Fotolectura con software libre. Comenzando a aplicar el método

Fotolectura con software libre
En el artículo anterior te comentaba los fundamentos de la Fotolectura, los pasos necesarios para ponerla en practica y qué programas de código abierto podemos utilizar en Linux para aplicarla. Ahora vamos a describir en forma más extensa cada uno de los pasos.

Si no quieres volver al primer artículo, te cuento que la Fotolectura es una técnica de aprendizaje acelerado que aprovecha la capacidad del cerebro en procesar rápidamente información de manera inconsciente. Para que nos resulte útil debemos luego aplicar una serie de acciones que nos permitan traerla a la superficie.

Se trata de un método particularmente recomendado para quienes tienen dificultades con los métodos de aprendizaje tradicionales. Para aquellas personas que se identifican con este comentario del creador del método. Paul Scheele:

Cuando era niño, mi pasión por el aprendizaje se manifestaba por todas partes excepto en clase. Aprendí mecánica desarmando bicicletas; electrónica, arreglando radios viejas; liderazgo en el campo de juegos, y música con mi banda de rock’n roll. Incluso hoy exploro el mundo con la avidez de un niño, y la educación tradicional me sigue pareciendo incompatible con el aprendizaje real.

Fotolectura con Software LIbre. Predisponiéndose a aprender

Preparación

Esta etapa tiene dos componentes; planificación y predisposición.
Para comenzar con la Fotolectura necesitamos obligatoriamente establecer un objetivo. No es lo mismo leer una novela por placer que para discutirla en un club de lectura. Tampoco preparar un examen en el que no vamos a tener acceso al texto para responder a las preguntas que informarnos del contenido para saber en qué momento nos puede resultar útil.

Establecer el propósito nos permite organizar mejor la etapa siguiente (Prelectura) eliminando aquello que no sirva para nuestro propósito. No es lo mismo querer profundizar el contenido que solo tener una idea de que se trata.

Continuando con la parte material de la etapa de preparación debemos asegurarnos d contamos con todo el material necesario. Esto es el material en formato digital y el software que utilizaremos para trabajar con él.

La Fotolectura fue desarrollada originalmente para ser utilizada con material impreso. Por lo que no es necesario que lo escanees para utilizar el método en la computadora. Sin embargo, puede que te resulte útil hacerlo. En ese caso, una herramienta a tener en cuenta es Gscan2pdf.

Este programa permite adquirir las imágenes directamente desde el escáner y convertirlas en formato pdf.

Gscan2pdf está disponible en los repositorios de las principales distribuciones Linux o desde la página del proyecto.

Otra herramienta que puede resultar útil para la conversión de textos impresos en electrónicos es Scans to pdf. La podemos encontrar tanto en la tienda de Snap como en los repositorios FlatPak.

El programa crea un pdf de tamaño reducido, pero, en el que se puede hacer búsqueda de textos ya que la compresión a pdf se hace en 3 capas; la de texto, la de fondo y la de reconocimiento óptico de caracteres.

Es posible que haya que hacer correcciones en las imágenes escaneadas. Para esos casos podemos recurrir a programas como El Gimp o Scan Tailor que están disponibles en los repositorios de nuestra distribución.

Scheele sostiene, y yo estoy de acuerdo, en que dedicar un porcentaje de nuestra atención a algo,  ayuda a fijar el resto en otra cosa.  Por supuesto tiene que ser algo que no nos interese lo suficiente como para distraernos del objetivo principal.

El autor sugiere utilizar la llamada “técnica de la mandarina” Esto es imaginar que nos pasamos una mandarina de una mano a la otra y que después nos la colocamos en equilibrio en la parte superior de la cabeza (Él da una explicación del por qué del procedimiento que hace que no suene tan delirante)

En lo personal, sugiero escuchar durante el estudio  algún tipo de sonido o ruido ambiente como podemos encontrar en Youtube o Spotify. O utilizar las herramientas de generación de ruido de Audacity. Audacity está disponible en los repositorios y en las tiendas de Flatpak y Snap.

Solo tenemos que ir al menú Generar→Ruido, elegir el tipo de ruido y establecer la duración. Luego lo guardamos en nuestro formato de audio preferido.

Es recomendable que una vez que hayas juntado el material te relajes y dediques unos minutos a repetirte cuál es tu objetivo antes de pasar a la siguiente etapa.

En el próximo artículo vamos a comentar la etapa de lectura previa.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.