Creación de textos educativos usando software libre y de código abierto

Creación de textos educativos

Gran parte de las posibilidades educativas de Internet se desaprovechan. Llevo años discutiendo con organizadores de «talleres escolares de radio online» que son incapaces de entender que sin gastar mucho más también podrían incorporar video e interactividad. Lo mismo se puede decir con respecto a los períodicos escolares que trasladan a la pantalla el formato papel, en lugar de optar por blogs o páginas web responsivas.

Habiendo dicho esto, hay veces en que el uso de los formatos tradicionales tiene sus ventajas.

Esta serie de artículos busca ayudar a personas no del todo familiarizadas con la tecnologías a utilizarla de forma que puedan responder a estos tiempos de pandemia. Dichas personas no pueden dedicar demasiado tiempo a aprender a utilizar un determinado software. En ese sentido, cuanto más sencillo sea el resultado, menor será el tiempo de aprendizaje y producción.

Es probable que algún lector me reclame por qué no hablo de LaTeX. Simplemente porque me parece demasiado complejo para el objetivo que describí más arriba.

Alternativas para la creación de textos educativos

Cuando estaba en la escuela secundaria había dos autores clásicos de libros de matemática; Repetto y Tapia. Los libros de Repetto estaban impresos en blanco y negro y en tipografía diminuta. Los de Tapia usaban colores y tipografías de distintos tamaños pero fáciles de leer. No puedo citar estadísticas, pero en mi caso personal obtuve muchos mejores resultados cuando me pasé a los libros de Tapia.

En la universidad usé libros de autores extranjeros y argentinos. Los libros de autores extranjeros (básicamente norteamericanos) tenían perfectamente identificados los títulos, subtítulos, información relevante y ejemplos. Los libros argentinos con suerte intercalaban algún subtítulo o gráfico. Con los primeros, el tiempo de estudio se reducía notablemente.

La moraleja de todo esto es que si vas a crear textos, tengas en cuenta los siguientes consejos:

  • Busca que sea legible: Ten presente de que el texto se leerá en pantallas de diferentes tamaños por lo que usa un tamaño de letras que se pueda ver en pantallas chicas. No seas demasiado creativo con la tipografía ni el diseño. Cuanto más simple mejor.
  • Utiliza títulos, subtítulos viñetas y cursivas para identificar diferentes partes del documento.
  • Ten en cuenta de que el objetivo es que te puedan leer. Está bien que quieras difundir los formatos libres, pero  hoy casi todos los procesadores de textos son compatibles con los formatos de Microsoft. En cambio, el formato .odt no se puede leer en todos los dispositivos

Tipos de contenidos educativos en formato texto

En general podemos crear 3 tipos de contenidos:

  • Textos editables
  • Publicaciones de escritorio.
  • Libros electrónicos.

Textos editables

Los textos editables son los que se escriben en un procesador de textos y se guardan en formatos que otros procesadores de textos pueden abrir y editar. Son los más fáciles de crear.

Estos textos editables se pueden crear utilizando  computadoras de escritorio y dispositivos móviles. Para hacerlos se pueden utilizar procesadores de textos instalados o servicios en la nube como Google Docs u Office 365.

La mayoría de las distribuciones Linux incluyen la suite ofimática LibreOffice que es gratuita y de código abierto. Se puede descargar para todos los sistemas operativos desde aquí.

Publicaciones de escritorio

En caso de que se necesite una diagramación más compleja, podemos usar un software para la diagramación de publicaciones de escritorio. Estos programas son los que se usan para crear newsletter, revistas o libros.

La gran ventaja de este tipo de programas es que nos salimos del esquema rígido (izquierda, derecha, arriba, abajo) que imponen los procesadores de texto. Cada uno de los componentes del texto lo podemos desplazar por la superficie de trabajo de acuerdo a nuestras necesidades.

El resultado se puede exportar en formato pdf (para ver en pantalla o imprimir) o de gráficos.

La mejor aplicación de código abierto para la creación de publicaciones de escritorio es Scribus. Scribus es multiplataforma y está disponible en la mayor parte de las distribuciones Linux.

Libros electrónicos

Los libros electrónicos tienen la ventaja de que permiten navegar el texto en forma inteligente usando hipervínculos. Además facilitan la lectura en diferentes dispositivos y permiten interactividad e inserción de archivos multimedia.

El formato más difundido es EPUB.  Existen visores de este formato para todos los dispositivos.

Para la creación de Epub pueden usarse los siguientes programas:


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.