Deskreen convierte cualquier pantalla en una secundaria y funciona perfectamente en Linux con cero complicaciones

Deskreen

Hace años, cuando empecé a escribir, recuerdo que tenía un ordenador de sobremesa conectado a la pantalla de la PlayStation que usaba como secundaria para, por ejemplo, escribir mientras presentaban algún evento. Aunque la pantalla de nuestro equipo sea grande, una extra puede venir muy bien, y por ese motivo compañías como Apple presentaron su Sidecar hace un tiempo y el próximo macOS aún irá a más. Si lo que necesitamos es sólo «ampliar» la pantalla de nuestro equipo, Deskreen es una herramienta increíble, y más cuando la pruebas y sabes algunas cosas.

Deskreen es «FOSS», es decir, de código abierto y gratuita. Una vez instalada, aunque en Linux podemos usar su AppImage, lo único que tenemos que hacer es conectar la pantalla en la misma red en donde está el equipo principal y conectarse, algo que no es para nada complicado. Una vez conectados, podemos ver en la pantalla secundaria todo el escritorio o sólo una aplicación.

Deskreen es gratuita, libre y de código abierto

Para conectar las pantallas, basta con hacer lo siguiente:

  1. Abrimos Deskreen.
  2. Si tenemos un dispositivo inteligente con cámara, podemos escanear el código QR que aparece en pantalla. Si no hay cámara disponible, podemos copiar en cualquier navegador la dirección que nos facilita.
  3. Una vez se conecta, hacemos clic en «Permitir».
  4. A continuación elegimos si queremos que se refleje la pantalla completa o sólo una ventana.
  5. Si elegimos una ventana, ahora tenemos que elegir la de alguna aplicación que tengamos abierta.
  6. Una vez seleccionado lo que queremos reflejar, hacemos clic en «Confirmar».

Sorprende un poco el soporte de la aplicación, es decir, en dónde podemos usarla. Funciona en dispositivos como el iPhone, y también en televisiones inteligentes con webOS, aunque el refresco en este sistema operativo no es el mejor.

La aplicación inicia en inglés, pero está traducida al español y podremos elegir nuestro idioma desde el engranaje de las opciones. Desde el mismo apartado también podremos elegir el tema oscuro. Y por si compartir la pantalla de esta manera tan sencilla y rápida pareciera poco, hay que mencionar también que Deskreen soporta múltiples pantallas y reflejar diferentes ventanas. Lo que no soporta, por lo menos en mis pruebas, es el sonido, pero eso no debería ser un problema si nuestra intención es ser más productivos en nuestro trabajo. Por ejemplo, yo lo he probado para ver en mi tablet lo que escribía en Atom en tiempo real para no tener que dividir la pantalla de mi portátil, y funciona todo perfecto.

Disponible para Linux, macOS y Windows

Deskreen está disponible para Windows, macOS y Linux desde la página del desarrollador. Los usuarios de Linux podemos descargar su AppImage, por lo que ni siquiera es necesario instalar nada para poder disfrutar de todo lo que nos puede ofrecer esta herramienta. También está disponible como paquete DEB (Debian/Ubuntu) y los usuarios de Arch Linux lo tenemos en AUR.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.