Cómo leer a Diego y no morir del disgusto

Cómo leer a Diego

Mi artículo del 24 de diciembre generó una repercusión inmerecida. Más de 20 comentarios sin contar los míos, mientras que algunos excelentes aportes de mis compañeros no tienen ni siquiera un comentario de enhorabuena. Además de lamentar lo injusto de la situación, creo que el tema merece algunas reflexiones.

Una breve guía de como leer a Diego

Para que nadie crea que me las doy de genio incomprendido, voy a comenzar diciendo que el título no fue de mis mejores ideas. Muchos se ofendieron tanto que en lugar de leer lo que escribí, terminaron leyendo y opinando de lo que creen que quise escribir. Hay dentro de la comunidad del software libre gente que tiene más el comportamiento de miembros de una secta que de usuarios de informática y, cualquier crítica a Linux, sin importar la solidez o no de los argumentos, los pone de los nervios.

De alguna manera son como los que sin tener formación médica piden en las redes sociales severos castigos a los no vacunados. Se la pasaron años compartiendo bares y medios de transporte con potenciales enfermos de HIV, sarampión hepatitis, meningitis y otras enfermedades contagiosas. A lo que le tienen miedo no es al Covid, es a los que piensan distinto.

Nota: Para que quede claro, tengo las dos dosis de la Sputnik y cuando me llamen voy a darme la tercera.

Estos lectores, cayeron en la trampa del título que inadvertidamente les puse. Darme una importancia que no tengo. Soy alguien relativamente anónimo que escribe en uno de los millones de blogs sobre Linux y software libre, lo que diga o deje de decir carece de relevancia ya que nadie va a usar mi opinión para decidir usar o no usar Linux. Pero, ofendí la sensibilidad de los que creen que los divulgadores debemos limitarnos al esquema “Linux bueno-Microsoft caca”

Si mi artículo es tan estúpido como muchos afirmaron, el sentido común indica que lo mejor es ignorarlo. En una semana se hubiera desvanecido en los archivos de Linux Adictos. En dos meses ni siquiera yo me hubiera acordado de haberlo escrito. Sin embargo, no solo lo comentaron, lo compartieron en redes sociales y alguien incluso hizo un video contestándome. Por supuesto, todos con citas parciales o completamente distorsionadas de lo que dije para justificar su santa indignación.

Ojo, no estoy diciendo que el artículo sea bueno. Digo que los que opinan que es malo lo hacen por las razones equivocadas.

Los orígenes de la infamia

Mi post está basado en una técnica de creatividad llamada ”Inversión de supuestos” se trata de tomar una afirmación común, darle vuelta y derivar conclusiones de ella.

Yo tomé la afirmación «Linux es muy difícil” y la transformé en “Linux es muy fácil” de hecho, en algunas cosas es mucho más fácil que Windows.

Supongamos que alguien quiere abandonar el sistema operativo de Microsoft, pero le preocupa que Linux sea demasiado complicado ¿Qué mejor argumento que el artículo de un tipo que dice que de hecho es tan fácil que sus usuarios se están volviendo vagos?

No tengo nada en contra de la facilidad. De hecho, me parece una necedad perder tiempo configurando manualmente cosas que se pueden hacer en forma automática. He escrito varias recopilaciones recomendando paquetes Snap y FlatPak y reseñado positivamente aplicaciones privativas por el ahorro de tiempo que supone su uso. Creí que, con la analogía de la industria de la alimentación, las dietas y los gimnasios iba a quedar en claro que lo que estaba proponiendo es encontrar vías alternativas para que el usuario aprendiera lo que aprendía cuando en Linux había que configurar a mano; funcionamiento del sistema, roles de los componentes y políticas de seguridad.

También podría haber dado pie a un debate interesante. ¿Deberían los desarrolladores dedicar esfuerzos a proyectos como los formatos de paquetes multidistros, tiendas de aplicaciones vistosas y nuevos instaladores gráficos? ¿No sería mejor que Linux se mantuviera como en sus orígenes como un sistema operativo altamente configurable y seguro, aunque ello significara no tener una base amplia de usuarios domésticos?

