El camino hacia Linux. La red se une a otras redes y llega al mundo

El camino hacia Linux
La historia no es un proceso lineal. Para que ustedes estén leyendo este post tuvieron que pasar una serie de acontecimientos a lo largo de muchos años en diferentes lugares. Algunos se cuentan en los libros de historia porque afectaron a millones de personas. Otros solo tuvieron importancia a nivel familiar o personal. Pero, todos nos trajeron hasta el momento en que yo publiqué el post y ustedes se sentaron a leerlo. Lo mismo sucede con Linux.

Es por eso que en esta serie de artículos tratamos de seguirle la pista a los hitos de la historia de la tecnología que confluyeron para que Linux y el código abierto sean el actual paradigma dominante de la industria informática.

El camino hacia Linux. La expansión de la red de computadoras

La existencia de Linux fue posible gracias a una serie de factores como

  • La aparición de un soporte económico para la distribución de software.
  • El desarrollo de una metodología de trabajo basada en la meritocracia.
  • La existencia de una red de búsqueda e intercambio de información en tiempo real.

Nos habíamos quedado en la existencia de una pequeña red de computadoras universitarias y un grupo informal de personas desarrollando por consenso los protocolos que les permitirían comunicarse entre ellas. Llegó el momento de pasar al siguiente nivel. La expansión de la red por el mundo.

El 27 de agosto de 1976 una furgoneta se estacionó frente a una conocida cervecería de la ciudad de San Francisco. Sus ocupantes (Integrantes de un instituto de investigación de la Universidad de Stanford) colocaron una terminal de computación sobre la mesa, la conectaron al transmisor de radio del vehículo y enviaron un mensaje por la red de transmisión de datos inalámbrica de ARPA conocida como PRNET. La transmisión fue recibida y enviada por ARPANET (la red cableada de la que ya hablamos) a otro equipo distante geográficamente.

Esto fue posible gracias a la mala calidad y el alto costo del servicio telefónico de Hawai. La universidad local necesitaba una forma económica y fiable de conectar 7 campus diseminados por 4 islas y decidió usar la radio.

El problema a resolver era que los protocolos desarrollados para la transmisión mediante líneas telefónicas no eran adecuados. Mientras que en una línea telefónica las señales viajan del emisor al receptor en forma ordenada las emisoras de radio transmiten indiscriminadamente a todos los receptores dentro de su rango de alcance. Si dos o más emisoras con un rango de alcance común emiten al mismo tiempo, los mensajes se degradan o anulan.

La solución encontrada por los expertos fue que cuando un emisor (nodo) de la red no recibe confirmación del receptor de haber recibido el paquete de datos, espere un período de tiempo aleatorio y vuelva a enviarlo.

Al ser el período de tiempo de espera aleatorio, la posibilidad de que la emisión simultánea de mensajes se repitiera era mínima.

Además de los problemas tecnológicos, ARPA debía lidiar con otro tipo de problemas, los políticos. En 1969 el Congreso anunció la decisión de recortar el presupuesto de defensa y establecer que solo podrían hacerse investigaciones que tuvieran una relación evidente con operaciones o aplicaciones militares.

La salvación de la ARPA fue un tratado de limitación de pruebas de armas nucleares que solo permitía hacerlas en forma subterránea. Este tipo de pruebas es detectada por los sismógrafos de todo el mundo.

Con el objeto de espiar la actividad nuclear de la URSS, Estados Unidos acordó con Noruega la construcción de una instalación de detección sísmica. Esta instalación estaba conectada con una estación satelital de Suecia que enviaba los datos al Centro de Análisis de Datos Sísmicos de Virginia. A través del mismo enlace satelital los noruegos tuvieron acceso a ARPANET.

Fue a través de la instalación noruega que el Reino Unido se unió a la flamante red. La conexión fue mediante una línea telefónica que los unía al Colegio Universitario de Londres.

Con el correr del tiempo, los británicos establecerían sus propias conexiones satelitales directas.

Continuará…


5 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Arismendy dijo

    Excelente post! Espero las próximas entregas!

  2.   Alex Borrell dijo

    En efecto, todo inicio con los problemas en la comunicaciones analógicas. Yo trabaje con las redes siguientes de Darpa (basados como se menciono en Aloha de la Universidad de Hawaii) en la Cd. de México (1980) conocidas como Telnet y Tymnet. La velocidad en líneas conmutadas real era de 100 bps., algo así como 10 cps. Excelente inicio de la seria.

  3.   asdfasd dijo

    dd