Guía de QEMU: cómo crear e iniciar máquinas virtuales de la manera más rápida y sencilla

QEMU

Para instalar y ejecutar máquinas virtuales, muchos usan VirtualBox. Es un software gratuito de Oracle, y en parte debe su fama a que está para Windows y macOS, además de para Linux. En los sistemas que usan el kernel de Torvalds también tenemos otras opciones como GNOME Boxes (Cajas), que a su vez se basa en QEMU. Lo que vamos a explicar aquí es cómo usar la raíz, ese QEMU que, entre otras cosas, nos puede facilitar la tarea de mover las imágenes de nuestros sistemas virtualizados.

Si nos vamos a la página de GNOME Boxes, vemos una lista de cosas que puede hacer. Por ejemplo, crear máquinas virtuales a partir de imágenes de sistemas operativos con unas pocas pulsaciones de ratón, limitar recursos de memoria, redireccionar dispositivos USB a la máquina… Todo eso es una manera de decir que es una interfaz o frontend para otro software. Si es eso lo que se busca, Cajas está bien. Si se quiere tirar más de terminal o por cualquier otro motivo, QEMU puede ser mejor.

Cómo crear una máquina virtual con QEMU

El proceso de creación de una máquina virtual con QEMU no es tan directo como el de GNOME Boxes. Hay que tener claro para qué puede servir QEMU, y lo mejor que se me ocurre es que se eliminarán potenciales problemas que pueda dar la interfaz de usuario, ya que en QEMU no existe. El proceso quedaría más o menos así:

  1. Primero tenemos que instalar QEMU. Está en los repositorios de la mayoría de distribuciones Linux, por lo que se instala fácilmente con el comando de la distribución. En Debian/Ubuntu «sudo apt install qemu», en Fedora y derivados «sudo dnf install qemu», en Arch y sus descendientes «sudo pacman -S qemu»… Lo de siempre.
  2. Localizamos la imagen ISO que queremos ejecutar, bien sea para una sesión en vivo o para instalarla.
  3. En el terminal, escribimos lo siguiente, siendo «image.img» el nombre de la imagen que queremos crear y «20G» el tamaño que le daremos:

qemu-img create -f qcow2 image.img 20G
  1. El comando anterior nos habrá creado un archivo IMG que en un principio ocupará muy poco. Es en ese archivo en el que se cargará/instalará el sistema operativo. Para hacerlo, en el terminal escribimos:

qemu-system-x86_64 -enable-kvm -cdrom ubuntu.iso -boot menu=on -drive file=ubuntu.img -m 8G

Explicando el comando

De lo anterior:

  • qemu-system-x86_64 es el tipo de sistema.
  • -enable-kvm activará KVM.
  • -cdrom ubuntu.iso indica que el lector de CD tendrá esa imagen dentro. Para este ejemplo, para no variar, usaremos una de Ubuntu. Y es que hace unas horas han lanzado la primera Daily y la tenía por la papelera.
  • -boot menu=on es para que salga el menú de selección. Se puede usar «order=D» si se quiere cambiar el orden y que intente arrancar antes desde la unidad D, pero para la mayoría de casos es mejor que saque el menú que permite elegir la unidad presionando ESC.
  • -drive file=ubuntu.img es para indicarle el disco duro, concretamente el disco duro virtual.
  • -m 8G es para dejarle 8GB de RAM. Se le puede dejar menos, claro, pero yo tengo 32GB y a mis máquinas virtuales les doy siempre un mínimo de 8, a veces más.
  1. Pulsamos Enter e iniciará, en un principio en modo Live.

Podemos instalar el sistema operativo, y todo se quedará en ubuntu.img. Ese archivo podemos moverlo a donde queramos y luego lanzarlo como explicamos en el siguiente punto.

Lanzando las máquinas virtuales y otras opciones

Para mejorar la experiencia, es mejor añadir algunas cosas más al comando anterior.

  • Si detrás de la RAM ponemos «-cpu host», pasará a usar la CPU del sistema anfitrión, y esto se verá reflejado incluso en programas como el ya difunto Neofetch.
  • Con «-smp» seguido de un número, le estaremos indicando cuántos núcleos le dejamos al sistema huésped.
  • Para mejorar los recursos gráficos, se usará la bandera -vga acompañada un par de opciones.

El comando final quedaría:

qemu-system-x86_64 -enable-kvm -cdrom ubuntu.iso -boot menu=on -drive file=ubuntu.img -m 8G -cpu host -smp 2 -vga virtio -display sdl, gl=on

«-vga qxl» si queremos sólo emulación en 2D. «sdl» puede ser también «gtk», y «,gl=on» podría no funcionar, en cuyo caso lo más rápido es no usarlo. Hasta «-virtio» sí es recomendable en casi cualquier escenario.

Para abrir una máquina virtual una vez instalada, sólo hay que eliminar «-cdrom ubuntu.iso» del comando anterior e iniciará desde el disco duro virtual. Si en algún momento se queda el cursor atrapado, se sale con Ctrl+Alt+G. Y eso sería todo. Para un uso más exhaustivo, merece la pena usar la documentación oficial.


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: AB Internet Networks 2008 SL
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.