Puede que muchos lectores de LinuxAdictos no estén listos para este tipo de artículos, o lo más probable que yo no esté listo para escribirlos. Otra vez será.

De todas formas, mi consejo para evitarse disgustos es no darles a mis posts una importancia que no tienen.

¡Feliz año para todos!


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

12 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: AB Internet Networks 2008 SL
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Cirano dijo

    Lo peor no es la crítica, si no el fanatismo de los que critican. El mundo está perdido.

  2.   Germán Klenner dijo

    Hola:
    Prefiero ver el vaso medio lleno que medio vacío. Me parece positivo que haya tanta gente que lea tus publicaciones.
    En relación al fanatismo que dices me parece que es característico de los tiempos que corren. También lo veo al revés, personas que se meten en foros de Gnu Linux para afirmar que lo mejor es Microsoft y que lo demás es caca. La intolerancia está presente no sólo en el mundo de la informática, sino en todo los ámbitos de la vida, pobre del que opine distinto de lo políticamente correcto.
    Saludos

  3.   MADTUX dijo

    Tranquilo Diego, yo fui quien bromeo de que nos estamos poniendo viejos, pero la verdad es que me encantan tus notas.
    ¿Sabés qué? Si podés escribir algo que hace que otras personas se movilicen, genere cosas en los demás… Eso es algo muy bueno, lo peor que te puede pasar es escribir algo que no genere nada.
    En la vida nos tienen que pasar cosas, porque si no nos pasa nada, es porque estamos ya muertos, y es parecido a lo que sientes ahora con GNU-Linux, pero la diferencia es que las personas pasaran y GNU-LINUX seguirá existiendo, como las instituciones.
    No necesitamos un manual para leerte, es como explicar un chiste… No dejes que se pierda la magia y sigue así.

    1.    Diego Germán González dijo

      Gracias por el comentario.
      No me molestan los comentarios negativos, me molestan los enojos irrelevantes.
      Después de ese artículo publiqué la carta de un defensor del software libre respondiéndole a una feminista que repite las falsas acusaciones contra Stallman.
      Termino el artículo diciendo que o sos feminista o sos defensora del software libre (Cambiá feminista por cualquier otra causa que no tenga que ver con el software libre), esa es una afirmación que vale la pena discutir.

  4.   R. dijo

    Lo que ocurre es que en esta sociedad del egoismo, del clickbait y demás enfermedades de la mente es común que se empleen técnicas para hacer reaccionar al lector o se utilice cualquier cosa para desacreditar un movimiento y creo que la mayoría de los usuarios de GNU/Linux van por la vida a la espera de quién será el siguiente en atacar al sistema, a la comunidad o al movimiento.

    Es obvio que muchos siguen tu página Diego y no puedo afirmarlo pero esa mentalidad critica y hasta cierto punto a la defensiva parece ser común en los usuarios de GNU/Linux (por algo hemos decidido usar GNU/Linux en lugar de Windows en primer lugar, ¿no?).

    Yo sigo tu página a través del RSS, sigo varías páginas pero rara vez comento algo. En si creo que mencione en el comentario sobre tu articulo pasado que mi intensión no es ofender, solo invitar a la reflexión y ahora que lo pienso creó que te apliqué tu propia técnica al preguntarte si con el paso del tiempo no habrías perdido tu motivación? xD

    No fue mi intensión Diego, perdón si te hice reaccionar de alguna manera negativa. En lo personal prefiero el contenido puro donde se hable sin rodeos, doble intensión, y sin estar aplicando técnicas de reacción al lector (ya hay de sobra con las redes sociales como para también andar replicando sus técnicas en páginas web y blogs), además cuando se comienza con ese juego de pronto todos están jugando con las mismas reglas y ya no se tiene una convivencia sana.

