Google salio a justificar las restricciones de Manifest V3 y que no afectara contra los bloqueadores de anuncios

Google Chrome logo

Ya hace 9 meses que Google anunció cambios importantes en el Manifest V3, un documento en el que la compañía brinda detalles sobre las capacidades de las extensiones para su navegador.

La versión 3 está en proceso de gestación y los debates al respecto no han dado tregua. Por lo que poco después de que los usuarios enojados no dejaran de amenazar con abandonar el navegador, los ingenieros de Google acaban de prometer que los cambios futuros en el sistema de extensiones de Chrome no paralizarán los bloqueadores de anuncios como todos temen.

La compañía dice que los cambios a través de la nueva API mejorarán la privacidad del usuario y acelerarán las mejoras.

Además, Google ha prometido aumentar el límite máximo del número de filtros, esto, para poner fin a las principales críticas emitidas por los desarrolladores de bloqueadores de anuncios en los últimos meses.

Google dio a conocer que ha estado observando estos cambios desde octubre del año pasado. En medio de la batalla contra el aumento de extensiones maliciosas en su plataforma, con ello ha anunciado la entrada en vigor de nuevas reglas en el proceso de revisión de extensiones, pero también cambios en el código base tomado en Extensiones.

Mientras que al principio hubo poca discusión sobre los próximos cambios en el Manifest V3, en enero los desarrolladores de varios bloqueadores de anuncios plantearon un problema con la API web.

El temor expresado por los desarrolladores: la nueva API puede impedir que sus extensiones inspeccionen páginas web con la misma eficiencia.

La API de solicitud web original interrumpe la carga de una página mientras explora su contenido para buscar anuncios u otro contenido que la extensión pueda bloquear o modificar.

En su último lanzamiento, Google señalo que está antigua API fue una fuente de abuso la cual utilizaron los desarrolladores maliciosos. En las cifras publicadas por Google, el 42% de las extensiones maliciosas detectadas desde enero del año pasado se basaron en la API de solicitud web.

“Con la solicitud web, Chrome envía todos los datos de una solicitud de red a la extensión de escucha, incluidos los datos confidenciales de esa solicitud, como fotos personales o correos electrónicos”, dice Google

La API declarativeNetRequest funciona en un enfoque diferente

En lugar de la extensión basada en lo último, deteniendo las solicitudes web e inspeccionando todo el contenido, este último establece las reglas que el navegador lee y aplica a cada página web antes de cargar.

Con esta nueva API, las extensiones nunca reciben datos de una página y el navegador solo realiza cambios en una página cuando se respetan una o más reglas declaradas. De esta manera, todos los datos confidenciales que se pueden incluir en una página (correos electrónicos, fotos, contraseñas, etc.) permanecen en el nivel del navegador y nunca se transmiten a las extensiones. Según Google, la nueva API es mejor en términos de confidencialidad, pero también de velocidad.

En enero del año en curso, los bloqueadores de anuncios han argumentado que a pesar de los beneficios presentados a través de la nueva API, Google planeaba limitar los filtros a 30,000, un número considerado insuficiente por los mantenedores de anuncios.

En enero, Raymond Hill uBlock Origin y las extensiones de uMatrix fueron los autores (entre otros) de la popular lista de bloqueados Easylist con 42,000 filtros. Google ha revisado este detalle y anuncia el paso del límite del filtro de 30,000 a 150,000.

Las Opera, Brave y Vivaldi podrian no realizar el cambio

En general, los desarrolladores de navegadores basados en Chromium han hecho anuncios de que no se alinearán con los cambios que pueden ser perjudiciales para los usuarios.

Además de los bloqueadores de anuncios que integran sus respectivos navegadores, la tendencia en Opera y Brave es continuar con el soporte del antiguo Web Request API, que permitirá que las extensiones como uBlock y uMatrix sigan funcionando sin problemas.

Mientras que en Vivaldi, la forma en que se abordará el cambio de API dependerá de las decisiones finales de Google.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.