El Intel i9 funciona mejor en Windows 10 que en Linux. ¿Es esto cierto?

Windows gana con el Intel i9

Aunque en mi día a día uso más Linux, yo soy usuario de los tres principales sistemas operativos. Aún tengo un viejo iMac, tengo un portátil con Windows 10 y Kubuntu en mi portátil más nuevo, a lo que le sumo Manjaro que uso en un pendrive en el mismo portátil en el que tengo instalado el sistema de Microsoft. Para mí, uno de los puntos más fuertes de Linux es su «velocidad», y lo pongo entre comillas porque ahora mismo se está asegurando que el Intel i9 es más rápido en Windows 10 que en Linux.

Esta afirmación la he leído en el medio tom’s HARDWARE, y hay algo que me ha llamado la atención desde el principio: ¿»Linux»? ¿Qué «Linux»? Eso para empezar. Aunque casi todos lo medios nos referimos a los sistemas basados en el kernel que desarrolla Linus Torvalds como «Linux», los sistemas son GNU/Linux, siendo lo segundo el núcleo que comparten muchos sistemas operativos. Es decir: Ubuntu es Linux, pero Linux no es Ubuntu. Y es el sistema de Canonical el que han usado para una prueba.

Mejores benchmarks en Windows 10 que en Ubuntu 20.10, ambos con Intel i9

El artículo original lo ha escrito Michael Larabel en Phoronix, y su entrada tiene un titular menos engañoso: «Windows 10 adelanta a Ubuntu en el Core i9 11900 para algunas cargas de trabajo«. Aquí ya tenemos el primer detalle: la palabra «algunas» ≠ «todas». Además, el Ubuntu que ha usado en las pruebas usa Linux 5.12, un kernel que en estos momentos está en desarrollo y cuya 7ª Release Candidate aún tenía que mejorar, hasta el punto de que no se descarta que su lanzamiento se retrase una semana.

Por todo lo demás, en ambos casos se usó el mismo equipo, lo contrario no tendría ningún sentido: un ordenador con el i9-119000K, 32GB de RAM 3200MHz y 1TB de almacenamiento SSD. Mirando los datos, es cierto que Windows 10 está por delante en algunas tareas, como el uso de Blender 2.92, Crafty 25.2 o IndigoBench 4.4, pero también está detrás en Selenium, el codificado de una imagen WebP o la compresión Zstd. En cuanto a estos benchmarks, Window 10 Pro gana en el 61.5% de las tareas, mientras que Ubuntu lo hace en el 38.5%.

Linux no es «un sistema operativo»

Linux no es «un sistema operativo». Como ya hemos explicado, que nos refiramos a ellos como tal no significa que podamos generalizar como lo hacemos con Windows o macOS, donde lo que hay es un sistema que se renueva cada cierto tiempo. Por lo tanto, podríamos decir que la última «build» de Windows 10 Pro es más rápida que la última de Ubuntu, pero teniendo en cuenta que se ha usado una versión del núcleo que no ha sido lanzado oficialmente.

Por otra parte, también hay que tener en cuenta cómo se mueven ambos sistemas operativos. En el mismo portátil en donde tengo Windows 10 Pro y uso Manjaro, también uso Ubuntu 20.10 en un USB, y los benchmarks son algo que nos sirve de referencia, pero no es lo único que importa. Abrir una aplicación pronto y no esperar un rato sí importa, y eso es algo que noto en Manjaro, que es Linux, y en Ubuntu, y no noto ni por asomo en Windows 10.

Claro, si tu ordenador es potente…

Cuando usamos un ordenador potente, el sistema operativo, en cuanto a su velocidad, casi nos da lo mismo. Windows se va a mover bien y las aplicaciones se abrirán rápido, pero la cosa cambia cuando usamos un equipo más discreto, como es el caso de mi portátil con Intel i3, 4GB de RAM y 512GB HDD, no todos podemos tener ni necesitamos un Intel i9. Aún así, dudo que el sistema de Microsoft mantenga su rendimiento pasados algunos años, algo que sí hacen los sistemas operativos basados en Linux.

Sea como sea, si miramos única y exclusivamente estos resultados, y a la espera de que Linux 5.12 sea lanzado oficialmente, Windows 10 es más rápido que Ubuntu en un equipo con Intel i9. Cuesta creer, pero me fío de quien lo ha hecho, aunque me gustaría ver un vídeo cronometrado en el que también se abrieran aplicaciones.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

2 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Diego Germán González dijo

    Acabo de pasarme 3 horas reinstalando WIndows 10 y descargando las actualizaciones del programa Insider. Antes tuve que eliminar Ubuntu Studio del disco porque el Dual Boot aparentemente no las dejaba instalar. Ahora toca reiniciar y esperar que termine de instalarlas para poder usar la computadora. Me parece que eso tarda más que lo que se ahorra ejecutando las tareas de la prueba en Windows.
    Por otra parte, dado el historial de colaboración que tienen Microsoft e Intel, el hecho de que Windows no fuera más rápido en todos los parámetros habla bastante mal de la empresa.

    1.    Gregorio Ros dijo

      Jajajajaja, acabas de recordarme lo engorroso que es una instalación de Windows, esta noche seguro que tengo pesadillas :))
      Te doy toda la razón, Microsoft tiene a su disposición todo el soporte y optimización de los desarrolladores de hardware y aun así no gana en todas las pruebas. Aunque las analogías a veces son desagradables esto me trae a la mente a los cuerpos de algunos culturistas, cuerpos grandiosos, muchos músculos, pero demasiadas hormonas, luego el hígado y los riñones a la mierda (con perdón) de tanto dopaje.