El usuario no importa y eso debería cambiar (Opinión)

El usuario no importa

Esperar la llegada del año de Linux en el escritorio es, y me permito robarle la frase a Chesterton, algo que requiere más paciencia que el oficio de pescar. Para muchos de nosotros, más que una meta es un chiste, aunque hay algunos verdaderos creyentes que todavía no pierden la esperanza.

Lo cierto es que de alguna forma la discusión se volvió abstracta. Con un pequeño retraso provocado por la pandemia, la declinación de los ordenadores de escritorio parece indetenible. Móviles de mayor potencia y dispositivos tipo Chromebook deberían ser los dispositivos mayoritarios en los próximos años. Y, en ambos los ganadores están definidos hace rato

A Linux le queda el consuelo de dominar en los servicios en la nube y las supercomputadoras.

Pero, el debate sigue teniendo interés en un punto. Entender lo que no hicimos (y si hicieron Apple y Google) nos va a permitir estar listos para el siguiente cambio de paradigma.

¿Qué sería el año de Linux en el escritorio?

Para orientar la discusión pongámonos de acuerdo en cuál sería la respuesta esperada.

Podemos definirlo de dos formas; desde el punto de vista de la madurez técnica sería el momento en que haya una distribución Linux capaz de ser instalada por el usuario promedio y le permita hacer exactamente lo mismo que hace con Windows o macOS.

La segunda manera es la participación de mercado.

El gran obstáculo para los partidarios de la primera postura son los juegos. A pesar de que la cantidad de títulos se amplía constantemente y existen tecnologías que permiten ejecutar juegos de Windows, el resultado por el momento es bastante mediocre.

El usuario no interesa ¿Por qué debería?

Hace algún tiempo una persona se tomó la molestia de hacer un video respondiendo a uno de mis artículos. Su argumento fue que Linux no debería preocuparse por tener más usuarios. Si no quieren aceptarlo tal cuál es, que sigan usando Windows o macOS.

La falla en su argumentación la estamos viendo estos días. Desarrolladores quemados, proyectos con graves problemas de seguridad y empresas ganando dinero con el trabajo de otros. Todo eso es el resultado de un mismo problema. A la comunidad del software libre y de código abierto no le interesa el usuario final. Como consecuencia, al usuario final no le interesa el software libre.

Permítanme ponerlo más claro:

Cantidad de usuarios = dinero = desarrolladores dedicados a tiempo completo a desarrollar software libre.

El colega José Miguel del blog Tecno y Soft resume claramente el problema:

¿Qué busca el usuario común?
Un sistema operativo reconocible y fácil de usar, disponible en el mercado y con nombre propio: Windows. Eso es lo que vende, considerar que por el hecho de ser software libre y respetar los derechos del usuario sería algo significativo, ha sido un error. Con todo eso no digo que cuestiones como el software libre, respeto a los derechos del usuario o sostenibilidad no sean de importancia, pero, ni han sido, ni son suficientes como para provocar una deriva a nuestro querido escritorio. No se ha producido ese cambio, más que nada, porque a pesar de todo no es este un tema de consciencia. Es la falta real de necesidad de cambio la que ha provocado y provoca el estancamiento del escritorio Linux.

¿Qué le estamos dando nosotros al usuario doméstico?

Una enorme (y muchas veces incompatible) oferta de distribuciones cada una con su propio conjunto de librerías y controladores y software preinstalado. Existe una razonable posibilidad de que un programa creado para Windows 8 funcione en Windows 11 y, todo lo contrario de que un programa que funcione en Ubuntu haga lo mismo en la versión de Fedora liberada un mes después. Aún en una misma versión de una misma distribución, pero con diferente escritorio se pueden presentar problemas.

Al ser la cuota de mercado tan pequeña, no hay incentivos para que desarrolladores independientes o empresas se tomen el trabajo de portar sus aplicaciones. Al no haber una amplia oferta de aplicaciones, no aumenta la cantidad de usuarios.

La solución.

La solución pasa por la creación de una nueva entidad (La Linux Foundation está demasiado influida por las mismas empresas interesadas en que todo siga como está y la Free Software Foundation demasiado involucrada en los aspectos ideológicos del software libre). Esta nueva entidad debe fijarse como objetivo la ampliación del mercado del software libre y de código abierto empezando por las distribuciones Linux. Para esto debe investigar el mercado, y apoyar el desarrollo de productos innovadores que respondan al resultado de esa investigación y puedan autofinanciarse en un futuro.

