Consejos para usuarios macOS que quieren comenzar en Linux

consejos macOS a Linux

Algunos usuarios de macOS deciden que están hartos de la plataforma de Apple y deciden probar otros sistemas operativos. Que usuarios de una plataforma vayan hacia otra es algo que ha pasado y que pasará. Una de las posibilidades que existen es que un usuario del sistema de Cupertino decida iniciar una «nueva vida» digital en una distro GNU/Linux.

En ese caso, con esta guía podrás tener un camino mucho más llano para comenzar a disfrutar de las virtudes de la plataforma del pingüino sin demasiado esfuerzo. Con una serie de cambios que vas a notar de forma más evidente y con consejos para que tu adaptación sea más rápida y sencilla…

Razones…

macOS vs Linux

Pueden existir varias razones por las que un usuario decide cambiar de repente de un sistema operativo a otro. Pero sea cual sea, debes conocer algunas cosas por las que deberías elegir GNU/Linux frente a macOS:

  1. ¿Te aburre la centralización? Prueba distintos sabores. Mientras que macOS es un sistema operativo cerrado y cuyo desarrollo controla únicamente Apple, en el lado GNU/Linux no hay esas restricciones. Los usuarios tienen mayor diversidad donde elegir, ya que Linux es solo un kernel al que le faltan otras muchas «piezas» para ser un sistema operativo completo. Eligiendo esas piezas y montándolas, podrás tener diferentes distribuciones para satisfacer muy diversas necesidades. Entre esos sabores encontrarás también algunos enfocados especialmente a parecerse a macOS, por lo que te podrías encontrar como «en casa» si provienes de ese escritorio.
  2. Estabilidad, robustez, y rendimiento. No se puede negar que macOS también es un sistema bastante optimizado y con una buena estabilidad. En cambio, hay distro Linux que están enfocadas para conseguir mayor seguridad, estabilidad, robustez, así como distros ligeras para no desaprovechar los recursos de hardware de los que dispones. Estas distros tienen un consumo muy bajo de tiempo de CPU y memoria, por lo que pueden ayudarte incluso con un equipo Mac antiguo al que quieras seguir dándole uso cuando las nuevas versiones de macOS ya no lo soportan.
  3. Ahorrar. No se debe negar que en macOS existen apps gratuitas, pero que por lo general es un sistema donde el software suele ser costoso y donde no es tan barato de mantener como otros.
  4. Seguridad. Ambos son sistemas seguros, eso es cierto, ya que ambos son de una estirpe poderosa como es la de Unix. En cambio, Linux ha dominado el mundo de servidores y supercomputadoras con mano férrea, por lo que han surgido muchos interesantes proyectos de seguridad para blindar estos sistemas. Con todo ese material a tu disposición podrás hacer hardening para hacer tu sistema lo más seguro posible. Además, al ser código abierto siempre tienes a tu disposición las fuentes por si no te fías de si los programadores han incluido puertas traseras intencionadamente o si está haciendo algo de forma oculta que no quieras… Algo que en macOS es imposible debido a que es código cerrado. Y sí, pueden también colar puertas traseras y haber vulnerabilidades en Linux, pero siempre te puedes fiar más de algo que está abierto a miles de ojos que de algo que está oculto de puertas a fuera de la empresa que lo desarrolla.
  5. Privacidad y anonimato. Apple ha sido bastante aclamada por el uso que hace de los datos privados que recopila de sus usuarios. Y aunque se jactan de que tienen una buena política en este sentido, sigue siendo un software cerrado que no sabes bien qué está haciendo: ni para bien ni para mal. En algunas distros existe eso que llaman «telemetría», y también se pueden recaudar datos del usuario, pero siempre tienes la libertad de elegir otra distro que no lo haga e incluso crear tu propia distro de cero si eres un obsesivo de estos temas…
  6. Personalización. macOS se puede configurar, sí, es cierto. Para macOS existen multitud de herramientas con las que hacer algunos ajustes extras. Nadie lo niega, pero jamás tendrá la capacidad de personalización que tiene Linux. No solo por la cantidad de distros, escritorios, y alternativas de las que dispone el usuario, también por la cantidad de ajustes que se pueden realizar e incluso tocar el código para alterarlo a tu gusto… ¡A hackeable no le gana nadie! Por eso es tan flexible y lo puedes ver adaptarse a casi todo, desde el sistema de control de un robot, electrodomésticos, embebidos, hasta un satélite, pasando por un dispositivo móvil, smart TV, PC, coches, e incluso los centros de datos con los servidores y supercomputadores más colosales.
  7. Desarrollo. El sistema de Apple es una opción buena para el desarrollo de música, películas, diseño gráfico, diseño web, etc. Nadie lo va a negar. Pero también es verdad que todo eso lo puedes hacer en Linux también, y éste último gana en algo como es el desarrollo de software. Existe una enorme cantidad de editores de texto, IDEs, motores gráficos, herramientas y lenguajes de programación a tu alcance para diversas plataformas.
  8. Videojuegos. macOS está un poco por encima de Linux en cuanto a cantidad de títulos de videojuegos disponibles. Pero sigue estando muy lejos de Windows, que sería el claro dominante. No obstante, Linux cada vez está igualándose más con macOS, y si a eso le agregas que dispones de proyectos tan maravillosos como Proton para jugar a títulos Linux, entonces las diferencias se disipan y lo hacen una plataforma muy interesante para gamers que huyen de Windows y macOS por diferentes motivos.

