Financiamiento del software libre ¿Por qué nos molesta hablar del tema?

Windows muestra publicidad en su versión Insider

Hace unos días mi compañero Pablinux nos contó la polémica por una publicidad de Ubuntu que se muestra en la terminal. Es una buena excusa para hablar sobre el financiamiento del software libre.

Hay en muchos usuarios una tendencia a querer ignorar el hecho de que nunca vamos a tener software libre de calidad sin desarrolladores pagos. Linus Torvalds no creó Linux después de volver de hacer hamburguesas en Mc Donald´s al terminar sus clases en la facultad.  Era un estudiante universitario de informática mantenido por sus padres.

Acerca del financiamiento del software libre

Por supuesto, que el hecho de que los desarrolladores reciban una paga no garantiza de por si la calidad del software. Hay demasiado software comercial de baja calidad que lo demuestra. Pero, la paga hace más probable que el desarrollador pueda dedicar el tiempo y la atención que requiere la creación y el mantenimiento del software.

En general, para calcular el costo de un proyecto de software (Ya sea libre o privativo) hay que tener en cuenta tres factores:

  • Las horas de programación necesarias.
  • La especialización requerida.
  • Las plataformas de destino.
  • La implementación.

Es evidente que no se necesitarán los mismos recursos para hacer un clon del Buscaminas para Android que un programa de manipulación de imágenes basado en inteligencia artificial. Es mucho más fácil crear complementos para El Gimp que para Photoshop. Sin embargo, el segundo tiene muchos más. Esto es porque se requieren conocimientos avanzados de matemáticas aplicadas al procesamiento de imágenes y quienes los tienen no están dispuestos a compartirlos gratis.

Pero los costos no terminan aquí. Hay que tener un equipo dedicado a la corrección de errores, la redacción de manuales, el mantenimiento técnico, la respuesta de las consultas de usuarios y la solución de posibles problemas legales.

Viejos y nuevos modelos de financiamiento

Como señalan algunos comentarios al artículo de Pablinux, lo de Canonical difícilmente puede calificarse de publicidad. Son dos líneas recomendando probar la beta de un producto que va a ser gratuito para usuarios domésticos. Pero ¿Sería tan malo si recomendara un jabón o el nuevo modelo de sedán de Toyota? Son dos líneas que, una vez que sabes que están ahí ya no tienes que leer. ¿Es un precio demasiado alto por una mejora de la calidad?

Canonical apostó durante años al mercado doméstico, incluso intentó obtener financiamiento para su propio dispositivo convergente. Nunca obtuvo buenos resultados. Por pura casualidad, logró insertarse en el mercado corporativo como una alternativa entre la falta de soporte corporativo de Debian y el alto costo del soporte de Red Hat u Oracle.  Esto hizo que dejara de ser la distribución innovadora que conocimos.

Lo cierto es que en informática hay dos clases de usuarios: los clientes o el producto. Si no pagamos, alguien va a pagar por nosotros. La captura de pantalla que encabeza este artículo es de Windows Insider (La versión gratuita de Windows) corriendo en mi ordenador. Parece que servirle de cobaya no es suficiente pago para Microsoft.

En la actualidad, el software libre se financia por:

  • Cobro por descarga: El usuario pone un valor al producto para descargarlo, es el caso de Elementary OS y Linux Lite.
  • Soporte corporativo: Las empresas pagan una cantidad de dinero por tener soporte técnico. En algunos casos adquirir el mismo es obligatorio (Red Hat Enterprise Linux) o Voluntario (Ubuntu).
  • Patrocinio de empresas: Determinadas empresas pagan a los desarrolladores del proyecto, ya sea para que integren su producto (El buscador Google en el navegador Firefox) o porque utilizan sus componentes en esos productos.
  • Donaciones: Los usuarios pueden donar utilizando plataformas generales como Paypal u otras específicas para proyectos de software libre como LiberaPay u OpenCollective.
  • Venta de productos: Ya sea relacionados (Hardware como en el caso de KDE Neon o Manjaro) o no relacionado (Ropa o tazas con el logotipo del proyecto como Linux Mint)

También pueden buscarse nuevas alternativas como publicidad en el arranque o una adaptación del llamado Plan Scanlon, esto es que un porcentaje del ahorro de utilizar software libre deba ir al proyecto.

Lo cierto es que hay que dejar de pensar que el software libre es gratuito y empezar a discutir en serio el tema.  El cada vez mayor control de las empresas en la Linux Foundation y otras entidades del software libre y de código abierto afecta nuestros intereses como usuarios


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Un comentario, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: AB Internet Networks 2008 SL
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Elias Ezequiel Dipace dijo

    Interesante articulo!!