    Antes seguia muchas paginas sobre software libre pero por esas técnicas las deje de seguir.
    Me gusta el contenido de tu página, lo que escribes tu y tus compañeros, voy a tratar de participar más y agradecerles por el contenido que publican día a día. (Sería reconfortante saber que en un futuro no vayan a caer en técnicas de reacción ya que como lo dije antes, de eso ya hay de sobra en internet).

    ¡Feliz navidad y prospero año a todo el equipo de Linux Adictos y a sus lectores!

    1.    Diego Germán González dijo

      Te retribuyo los saludos.
      Solo una aclaración. No escribí el artículo con la intención de provocar. Realmente creo que facilitarle tanto las cosa a los usuarios entraña un peligro y que el usuario debe estar preparado.
      No es la primera vez que escribo sobre el tema. Hace un tiempo estaba escribiendo una serie contando mi abandono de WordPress por Jekyll (La tuve que interrumpir por la rotura más allá de cualquier reparación de mi anterior computadora, pero espero retomarla pronto)

  5.   dhouard dijo

    Buenos días (o tardes):

    He llegado tarde al artículo y, acabo de leerlo. He entendido tu postura y, hasta estoy de acuerdo con ella pues yo soy uno de esos usuarios veteranos que antes se pasaba días tratando de hacer funcionar ese winmodem que no tenía (casi) soporte en GNU/Linux.

    Soy y trabajo como programador web y, es cierto que, salvo en algunas ocasiones (dicho ratón bluetooth), todo es enchufar y usar. Lo cual es bueno, pues me permite desentenderme de los problemas del sistema para enfocarme en los problemas de mi trabajo, je, je.

    Supongo que el resto de usuarios es del estilo, prefiere enfocarse en los asuntos específicos de sus labores y obviar los relativos al sistema.

    Es decir, estoy de acuerdo contigo pero creo que es el precio que hay que pagar por la madurez del proyecto.

    Saludos.

    1.    Diego Germán González dijo

      Ten en cuenta que al ser programador web eres consciente de los problemas de seguridad de tu equipo y de lo responsable que tienes que ser con lo que haces. Por lo que el artículo no se aplica a tí.

  6.   Argentino dijo

    Tu problema es que eres Argentino y por tanto muy muy cargante y eso que, afortunadamente, no te oímos, pero se nota a mil leguas que eres argentino tan solo por tu forma de escribir se nota a mil leguas, sin saber nada de ti siempre he tenido clarisimo que eres Argentino. Prácticamente no leo ningún artículo tuyo, alguno muy de vez en cuando, porque eres muy muy pero muy muy cansino, no es para nada agradable leerte.

  7.   O Raposso dijo

    Hola Diego. Me encuentro bastante sorprendido con la trascendencia de tu post anterior. No es que este de acuerdo con lo de que «se ofende quien se quiere ofender» (que lo estoy), sino que en su momento leí tu artículo (antes de que nadie comentase) y hasta estuve parcialmente de acuerdo añorando los momentos de resolver problemas varios y aprender en el proceso. Yo, como lector de este tipo de blogs y usuario casi exclusivo de Linux desde hace un porrón de tiempo (no doy el dato porque siempre habrá quien te supere y el dato no es lo importante aquí) agradezco tus publicaciones. Sin creatividad y pensamiento libre (respetuoso) no se consigue llegar a ninguna parte… Y en el software libre tampoco… No acabemos con los comportamientos que tanto criticamos en los usuarios de otras plataformas. Venga, a seguir con la sonrisa y con la vida!

    1.    Diego Germán González dijo

      Gracias por tu comentario

  8.   Dario Norberto Ruiz dijo

    Falso, las críticas fueron bien merecidas. Los supuestos «argumentos» de diegos fueron todo menos sólidos, solamente se basó en subjetividades en el entorno que él se ha apegado, siendo solamente el mínimo dentro del mundo de Linux, lo que no se puede definir a la totalidad. Fue un artículo infantil, prácticamente de protesta caprichosa inmadura. Es evidente destacar que quien parecía nervioso y con los pelos de punta, fue el mismo Diego y en este texto también se ve una contra respuesta nerviosa y una actitud infantil de «Nadie me entiende, yo digo la verdad».