Evidentemente la última palabra la tienes tú, y tú debes juzgar si son motivos suficientes que te pueden ayudar a elegir finalmente Linux como sistema operativo principal.

Y también te digo que algunos usuarios que provienen de macOS y Windows terminan retornando a sus sistemas operativos anteriores. Y aunque muchos de ellos pongan algunas otras excusas, un gran porcentaje de ellos lo hace por simple comodidad y costumbres. Y sabes cuando te acostumbras a algo es complicado quitarte esos hábitos, lo mismo ocurre aquí. Pero te aseguro que si le das una oportunidad lo suficientemente larga como para acostumbrate a Linux, la mayoría no querrá volver…

Resolviendo tus dudas para una adaptación más rápida

macOS vs Linux dudas

Seguramente, si ya has decidido optar por pasarte a Linux y dejar macOS, tendrás una serie de dudas que necesitan una respuesta

¿Qué distribución es mejor para comenzar?

elementary OS

La verdad es que es cuestión de gustos más que otra cosa. Puede que tu caso sea que has escapado de macOS porque no te gusta su interfaz y buscas algo diferente, en tal caso, tal vez te apetecería usar algunas distros que te parezcan algo más exóticas como las que tienen KDE Plasma, u otros entornos de escritorio.

Pero si quieres un entorno más amigable para ti y que se parezca más a tu macOS para que tu adaptación sea más rápida, entonces hay una lista de distros que te pueden gustar como:

  1. elementary OS: tiene un entorno de escritorio muy similar que intenta imitar a un Mac. Además, se basa en Ubuntu, por lo que tiene todo lo mejor de ésta distro junto su shell gráfico basado en GNOME y cuyo nombre es Pantheon. Con su dock Frank te sentirás como en Mac y muchos otros aspectos visuales te recordarán a él. Por eso, es la primera distro que te recomendaría probar si provienes de este mundo. Descargar elementary OS.
  2. Fenix OS: es un proyecto español bastante reciente, y puede cambiar su aspecto de forma camaleónica para imitar a distintos entornos Windows y Mac. Incluso puedes elegir entre versiones modernas de macOS o los clásicos. Descagar Fenix OS.
  3. Otras: por otras cualidades también te podrían interesar distros como Linux Mint por su sencillez; Ubuntu por lo amigable que es y la cantidad de paquetes de software, drivers y ayuda que vas a encontrar; e incluso Fedora por su robustez y estabilidad.

¿Existen alternativas a las apps de Apple?

Macbook Pro macOS

Lo cierto es que en Linux hay alternativas a montones. En muchos casos lo difícil no es encontrar un software sustituto, lo difícil es elegir entre las diferentes opciones existentes por su número. Algo que es bueno.

