En defensa de Brave. Los peligros del fundamentalismo

En defensa de Brave

Los linuxeros más viejos recordamos lo que era navegar por Internet hasta hace 15 años.

Internet Explorer reinaba en la web, y, por falta de tiempo, interés o presupuesto, los desarrolladores solo se preocupaban por hacer las páginas compatibles con el navegador de Microsoft.Hay una historia acerca de un fabricante de servidores que quiso tener como cliente a la empresa noruega que entonces desarrollaba el navegador Opera. Perdió la venta porque el encargado de evaluar la compra descubrió que cada vez que intentaba acceder a la interfaz web de configuración recibía un mensaje de error y la sugerencia de que instalara Internet Explorer.

A los usuarios de Linux nos pasaba eso seguido. Páginas que requerían cierta complejidad utilizaban componentes privativos de Microsoft y si detectaban que usabas Firefox mostraban el fatídico mensaje.

En aquel momento teníamos dos soluciones parciales. Instalar el ya citado Opera (que tenía versión Linux) o cambiar la  configuración del navegador para hacer creer a la web que estábamos usando Internet Explorer. De todas formas, no siempre funcionaba

Los chicos nuevos del barrio

Una vieja máxima de Internet sostiene que hay dos clases de personas; los clientes y los productos.

Microsoft ganaba dinero vendiendo licencias de software y era líder en ese sector. Google necesitaba otro modelo de negocios si quería competir. Y, lo encontró en la publicidad.

Pero, para vender publicidad necesitas gente que la vea. Y, que un posible competidor no  pueda bloquearte. Si Microsoft decidiera (como después lo hizo) entrar en el  negocio de los anuncios, bien podría hacer que su cuasi monopólico navegador impidiera mostrar los avisos de Google.

Había que romper ese cuasi monopolio. Y, ahí entro la Fundación Mozilla con su producto estrella Firefox.

Google fue durante mucho tiempo el principal sostenedor financiero de la Fundación Mozilla. Era imposible entrar al buscador sin que te sugiriera instalar Firefox. La cosa resultó tan bien que con el correr del tiempo Google decidió lanzar su propio navegador. Chrome.

Gracias al inmenso poder de promoción de Google, a la falta de reacción de Microsoft y  a que la Fundación Mozilla perdió el tiempo en una fallida diversificación, Google Chrome se convirtió en el nuevo estándar de facto para los sitios web. Mucho ayudó a que su competencia empezara a experimentar problemas cuando los usuarios pretendáin usar otros servicios de Google como Youtube, Docs o Gmail.

El infame señor Brendan Eich

Antes que nada, una aclaración.

Como todo ser humano tengo opiniones sobre muchos temas. Las que no tienen nada que ver con la tecnología no tienen nada que hacer en este blog, y, cualquier deducción sobre ellas que pretendan hacer basadas en este artículo, seguramente estarán equivocadas. Solo deben saber que creo que la libertad de expresión es un derecho que no debe restringirse y, que las ideas nocivas son como los vampiros. Ante la luz del Sol se destruyen, en la oscuridad crecen.

Brendan Eich, el responsable del proyecto Brave fue el creador de lenguaje Javascript, una de las herramientas que hicieron posible sacarnos de encima a Flash. También dirigió por 10 años la división de investigación y desarrollo de Mozilla y llegó brevemente a ser presidente de la fundación.

Tuvo que renunciar porque alguien descubrió que había hecho una donación a la campaña por el NO en un referendum por la aprobación del matrimonio gay en California. Cabe mencionar que no existe ni una sola denuncia por discriminación a un empleado gay y que no estar de acuerdo con el matrimonio gay y hacer  campaña sobre el tema es una postura amparada por la Constitución de Estados Unidos.

Cómo sea, Eich tuvo que renunciar y hay un pequeño pero muy activo sector del mundo de la tecnología que lo odia.

Su nuevo proyecto fue crear un navegador de código abierto que acercara posiciones entre los creadores de contenidos y los navegantes. Los primeros, para crear contenidos de calidad necesitan ingresos que les permitan vivir. Los segundos tienen derecho a navegar sin que se rastrean sus movimientos ni tener que estar cerrando molestas ventanas emergentes.

En defensa de Brave

Brave (basado en Chromium) bloquea todo tipo de rastreo y cookies. Su modo privado utiliza la red Tor y no solo bloquea la publicidad de los sitios web, además te paga por ver publicidad no invasiva si activas la opción.

Y, la navegación es muy  rápida y fluida.

Pero, lo que lo hace interesante es que permite que recompenses a los creadores de contenidos utilizando una billetera digital y su propia criptodivisa.

Fue esto lo que hizo que el señor Eich sumara nuevos enemigos.  Las empresas  que venden publicidad en Internet y los grandes proveedores de contenidos. Los primeros saben que los bloqueadores de anuncios a la larga resultan ineficientes y que no todo el mundo sabe instalarse uno. Los segundos no quieren nada que ponga a los blogueros individuales o pequeños medios en pie de igualdad.

Fue entonces que los desarrolladores de Brave metieron la pata en grande y la gente que lo odia salió a pegarle.

Un usuario descubrió que cuando ponía la dirección de un servicio de criptodivisas esta se autocompletaba con un enlace de referidos. Lo mismo  pasó con otros 3 sitios del mismo ramo.

Eich dio una explicación técnica.

Cometimos un error, lo estamos corrigiendo: Brave por defecto autocompleta la palabra «http://binance.us» en la barra de direcciones para añadir un código de afiliado. Somos un afiliado de Binance, referimos a los usuarios a través del widget comercial opt-in en la nueva página, pero la autocompletación no debe añadir ningún código … La autocompletar por defecto se inspiró en la atribución del cliente de la consulta de búsqueda que hacen todos los navegadores, pero a diferencia de las consultas de palabras clave, una URL escrita debe ir al dominio nombrado, sin ninguna adición. Disculpa este error – claramente no somos perfectos, pero corregimos el rumbo rápidamente».

