Defensa del conocimiento libre en la Irlanda del siglo sexto

Defensa del conocimiento libre

Aunque esta historia transcurre nueve siglos antes de que se inventara la imprenta y catorce de la aparición de las fotocopiadoras, las computadoras e internet, los argumentos del debate planteado entre el derecho de propiedad y el derecho de acceso al conocimiento son sorprendentemente actuales

Quiero dejar en claro qué más allá del componente religioso, el juicio y sus posteriores consecuencias son hechos históricos documentados.

Permítanme presentarles a Columbano. Su nacimiento había sido profetizado por tres de los santos más importantes de Irlanda; Patricio, Brígida y Mocha. Por si esto no fuera suficiente, un ángel aseguró a su madre que seguía un gran líder de la Iglesia.

Al joven Columbano se le atribuye haber curado enfermos, resucitado muertos y matado con una maldición a un asesino.

Sus contemporáneos lo describen como una persona inteligente y amante de los deportes, con una naturaleza grande y generosa, pero de muy mal genio. Es precisamente esto lo que traería importantes consecuencias para él, para Irlanda y todo Occidente.

La religión pagana en mano de los druidas todavía predominaba en Irlanda mientras que el poder político se repartía entre diferentes clanes. Columbano decidió que para su misión eclesiástica no solo necesitaba conocimientos espirituales. También debía aprender política y marketing. Por supuesto que en época de Columbano esa palabra no se conocía.

En el siglo sexto no había redes sociales, pero ya teníamos influencers. Eran los bardos.

Los bardos eran poetas itinerantes que recorrían todo el país recitando sus composiciones basadas en leyendas y acontecimientos reales pasados y actuales. Eran capaces de hundir y levantar reputaciones. De la mano de ellos, Columbano aprendió la historia y el folklore de su país además de conocimientos prácticos de cómo se conseguía y usaba el Poder.

A partir de la ordenación como sacerdote a los 25 anos, Columbano se dedicó a fundar monasterios por toda Irlanda. Parte fundamental de esos monasterios era una biblioteca ya que creía en la importancia del acceso al conocimiento.

El futuro santo tenía enemigos. Por empezar los clanes rivales al que él pertenecía, Tampoco ayudaba su carácter ni el hecho de que impulsara con éxito el cristianismo en tierra de los druídas

Ellios esperaban una oportunidad para perjudicarlo, y finalmente llegó

Defensa del conocimiento libre

La Vulgata es la traducción de La Biblia al Latín realizada por San Jerónimo. Enterado de que un monje llamado Finnian tenía un ejemplar, Columbano decidió ir a verlo y hacer una copia.

Finnian consideraba a los libros como una propiedad similar al ganado o a un edificio, por lo que restringía su acceso y no estaba dispuesto a permitir que se copiara. Enterado de que Columbano lo había hecho a escondidas, exigió la entrega del nuevo ejemplar.

Ambas partes acordaron someter el caso al rey.

Ante la Corte, Finnian se quejó de abuso de confianza, violación de las leyes de propiedad y afirmó que la copia carecía de la calidad del original

Presten atención a la respuesta de Columbano.

Mi amigo aplica una ley vieja a una nueva realidad. Los libros son diferentes a otras posesiones y la ley debería reconocerlo.

Hombres instruídos como nosotros. que hemos recibido un nuevo patrimonio de conocimientos a través de ellos, tenemos la obligación de difundir ese conocimiento copiando y distribuyendo esos libros a lo largo y ancho del mundo.

Después de señalar que la propiedad de Finnian no sufrió ningún daño, continuó:

El conocimiento de los libros tiene que estar disponible para cualquiera que quiera leerlos y resulta equivocación intentar ocultar ese conocimiento.

Los enemigos de Columbano manipularon al rey para que fallara en su contra.

La guerra y el exilio

Poco tiempo después, el hijo de un jefe de un clan mata al hijo de un importante servidor del rey tras lo cuál pide refugio a Colombiano. El rey no respeta el asilo y lo ejecuta en la iglesia.

Esto colmó la paciencia del sacerdote quién juntó un ejército y derrotó al rey en una batalla dónde hubo 3000 muertos.

Cómo penitencia sus colegas lo destinaron a predicar en Escocia .

Gracias a Columbano, un auténtico precursor del conocimiento libre, los monasterios.irlandeses conservaron libros que de otraanera se hubieran perdido para siempre.

Fuente

Corrigen, Ray (2007). Colmcille and the Battle of the Book: Technology, Law and Access to Knowledge in 6th Century Ireland. In: Gikll 2 Workshop on the intersections between law, technology and popular culture at Universito College London, September 19th, 2007


4 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Mefisto Feles dijo

    El conocimiento es patrimonio de la humanidad.

  2.   deby dijo

    muy buena historia!

    1. Muchas gracias por comentar.

  3.   cgdesiderati dijo

    A mi SIEMPRE me ha enojado la gente que oculta los conocimientos