas de comer unos cuantos kilos de pescado crudo y puedes sentir que viene otro eructo.

Tal vez pensando en que la venta de los muñecos podría ser una buena forma de financiar el proyecto dijo a los desarrolladores que sabrían que tenía un diseño exitoso los niños pequeños saltarían y gritarían pidiéndole a sus madres que le compren uno.

El diseño que conocemos fue creado utilizando Gimp por Larry Ewing quién autoriza su utilización siempre y cuando se cite al creador y el programa utilizado.

Para definir el nombre los desarrolladores realizaron un concurso mientras Linus estaba ocupado en otra cosa. Cuenta la historia que pudo llamarse Homer, a algunos les recordaba a un Homero Simpson en forma de ave que en lugar de donas se perdía por los arenques.

Finalmente fue elegido uno formado por letras de las palabras Torvald’s Unix (El Unix de Torvalds.

Tuz

Como dato curioso hay que decir que Tux se tomó unas vacaciones en el año 2009 para la versión 2.6.29 de núcleo Linux. Su lugar fue ocupado por Tuz, un demonio de Tasmania con una máscara de pingüino.

Tuz se creó primero como mascota de la conferencia Linux de Australia que se celebró ese mismo año. El cambio fue para difundir el pedido de extinción de esta especie motivado por una variedad muy contagiosa de cáncer.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.