Por eso, aquí te muestro algunas de las apps nativas más populares de macOS y sus alternativas en Linux:

  • iTunes: puedes sustituirlo con los reproductores multimedia Rhythmbox, Banshee o Amarok.
  • Safari: existen gran cantidad de navegadores webs para Linux, como Chrome, Firefox, y un largo etc.
  • Automator: esta app para automatizar tareas tiene varias alternativas en Linux, desde las de modo texto a las apps gráficas. La que más te va a satisfacer es Xnee.
  • iWork: para ofimática puedes encontrar LibreOffice, OpenOffice, Calligra, e incluso Google Docs y Microsoft Office online.
  • iGarageband: existen muchos productos interesantes similares, uno de ellos es Audacity.
  • iPhoto: para la gestión de fotos puedes usar F-Spot, XnView MP, o mi favorita Shotwell.
  • iMovie: tiene sus alternativas como OpenShot, Kino, Avidemux, Kdenlive, etc.
  • Spotlight: puedes sustituirlo por Beagle entre otras…
  • Apple Talk: puedes probar Netatak, Pidgin, Jitsi, o los clientes como el de Telegram, etc.
  • QuickTime: tiene algunos buenos sustitutos como Xine, VLC, Kaffeine, etc.
  • iChat: puedes usar Ekiga.
  • iCal: usa la propia de GNOME o KDE Plasma, así como otras como Google Calendar.

¿Y si no hay alternativa? ¿Puedo usar mi app nativa de macOS en Linux?

Logo Kernel Linux, Tux

A pesar de que ambos sistemas son de la familia Unix, no son iguales. Se diferencian en cuanto a su ABI y, por tanto, no existe compatibilidad directa entre el software desarrollado para macOS y el desarrollado para Linux, al igual que tampoco la hay entre las apps nativas de Windows.

Pero al igual que ocurre con Windows y el proyecto Wine, también existe un proyecto para implementar una capa de compatibilidad para que puedas ejecutar las apps nativas favoritas de macOS sobre Linux. Se llama Darling y es gratuito. Con él podrás disfrutar de algunas apps de macOS en Linux como si estuvieras trabajando en el propio Mac.

¿Puedo encontrar equipos con Linux preinstalado como ocurre con macOS?

Slimbook Apollo

Sí, hay varios distribuidores que tienen equipos portátiles, AIO y sobremesas donde elegir con la distro favorita que prefieras ya preinstalada. Una de las marcas más recomendables es la española Slimbook. No solo ofrece los mejores equipos con el rendimiento más elevado, también tienen unos acabados de calidad y un diseño muy cuidado para que prácticamente no notes diferencia con un Mac… bueno, solo en el precio, porque son bastante más baratos.

Comprar Slimbook

Otras consideraciones que debes conocer

diferente

 

Tienes que tener en cuenta algunas otras consideraciones más que vas a encontrar en tu cambio. Una transición que te resultará mucho más suave si conoces todo esto:

  • HFS/HFS+: macOS usa este FS que no es compatible con Windows, como tampoco lo son los de Linux. En cambio, a tu favor te diré que puede estar soportado en Linux para trabajar con discos duros y dispositivos de memoria que tuvieras formateados con ese formato. Por tanto, no habría problema para seguir trabajando con tus datos.
  • Olvídate de DMG: seguramente estás acostumbrado a paquetes .dmg que movías al icono del disco duro para instalar o a la papelera para eliminar. En Linux encontrarás un sistema muy heterogéneo debido a la gran cantidad de distros y gestores de paquetes. Por tanto, puedes encontrar paquetes diversos como DEB, RPM, tarballs de código fuente para compilar e instalar, scripts para instalar ciertos paquetes, binarios .run y .bin. Pero si no quieres complicarte la vida, puedes hacer uso de los paquetes universales como snap, Flatpak, y AppImage o directamente usar los centros de software o tiendas de apps para instalar con un solo clic de forma fácil y evitarte usar el terminal.
  • Bash: macOS usa Bash como shell predeterminado, y este sentido no encontrarás diferencia. La mayor parte de las distros Linux también usan ese mismo… Además, al ser un Unix, la sintaxis y comandos será igual en muchos casos o bastante parecida (podría cambiar algunos parámetros y opciones, pero poco más). Recuerda que las coreutils provienen del mundo BSD y no de GNU, por eso esas ligeras diferencias. Por ejemplo, en vez de sed -E deberías usar sed -r o cosas así.
  • Directorio personal: tanto en Linux como en macOS dispones de ese directorio personal con tu nombre. Es algo heredado de Unix y que está en ambos. La diferencia es que en macOS está en la partición principal y dentro el directorio de Usuarios y en Linux puede estar en la partición principal o en otra independiente /home.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.