El concepto de abierto de Microsoft no es el mismo que el nuestro

El concepto de abierto

Hay palabras que pueden tener distintos significados dependiendo de quien las use. Hace algunos años en una serie del Disney Channel los protagonistas instalaban un virus por utilizar «software de código abierto». No se trataba de una campaña orquestada por las empresas de software privativo, Los guionistas confundieron open source con freeware y pensaron que estaban hablando de cualquier programa disponible sin costo en Internet.

Me acordé de esto, porque Satya Nadella, el presidente de Microsoft le acaba de decir al Wall Street Journal que Windows 11 pretende ser el centro de «un ecosistema tecnológico abierto». ¿Debemos enterder que cualquiera va a poder revisar, modificar o redistribuir el código. No, para nada.

El concepto de abierto de Microsoft

En un reportaje por video conferencia con el Wall Street Journal, Nadella afirmó que mientras Google (Chrome OS y Android) y Apple arrastran a los usuarios a plataformas cada vez más cerradas, Windows apuesta a los usuarios que quieren libertad para decidir lo que usan pretendiendo ser el más abierto ecosistema que existe (Por si se lo están preguntando, lo dijo sin reirse).

Para Nadella, un ecosistema abierto es el que puede interactuar con otro, por ejemplo conectando el teléfono al ordenador utilizando a este último para conectarse con otros teléfonos u ordenadores. También habla de la capacidad de Windows de correr varios tipos de aplicaciones, entre ellos:

  • Aplicaciones nativas.
  • Aplicaciones web progresivas.
  • Aplicaciones Android.

Cuando la periodista del Wall Street Journal le pregunta por las diferencias entre el nuevo modelo de Windows y el de Apple, Nadella le responde que es la capacidad del usuario de poder elegir otras tiendas de aplicaciones. También señala que aunque Windows 11 tendrá integrada su propia plataforma colaborativa (Microsoft Teams), de ninguna manera se bloqueará a competidores como Zoom o Slack.

Nuestro concepto de abierto

Por algún motivo, lo primero que pensé al ver los 7 minutos del reportaje es que ya que están tan abiertos a otras plataformas, bien podrían habilitar el soporte para Ext4. Sería genial poder ver los archivos de la partición home de Linux en el explorador de Windows y no tener que guardarlos en la nube. Si, ya sé que hay programas. Pero, ya que van a abrirse a otras plataformas, bien podrían habiitarlo en forma nativa.

Por otra parte, más allá de la posibilidad de instalar aplicaciones de Android (Nada menos que de la tienda de Amazon, una empresa cuyas prácticas monopólicas están siendo cuestionadas) no hay nada nuevo, salvo la ampliación de los formatos de aplicaciones que se pueden subir a la tienda oficial (De la que casi nadie descargaba nada). Uno ya podía instalar Zoom o Google Meet y desactivar Skype (En el futuro reemplazado por Teams) Una muestra de apertura sería que te dejaran elegir que navegador, cliente de video conferencia, servicio de almacenamiento en la nube o tienda de aplicaciones utilizar durante la instalación).

Todo este rollo de la apertura es para escapar del escrutinio de los entes reguladores que ya pusieron sus ojos en Apple, Google y Amazon.

Tampoco es una buena señal de «apertura» la obligación de contar con un chip TPM que no suele venir incluído en la mayoría de las placas base.  Según nuestro relevamiento, su precio en los portales de compra muestran una tendencia a subir.

Recordemos que según la Open Source Initiative, el concepto de abierto aplicado al software debe cumplir los siguientes requisitos:

  • No se puede poner ningún tipo de restricciones a la libre distribución. Una de las funciones del dichoso chip TPM es impedir la piratería.
  • El código fuente debe ser accesible.
  • La licencia debe permitir modificaciones y trabajos derivados. ¿Nunca soñaron con hacer su propio Windows? Bueno, no pueden.
  • No se puede impedir el uso del programa a ninguna persona por ninguna razón. Por ejemplo por vivir en Cuba o no pagar la licencia.
  • El derecho a usar un programa no puede estar sujeto al uso en conjunto con otros programas o  una tecnología específica. ¿Cómo un chip TPM por ejemplo?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

5 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Bilbo dijo

    En mi antigua empresa (una consultora revendedora de productos Microsoft) instalaron Microsoft Teams y Sharepoint. A pesar de estar basado en estándares abiertos y tecnologías web, ese monstruo ni siquiera permitía compartir un fichero de texto sin hacer mil y un trucos. Y por supuesto, publicar algo en HTML o Markdown era missión imposible. El ecosistema está diseñado para poder crear sólomente contenido con herramientas propietarias de Microsoft, todas ellas muy rudimientarias y básicas (a excepción de Excel).
    Sería algo anecdótico sino por la frustración de los usuarios, las horas perdidas, la pérdida de productividad, lo difícil que era encontrar o compartir algo en condiciones (el motor de búsqueda de Sharepoint es de juguete, …). Yo calculo que el uso de herramientas cerradas (tanto de Microsoft como de IBM, SAP, …) le cuesta a Occidente alrededor de 500.000 millones al año en pérdidas de productividad. Luego nos quejamos cuando China nos pasa por encima y nos gana en todo, pero es que hemos diseñado un sistema económico que perjudica al 99% de la población para salvar los beneficios del 1% restante. Puro teatro que se desmonta cada día que pasa.

  2.   Liam Taylor dijo

    Los LinuxAdictos (o en otras palabras «fanboys»), están tratando de vender humo a como de lugar con lo del TPM.

    Tengo una laptop que compré en 2018 por exactamente $499 dólares y trae UEFI, Secure Boot y soporte TPM.
    No se a que quieren jugar, pero el TPM hace años esta presente.
    Revisen la BIOS, que seguramente lo tengan.

    Dudo mucho que Microsoft se arriesge a pedir un requisito que (según los haters) el «99% no lo cumple».

    NO USO WINDOWS, pero hablemos la realidad.
    Medios afines a Linux tratando de vender humo para desacreditar a Windows ¿cuándo dejarán las peleas de users vs users de OS’s?

    Ustedes son como los que aún se niegan a la muerte de los 32bits…

    1.    Diego Germán González dijo

      Si hay alguien en Linux Adictos al que no puedes acusar de ser Anti Microsoft es a mi. Es cierto que hay equipos con soporte para TPM, pero no todos para la versión que pide Windows. Y, de hecho no han dado una explicación razonable por la cuál lo piden.

      De hecho, ya hay tutoriales de como saltarse ese requisito

    2.    Cirilio dijo

      Linux no te exige TPM para instalarlo. El TPM es problema de tu querido windows. Que te aproveche.

  3.   Guti dijo

    Aún así hay que reconocerles que en la última década su actitud ha cambiado bastante, cosa que no podemos decir de otras casas de software.