Cómo y por qué nos imponen un navegador

Las grandes tecnológicas limitan nuestra elección del navegador
La Fundación Mozilla dio a conocer un estudio sobre cómo y por qué nos imponen un navegador. Se refiere específicamente a las 5 grandes tecnológicas (Microsoft, Google, Facebook, Meta y Amazon) y en un artículo anterior ya había empezado a dar a conocer sus aspectos más importantes.

Teniendo en cuenta que la actual tendencia del mercado del software es que cada vez más haya servicios en la nube, el navegador web y su motor de navegación adoptan cada vez más importancia. De ahí que las grandes tecnológicas pongan todo su esfuerzo en guiar nuestra elección de estos.

Antes de continuar con el tema del artículo, me parece oportuno explicar el concepto del motor de navegación, una expresión que aparece varias veces en el estudio de Mozilla.

El motor de navegación es el software que se encarga no solo de transformar el código de la página web de una manera amigable con el usuario, sino que también permite que este interactué con el sitio. También es el encargado de aplicar las políticas de seguridad establecidas en la configuración del navegador.

Hace años, todos los navegadores principales tenían su propio motor de navegación. Sin embargo, hoy solo quedan tres importantes:

  • WebKit: Desarrollado por Apple para su navegador Safari y de uso obligatorio para todos los navegadores que quieran estar en su tienda de aplicaciones.
  • Gecko: Desarrollado por la Fundación Mozilla para el navegador Firefox y utilizado por otros proyectos derivados.
  • Blink: Desarrollado por Google para Chrome y utilizado también por Microsoft Edge, Brave, Opera y Vivaldi.

Cómo y por qué nos imponen un navegador

Estoy escribiendo este artículo utilizando la versión Linux del navegador Microsoft Edge. Mientras lo hago, un asistente ortográfico integrado como complemento me advierte si escribo mal una palabra o cometo algún otro error de redacción. También el pdf del informe que estoy reseñando lo veo en el visor integrado en el mismo navegador. Es decir que ya hay dos programas que no tengo que abrir: LibreOffice Writer y su corrector ortográfico y su visor de pdf. Si el traductor integrado admitiera pdf y tuviera la calidad de DeepL probablemente podría eliminar otro servicio.

Es posible que se estén preguntando por qué un linuxero usa Microsoft Edge. En mi caso porque es el que mejor se integra con la versión en la nube de Microsoft Office y Microsoft OneNote. Uso esos programas en el móvil y necesito poder acceder a sus archivos desde el ordenador de escritorio.

El punto es que no solo el sistema operativo que utilizamos influye en nuestra decisión (O falta de ella) sobre que navegador usar. El navegador también influye en que servicios utilizamos. Todos ellos están asociados a un buscador, y quien controla los resultados del buscador elige cuales se muestran primero. Para completar el círculo, los servicios por los que optemos pueden restringir nuestras opciones de navegador o sistema operativo.

En el estudio de Mozilla, un taiwanés de 34 años cuenta por qué empezó a usar Google Chrome:

Moderador: “Está bien. ¿Recuerdas cómo te enteraste de Chrome?
Participante: “Cuando obtuve Gmail por primera vez y luego cuando comencé a usar Google Drive. Cuando abrí mi cuenta de Gmail, periódicamente me preguntaba, ya sabes, ¿si… solo preguntaba si me gustaría obtener Chrome? Es mejor.»

Mozilla menciona también que el navegador es un buen lugar para obtener información de los usuarios y sus hábitos.

Mucha gente olvida que la mayor parte de los ingresos de Google y Meta provienen de la publicidad mientras que los de Amazon se basan en la venta de productos. Y, aunque Apple y Microsoft son compañías tecnológicas tradicionales que basan sus ganancias en la venta de hardware, software y servicios, también están tratando de obtener su tajada del pastel.

Sus navegadores son muy efectivos bloqueando las cookies y la publicidad de terceros, pero, como muy bien señala Mozilla, no sabemos qué datos se envían a ellos mismos.

Al dejar los datos de los usuarios expuestos para seguimiento entre sitios y publicidad dirigida en sus navegadores y garantizar el éxito de esos navegadores en sus propias plataformas, estas empresas obtienen acceso a datos de consumidores que son valiosos para sus otras líneas de negocio.

En el próximo artículo más sobre el estudio de Mozilla


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Un comentario, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: AB Internet Networks 2008 SL
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Trabajador dijo

    Por eso y demas uso Firefox