El futuro de IBM. Apuesta por la nube y la inteligencia artificial

El futuro de IBM

En algún momento IBM fue un líder y referente indiscutido de la industria informática. Cuando Apple trataba de hacerse un lugar en la computación personal, era IBM con la que se comparaba.

Una serie de errores de la dirección fueron haciendo que ese liderazgo se perdiera. Compaq y otros fabricantes de clones de sus equipos más baratos lo sacaron de la computación personal. Aunque fueron pioneros de los dispositivos móviles y los relojes inteligentes, no tuvieron la visión de Google y Apple y la empresa llegó tarde a la nube.

Llevo siguiendo desde hace años el portal para desarrolladores de IBM. Más o menos desde que sacaron Lotus Simphony, una versión mejorada de OpenOffice (en la era pre LibreOffice) con soporte para Linux, una interfaz decente y un navegador. Siempre me llamó la atención que teniendo desarrollos tan interesantes no pudieran transformarlos en productos competitivos. Por suerte, eso parece a punto de cambiar ya que sus directivos están decidos a soltar lastre.

Según se supo el jueves pasado, la más que centenaria empresa decidió deshacerse de los servicios informáticos tradicionales para centrarse en los prometedores campos de la computación en la nube y la inteligencia artificial.

IBM llegó tarde a este mercado, un sector en el que Amazon fue pionera con su producto Amazon Web Service en 2006 y al que no tardaron en sumarse Google y Microsoft entre otros jugadores menores al que se sumó incluso el gigante de la comercialización WalMart. Para recuperar el tiempo perdido, la empresa impulsó el desarrollo de los servicios y software de nube y compró en el año 2018 a Red Hat. Red Hat es una de las desarrolladoras y distribuidoras de software y herramientas de código abierto más exitosas para la nube.

El futuro de IBM

En una entrevista, Ginni Rometty, presidenta ejecutiva y ex-directora general de IBM, dijo que la computación en nube, mejorada por la inteligencia artificial, «es ahora la plataforma definitiva de IBM». Su sucesor Arvind Krishna, que se convirtió en director general este año, calificó el anuncio de la redefinición de la compañia como «un día histórico».

A decir verdad, se trata de un cambio inevitable para los proveedores de servicios informáticos corporativos. Casi todo el nuevo software se crea como un servicio de nube, y se distribuye a través de Internet desde centros de datos remotos. El modelo de la computación en la nube brinda a los clientes corporativos más flexibilidad y ahorro de costos. Los servicios en la nube se venden como un servicio de pago por uso o suscripciones anuales.

Los cambios

A lo largo de los años, IBM se fue desprendiendo de negocios cuya rentabilidad estaba disminuyendo para centrarse en productos y servicios más rentables. Lo hizo por ejemplo con sus líneas de computadoras personales, unidades de disco y la fabricación de chips.

A partir de ahora, el negocio principal incluirá sus operaciones en la nube y sus unidades de hardware, software y servicios de consultoría y operará bajo el nombre de IBM. Estos negocios generan alrededor de tres cuartas partes de los ingresos de la firma.

Por otra parte se va a crear una compañía independiente con cotización en bolsa que se ocupará de brindar los servicios tecnológicos tradicionales de mantenimiento, apoyo y actualización de las operaciones informáticas de miles de clientes corporativos. Aunque sigue siendo un negocio floreciente con ventas de alrededor de 19 mil millones de dólares al año, se trata de un mercado que tiene fecha de vencimiento. Según algunas versiones, la nueva empresa podría fusionarse con alguna ya existente.

De esta forma, la empresa intenta revertir años de pobre desempeño económico. El año pasado, los ingresos de la compañía disminuyeron un 3 por ciento, a 77 mil millones de dólares. Esto se debe a que la pérdida de rentabilidad de los servicios tradicionales se comían las ganancias que la empresa obtenía de la nube y la inteligencia artificial.

La nueva IBM será una empresa más chica, pero enfocada. Si logra su objetivo de integrar las tecnologías de inteligencia artificial a la nube, veremos cosas muy interesantes. Y, lo que es más importante, de parte de una empresa que viene apostando al código abierto desde mucho antes de que fuera negocio.

 

 


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.