Maticemos un poco las cosas

  1. Aún asumiendo que fue un error, hay errores que son de una estupidez criminal.
  2. El error se produjo con servicios con los que Brave tiene convenios de afiliación.
  3. El agregado del código de referido se hizo a la vista y fue corregido.

Lo que también me parece de una estupidez criminal es que muchos usuarios hayan decidido a partir de esto desinstalar Brave y hacer campaña en contra de su instalación. Lo que aporta Brave para los usuarios  es mucho más que lo que perjudica el «binancegate». Si su modelo funciona es la posibilidad de los creadores de hacer contenidos de calidad sin depender de los caprichos del algoritmo de un buscador. Y la de los navegantes de dejar de ser un producto para volver a ser lo que nunca debieron dejar de ser. Clientes o usuarios.

Y, déjame decirte, que si nunca tuviste en tu trabajo una idea genial en tu cabeza que resultó en un fiasco monumental enla práctica, es porque o tienes una soberbia más grande que el Everest o tus padres te siguen manteniendo


11 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   john Doe dijo

    Yo no necesité del escandalo de la referencia para dejar brave. No me gusta brave. Tiene demasiadas opciones que no necesito. Y se la pasa haciendo conexiones a los servidores de brave cada cierto tiempo, sin poder evitarlo. Y conexiones a direcciones que ni siquiera son direcciones.

    Si quiero seguridad uso firefox con ghacks-user.js y una vpn. Si quiero comodidad uso ungoogled-chrome con una vpn. Si necesito la red tor uso tor-browser.

    1.    Usud dijo

      Opera hace lo mismo con enlaces de afiliados de amazon y no ha pasado nada.
      Al final este tipo de empresas tienen que sacar algún tipo de beneficio de sus productos

  2.   Omar dijo

    Excelente navegador! Es mi favorito!

  3.   Arturo Álvarez dijo

    Es increíble que en un blog de software libre ampare la homofobia. Este señor no debería tener ninguna publicidad y menos gratuita. Y este blog que seguía, ya lo he borrado de mi lista. Es lamentable leer eso. Blog homófobo.

    Dicho esto es increíble además con toda la oscuridad que tiene Brave en cuanto a su credibilidad, por la injerencia hacia la privacidad de la gente, entre otras sucias prácticas, que haya gente que lo siga defendiendo. Hay quien le gusta darse cabezazos contra la pared.

    Este nuevo oscuro episodio de Brave es otra nueva ocasión para reafirmar el uso de Firefox, o cualquier navegador libre.

    1. El blog no ampara nada. EL artículo lleva mi firma. Y yo no di ninguna opinión sobre la homofobia.
      Lo que si amparo es el derecho a la libertad de expresión.

    2.    Alejandro dijo

      A esta loquita no le gustó que Diosito solo sacó 2 tipos de hardware con su respectivo firmware. Y yo ocupo Internet Explorer en el trabajo; debido que el sistema es compatible únicamente con IE en pleno 2020. En mi casa al menos, Safari.

    3.    Marthy dijo

      En dónde está la homofobia ? Creo más bien que el radical eres tu. Deja que otros tengan sus gustos y opiniones. El Sr Eich tiene derecho a que se le respete su libertad de decidir y opinar. Y el blog se ha limitado a narrar hechos, no defiende a una persona en si, sale en defensa del navegador.

    4.    01101001b dijo

      Otro más q no tolera q no le celebren como maravillas cualquier mamarrachada gay.

      Mucho gritar «homofóbicos» a los demás cdo el tipo mismo es un «heterofóbico».

      Hipócrita.

  4.   Guille dijo

    Yo estoy en contra del matrimonio civil homosexual, igual que estoy en contra del matrimonio civil heterosexual, porque el Estado no debe saber si alguien está o no casado, conviviendo o separado. El objetivo de que el Estado «sepa» si convives con alguien es una intromisión en la intimidad, y darte más o menos ventajas fiscales por ello es claramente una extorsión para hacer una cosa u otra. Otra cosa es que haya menores o dependientes a cargo de unos ¿padres, hijos, tutores, cuidadores, …? pues en ese caso lo único que debe el Estado tener apuntado es de quién depende cada persona necesitada de apoyo para así dar esas ventajas fiscales y obligaciones legales a los que tienen que cuidarlos. Debe eliminarse cualquier dato como el sexo, color de piel, religión, estado civil, etc. que no son incumbencia del Estado.
    Otra cosa, no es que Chrome se hiciera con el mercado por la dejadez de Firefox, no, Firefox se hizo con el mercado por la dejadez de MS IE pero Chrome se hizo con el mercado porque tiene la mayor parte de los sistemas (los móviles) y porque fue el primero en tener en la nube todo su paquete ofimático, que al estilo del sistema operativo, puede tener funcionalidades y ventajas extras al verlo desde su navegador Chrome.

    1.    Claudia dijo

      Guau!

  5.   alberto666 dijo

    este es un mundo de necesidades y nada es totalmente perfecto lo que es perfecto para ti tal vez nos bueno para mi yo en mi pc tengo varios navegadores opera firefox seamonkey maxthon y tu mediras porque a menos google no hay tecnologia perfecta ni programa si no nose podrian desarmar para su reparacion o mejorar asi Brave es navegador exelente con un nueva forma de navegar para mi cada navegador son exelentes yo yo disfruto de sus caracteristicas de navegacion no son perfectos eso lo se y eso los hace mas divertidos pero los puedes personalizar con tu aplicacion que a ti mas te guste y veran que exelente se convierte