Historias linuxeras muy reales. Aunque no lo parezcan

Historias linuxeras muy reales

La interacción entre usuarios y software genera todo tipo de situaciones. Vamos a repasar un par de ellas que, aunque parezca lo contrario, son absolutamente ciertas.

Historias linuxeras muy reales. El día que amenazaron a CentOS con llamar al FBI

Si hay una distribución Linux inofensiva es CentOS. Las únicas polémicas en las que esta distribución comunitaria enfocada en servidores estuvo envuelta fueron de manera indirecta. La primera fue cuando Red Hat hizo un cambio en sus políticas de licencias para hacerle más difíciles las cosas a su competidor Oracle y como CentOS también se basa en el código de Red Hat, su desarrollo pudo verse perjudicado. Las cosas se solucionaron y hoy Red Hat la auspicia, aunque continúa siendo una comunidad independiente.

La que nos ocupa es la segunda (primera en la cronología)

Tuttle es una ciudad ubicada en el condado de Grady en Oklahoma, Estados Unidos. En el año 2010 tenía una población de 6019 habitantes y una densidad poblacional de 79,72 personas por km².

En el año 2006 tenía (y supongo que sigue teniendo) un sitio web.

Todo comenzó un día en que una autoridad de la ciudad (la fuente en inglés dice manager) envió este mensaje a los responsables de la distribución.

¿Quién les dio permiso para invadir mi sitio web y bloquearme a mí y a cualquier otra persona para acceder a él?, ¡¡Por favor, elimine su software inmediatamente antes de que lo reporte a los funcionarios del gobierno!! Soy el Gerente de la Ciudad de Tuttle, Oklahoma.

¿Qué había pasado?

Cuando el funcionario entró al sitio web, se encontró con un mensaje del servidor web Apache que indicaba un error en el funcionamiento y proporcionaba algunos detalles técnicos, incluyendo el sistema operativo.

Desde CentOS intentaron explicarle la situación

Johnny Hughes, un desarrollador, le contestó:

Lo siento por su ciudad. CentOS es un sistema operativo. Probablemente esté instalado en la computadora que maneja su sitio web. . . Por favor, contacte con alguien que se encargue de la informática y muéstrele la página para que pueda configurar tu servidor web apache correctamente.

Uno pensaría que con esto la situación se habría solucionado, pero, el funcionario insistió

¡¡Quita esta página web de mi página principal!!! Está bloqueando el acceso a mi sitio web.

Desde CentOS lo intentaron de nuevo explicándole que era un mensaje de error y que se pusiera en contacto con los responsables técnicos del servicio. No hubo caso.

Tengo cuatro ordenadores situados en el Ayuntamiento. Todas estas computadoras muestran la misma página de CentOS cuando intentan sacar a relucir Tuttle-ok.gov. Ahora bien, si su software no está causando este problema, ¿cómo ocurre? Nadie fuera de este edificio se ha quejado de este problema. Este es un bloque de acceso público al sitio web de una ciudad. ¡Quiten su software en las próximas 12 horas o se presentará una queja oficial al FBI!

Y en otro mensaje

¡Soy un experto en informática! Tengo 22 años en ingeniería y operación de sistemas informáticos. Ahora, ¿puede decirme cómo eliminar «su software» que reconoce haber proporcionado de forma gratuita? Considero que esto es un ‘hacking’.

CentOS terminó descubriendo que el problema estaba en el proveedor de Internet local, sin embargo, el manager de la ciudad no se mostró muy agradecido

Lamento que hayamos tenido que pasar por el proceso y las acusaciones para resolver el problema. Podría haberse resuelto mucho más rápido si en mi comunicación inicial con ustedes me hubieran proporcionado la información útil que me dieron después.

Es una suerte que se enfocara en CentOS y no viera la palabra Apache, podría imaginarse un ataque de los indios.

No hay que combinar gatos con pingüinos

Mi experiencia con los gatos y las computadoras data de la década del 80. Básicamente de cuando copiaba un larguísimo programa de los que traían las revistas de la época, me alejaba por un rato y mi gata decidía darse un paseo por el teclado arruinando todo el trabajo.

Ya no tengo gatos, pero quienes si lo tienen cuentan algunas historias de la relación de los felinos con el software libre

El gato que bloqueaba la pantalla

Ubuntu 14.04 fue una versión de soporte extendido que venía con el escritorio Unity y el gestor de sesiones LightDM. En Launchpad, el servicio de reportes de errores de Ubuntu, alguien comentó el siguiente problema

Bloqueé la pantalla para ir a almorzar, al volver del almuerzo el gato estaba sentado en el teclado, la pantalla de inicio de sesión estaba congelada y no respondía.

Se intentó descubrir si el problema se repetía con perros, pero estos no tenían el menor interés en sentarse en el teclado.

La buena noticia, para la convivencia entre humanos y felinos, es que el problema fue solucionado hace tiempo.


4 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   01101001b dijo

    Interesantes historias. Agradecido!

  2.   Jesús dijo

    Están muy buenas las historias, deberían publicar más o también una serie de publicaciones, sería interesante leer Historias linuxeras muy reales parte 2, 3, 4 y así.

    1. Voy a hacer lo posible.
      Por lo menos puedo prometer una parte 2 para el domingo