Esto significa dejar de lado los egos y cambiar el enfoque donde los desarrolladores y su habilidad a la hora de programar está en la cima de la pirámide y pasar a otro donde la resolución de problemas y los deseos de los usuarios esté en primer lugar.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

6 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: AB Internet Networks 2008 SL
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Stendall dijo

    Si nos centramos en enfocar más el desarrollo en lo que los usuarios quieran acabaremos como en Windows, donde independientemente de lo importante que sea un componente desde el punto de vista funcional o de la seguridad, si no sirve para vender el producto entonces no se desarrolla.

    Yo por ejemplo llevo usando Linux más de 25 años y una de las razones principales por las que lo uso es porque las cosas van al ritmo que necesitan para estar bien hechas, para ser mantenibles, escalables y seguras.

    En el momento que se pone el foco en el usuario más de lo que ya está actualmente lo que consigues en la práctica es que sea el usuario (normalmente sin conocimiento de los entresijos) el que decida el foco del desarrollo. Y hay que tener en cuenta que para el usuario medio incluso el de Linux hay un millón de cosas que para él no son importantes porque no las ve pero que son muchísimo más importantes para el funcionamiento de Linux que las cosas que el usuario sí ve (básicamente escritorio y aplicaciones GUI).
    Es más, si hace años se hubiese puesto el foco en lo que el usuario quiere, hoy en día Linux no sería lo que es.

    Hoy en día Linux se usa para todo, CERN, internet, NASA, ejército, control de tráfico aéreo, High speed tradding, satélites, rovers, top 500 supercomputadores, etc.. aparte de teléfonos, routers, relojes, smart TVs, coches, etc…
    Si en tiempo se hubiese tomado la decisión de dar más foco a lo que los usuarios quieren, hoy en día no tendríamos nada de eso y en su lugar estaríamos peleando con Windows por el mercado de usuarios de escritorio.
    Creo que es más beneficioso para todo el mundo que Linux siga siendo bueno en lo que es bueno. Y no hay ningún problema en que el grueso de usuarios de escritorio sigan usando Windows. En el pecado llevan la penitencia.

    1.    Diego Germán González dijo

      Pensar en el usuario no es preguntarle que quiere sino demostrarle que le estás danto lo que necesita.

  2.   vicfabgar dijo

    2025 el año de GNU/Linux en el escritorio gracias a la colaboración inestimable de Satya Nadella. Rezo para que no le den el puntapié en el trasero antes de esa fecha, que es lo que se merece.

    Saludos.

  3.   German Klenner dijo

    Hola:
    Sería fantástico lograr la estandarización, ya que ello lograría un gran avance.
    Más allá de lo que tú señalas, que me parece muy coherente, me parece que obvias el compromiso del estado con la promoción, apoyo y desarrollo del software libre.
    Para muestra un botón, en mi país se les entrega a los alumnos un computador para ayudarlos en sus tareas escolares. Sin embargo, no viene, como cabría esperar, con Gnu Linux, sino que con Windows. Es muy importante, si queremos que empiecen a cambiar las cosas, que los alumnos se interiorizaran, desde muy pequeños, con Gnu Linux. Me costó mucho lograr que un computador de la sala de computación, tuviera instalado Zorin Os, para que los alumnos se dieran cuenta que hay vida más allá de Windows.
    Considerando las actividades que realiza la mayoría del alumnado, los programas alternativos a Windows que existen en Gnu Linux son más que suficientes.
    Saludos.

  4.   PROSPERO ANTONIO PEREZ PEREZ dijo

    Mejor explicado imposible, TODO LO QUE HAS DICHO ES CIERTO. yo me considero un usuario final. muchos años usando microsoft (windows 95) hasta que en windows 10 me canse de pagar cada seis u ocho meses. asi que me pase a linux ubuntu 16.04, y me parecio magnifico poder instalar lo que yo queria y personalizar todo. quede facinado con todo lo libre y facil, hoy estoy en kde neon 25 aniversario. pero y los juegos queeee… y los controladores. te felicito yo espero no morir sin ver un linux que le gane en usuarios finales a un windons.

    1.    Diego Germán González dijo

      Gracias

bool(true)