Cómo limpiar los paquetes en Arch Linux

La utilización de repositorios en Gnu/Linux es algo muy útil, tan útil que los smartphones se han beneficiado de este funcionamiento y otros sistemas operativos privativos como Microsoft están intentando implementarlo. Sin embargo, cuando se implementó en Gnu/Linux, la conexión a Internet era lenta y no sólo existir tantas versiones como actualmente.

Esto hace que en poco tiempo, cualquier distribución Gnu/Linux, se llene de paquetes y archivos que están obsoletos y no son utilizados por el sistema operativo. La situación a veces es extrema y algunas instalaciones pueden llenar el disco duro con paquetes que están en memoria caché o que no son utilizados.

Es por ello que son cada vez más habituales las herramientas de mantenimiento, pero también es cierto que las propias distribuciones Gnu/Linux contemplan estas tareas de mantenimiento. Hoy os vamos a enseñar cómo limpiar la memoria caché en distribuciones que utilizan Pacman.

La herramienta Pacman es propia de Arch Linux, pero también está presente en distribuciones que se basan en Arch Linux como Manjaro. En una distribución rolling release como Arch Linux, la limpieza de paquetes inútiles es muy importante. Para esto utilizaremos dos comandos llamados Paccache y Pacman -Sc. Estas herramientas tienen sus beneficios y sus puntos negativos, algo que veremos a continuación.

Paccache

En la terminal se ejecuta de la manera siguiente:

sudo paccache -r

Esto hace que Arch Linux vacíe todos sus paquetes menos las tres últimas versiones. Algo útil por si la última versión trae problemas o por si queremos volver a instalar el paquete. Hemos de puntualizar que normalmente la limpieza de estos paquetes suele suponer la limpieza de paquetes instalados, descargados y desinstalados. Hay que tenerlo en cuenta por si queremos instalar más adelante el paquete que hemos eliminado. En este caso, como hemos dicho, se quedarán las tres últimas versiones.

Pacman -Sc

Este comando de Pacman es bastante útil pero no deja ninguna copia ni ningún paquete del programa. Hace una limpieza exhaustiva y eso es el riesgo que supone la utilización de esta herramienta. La ejecución de este comando es de la manera siguiente:

sudo pacman -Sc

Esta herramienta no limpiará lo que tengamos instalado en la distribución, por lo que dejará nuestra distribución optimizada y con el espacio estrictamente necesario para instalar nuevos programas o paquetes.

Conclusión

Esto no quita que utilicemos algunas herramientas nacidas para la limpieza de nuestra distribución, pero si no queremos utilizar estas herramientas o sencillamente solo queréis limpiar la memoria caché de nuestra Arch Linux, estos comandos de Pacman son apropiadas ¿no creéis?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *