Cómo instalar plasmoides en nuestro escritorio Plasma

Plasmoides

Aunque muchas distribuciones Gnu/Linux vienen con Cinnamon, Gnome o MATE como escritorios principales, lo cierto es que los usuarios que prueban KDE son cada vez más. El famoso escritorio KDE sigue tan vivo como en el pasado.

Aunque a primera vista no vemos toda la potencialidad de KDE Plasma, podemos configurarlo a nuestro gusto, añadiendo paneles extras, widgets y funcionalidades nuevas. En este caso os vamos a contar como instalar de manera fácil los plasmoides en nuestro escritorio KDE.

Un plasmoide no es más que un widget o miniaplicación que se incorpora en el escritorio. Así, un plasmoide nos añade más funcionalidades, como poder tener un escritorio a mano, un control de música o sencillamente un panel de notificaciones. Existen muchos plasmoides, unos que se encuentran en un repositorio oficial pero también se pueden añadir plasmoides personalizados o propios.

Para poder instalar un plasmoide nuevo, primero hemos de pulsar con el botón derecho sobre el escritorio y vamos a la opción “Add a Widget” o “Añadir elementos gráficos”. Tras esto aparecerá un panel lateral con todos los plasmoides que nuestro escritorio tiene por defecto.

Plasmoides

En la parte inferior encontraremos un botón que sirve para conseguir más plasmoides para esta lista. Si lo pulsamos nos aparecerá dos opciones: “Descargar nuevos elementos gráficos a Plasma” o “Instalar elementos gráficos desde un archivo local”.

En caso de querer descargarnos un plasmoide nuevo, pulsamos la opción de “Descargar…” y nos aparecerá una lista con los plasmoides disponibles. Para instalarlo sólo hemos de marcarlo y pulsar el botón de instalar. Automáticamente se añadirá a la lista de plasmoides que está en nuestro equipo y añadirlo al escritorio con tan sólo pulsar y arrastrar.

Si queremos instalar un plasmoide, sólo hemos de repetir los pasos anteriores, pero optar por la opción “Instalar elementos gráficos desde un archivo local”. Se abrirá una pantalla donde tendremos que buscar el archivo con el plasmoide, por lo general suele tener la extensión “.plasmoid”. Una vez seleccionado, pulsamos abrir y se añadirá el plasmoide a la lista de elementos que ya tenemos.

También existe la opción de añadirlo mediante una linea de comandos. Para ello hemos de abrir una terminal en donde tenemos el archivo del plasmoide y escribir lo siguiente:

plasmapkg -u Nombre-del-plasmoide.plasmoid

Esto añadirá el widget a la lista de widgets que tiene nuestro Plasma.

Un plasmoide es una aplicación bastante práctica y muy útil para cierto entornos pero no hay que abusar puesto que la sobrecarga de ellos podría hacer que nuestro sistema vaya más lento de lo normal.


Categorías

Escritorios

Joaquin García

Historiador y amante de las Nuevas Tecnologías, llevo usando Gnu/Linux y Software Libre desde hace más de 10 años. Aunque me distro favorita es... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *