Cómo funciona una VPN

Elegir VPN

Los servicios VPN ya eran importantes para la administración de recursos de forma remota y segura, o para otras muchas tareas, como el desbloqueo de contenido, mejorar la privacidad durante la navegación, etc. Sin embargo, con la pandemia se ha cambiado el modo en el que se trabaja, fomentando el teletrabajo y también la necesidad de mejorar las conexiones desde casa para preservar datos fiscales, de clientes, bancarios, etc.

Para poder contar con todas esas ventajas, puedes usar algunos de los numerosos servicios VPN que existen a tu disposición, como CyberGhost, NordVPN, una VPN de SurfShark, ExpressVPN, Private Internet Access, Hide My Ass (HMA), IP Vanish, etc., evitando algunos servicios poco conocidos o gratuitos, que pueden no ser tan seguros como podría parecer, y que suelen usar tus datos para obtener rentabilidad de ellos.

¿Qué es una VPN?

VPN logo

Una VPN (Virtual Private Network), o red privada virtual, es un tipo de canal de conexión cifrado que aportan múltiples ventajas. Te en cuenta que para conectarse a Internet, desde cualquier dispositivo, generalmente lo hacen a través del módem o router que hace como enlace entre tu red LAN o dispositivo y el resto del mundo.

Para que dicha conexión sea efectiva, se necesitan una serie de infraestructuras y protocolos, así como la asignación de una IP para el dispositivo conectado y también una IP destino, que puede ser la de un servidor remoto. Cuando se establece la conexión, se comienzan a transferir los datos necesarios, pero se hace de forma totalmente desprotegida.

Con la VPN lo que se consigue es crear un túnel de datos para dicha conexión, y esos datos se cifran. Con ello se pueden evitar miradas indiscretas de ciberdelincuentes que quieran acceder a  los datos. Para que eso sea posible, tu tráfico de red sigue yendo desde el dispositivo cliente a los servidores de tu proveedor de Internet (IPS), pero de ahí irá directo al servidor o servidores del servicio VPN contratado para llegar a su destino.

A efectos prácticos, la conexión estaría cifrada desde el origen al destino y viceversa, además de disponer de una IP diferente que aporta el servicio VPN y no la que tenías con tu IPS.

Para qué sirve una VPN (aplicaciones)

Seguridad VPN

Una vez resumido qué es una VPN en palabras sencillas, ahora es el turno de analizar para qué puede servir ese cifrado y cambio de IP, es decir, las aplicaciones:

  • Teletrabajo: si has recurrido a esta modalidad de trabajo, o estudios a distancia, te vendrá bien contar con una VPN para proteger los datos que manejas, ya sean empresariales, propiedad intelectual de tu empresa, datos privados de tus clientes, alumnos, datos bancarios o fiscales, informes médicos, etc. Con el túnel cifrado estará protegido de miradas indiscretas…
  • Evitar la censura: puedes usar la VPN para desbloquear algunos servicios o evitar la censura que imponen algunos servicios según la situación geográfica. Por ejemplo, algunos servicios de streaming, como Netflix, pueden bloquear algunas series o películas en ciertos países, mientras están disponibles en otros. Podrías usar una IP del país donde se encuentra disponible el contenido que quieres y así acceder a ese recurso falseando dónde estás.
  • Capa extra de seguridad: incluso si no teletrabajas, una VPN puede aportarte una capa extra de seguridad con los datos que usas, así como datos bancarios, documentos, etc. Incluso evitarás ceder datos en ciertos sitios o servicios donde recolectan información de los usuarios y conexiones. Por ejemplo, tu ISP tiene acceso a todo tu historial de navegación, y pueden usar esos datos para venderlos a terceros, analizarlos, o saber qué haces con tu conexión, e incluso almacenarlos por años. Con una VPN evitarás esto.
  • Descargas: es frecuente que los que usan servicios de descarga P2P, Torrent, etc, usen una VPN para proteger lo que hacen, más aún si son ilegales. Es más, algunos proveedores suelen bloquear ciertas webs o descargas de este tipo para tratar de evitar que sus usuarios accedan a ellas o lidiar con la sobrecarga por este tipo de acciones.

Cómo funciona una VPN

VPN diagrama

La forma en la que funciona un servicio VPN es algo compleja si te metes en temas técnicos de cómo funcionan los servidores, protocolos, etc., pero explicado de una forma sencilla desde el punto del usuario, es bastante simple. Lo que sucederá será lo siguiente:

  1. Un software cliente en tu dispositivo, sea TV, smartphone, tablet, o PC, establecerá la conexión cifrada de datos para que puedas navegar, descargar o hacer lo que necesites de forma segura. En caso de haber configurado la VPN en el router, todos los dispositivos conectados a él, sin necesidad del software cliente, accederán al túnel cifrado. En caso de usar un plugin para el navegador web, la VPN solo afectará al tráfico a través del navegador, pero no del resto de programas que uses…
  2. El canal establecido canalizará los datos cifrados y serán descifrados por el servidor VPN.
  3. Desde dicho servidor VPN se enviarán los datos a Internet y recibirá una respuesta.
  4. Luego el tráfico de vuelta se te envía después de pasar por el servidor VPN y cifrarse allí.
  5. Una vez vuelve a ti, el software-cliente VPN (o la configuración del router con VPN) descifra los datos para obtener el resultado que buscas.

Ventajas de las conexiones VPN

Dominio web hosting

Ya sabes qué es y cómo funciona un servicio VPN, así como para qué sirve. Ahora es el momento de ver las ventajas y desventajas de estos servicios:

  • Ventajas:
    • Seguridad, privacidad y anonimato: al usar tráfico cifrado, la asignación de una IP que no es la tuya real, y la política de no registro de datos, se puede navegar de una forma mucho más confiable. Y ni tu proveedor de Internet ni terceros podrán tener acceso a tus datos en texto plano.
    • Cualquier app: puede funcionar en todas las aplicaciones del sistema, sin importar si estas aceptan cifrado o no, ya que trabaja de forma independiente, cifrando el tráfico enrutado.
    • Fácil: es muy fácil de usar, en muchas ocasiones basta con pulsar un botón para activar o desactivar la VPN a tu antojo.
  • Desventajas:
    • Precio: aunque existen servicios VPN gratuitos, no son nada aconsejables, ya que algunos de ellos han sido vulnerados o se ha detectado que usan registros de tus datos para obtener algún tipo de beneficio. Para obtener un buen servicio tendrás que pagar, aunque no son nada caros…
    • Velocidad: al tener que cifrar y descifrar los datos, se ralentiza algo la velocidad de tu conexión. Sin embargo, hay servicios que gracias a su gran número de servidores y características hacen que esa velocidad no sea tan baja. Si posees una conexión de banda ancha, 4G, 5G o de fibra óptica, no notarás una navegación tan lenta.

Tipos de VPN

Servidores Linux

Existen varios tipos de VPN, desde los servicios que contratas hasta tu propio servicio VPN que puedes configurar tú mismo, usando un viejo PC, una Raspberry Pi, etc. En cuanto a los servicios de pago, puedes diferenciar entre:

  • Con SSL: son especialmente interesantes para el BYOD, cuando se emplean los propios dispositivos de los empleados para conectarse al trabajo desde casa. Este tipo se implementa desde un dispositivo de hardware para ofrecer una solución basada en el protocolo SSL.
  • Sitio a sitio: es básicamente una red privada virtual diseñada para ocultar intranets privadas, es decir, páginas webs específicas que solo podrán ser accedidas desde esta red, evitando así que otros usuarios puedan tener acceso a esos recursos. Por ejemplo, muchas universidades usan sus propias VPN y a través de ellas se puede acceder al campus virtual de su web, descargar archivos de su zona de descargas para clientes o profesorado, etc.
  • Cliente-Proveedor: es como conectar tu dispositivo cliente, como tu PC, a otro dispositivo en red o servidor, mediante un cable. Es decir, una forma de acceder de forma más segura y directa. Sin necesidad de estar conectado a tu proveedor de ISP, sino directamente a través de una VPN.

Cómo elegir un buen servicio

cifrado

Por último, si estás pensando en elegir un buen servicio VPN, aquí tienes algunas características técnicas en las que deberías fijarte:

  • Elegir IP: personalmente agradezco mucho cuando el servicio VPN te deja elegir el lugar o país de la IP con la que te vas a conectar. Esto tiene ventajas frente a los servicios que simplemente te dan una IP aleatoria. Con ello podrás evitar la censura de Internet o acceder a recursos restringidos solo a ciertos países.
  • Algoritmo de cifrado: es fundamental elegir un servicio con un algoritmo de cifrado robusto. La gran mayoría usan cifrados fuertes tipo AES-256 de grado militar, lo que es muy positivo para que tus datos estén bien protegidos. En cambio, algunas VPN baratas o gratuitas podrían usar algoritmos poco robustos o con vulnerabilidades conocidas.
  • Velocidad: al tener que cifrar y descifrar los datos, esto ralentiza algo tu conexión a Internet. Sin embargo, algunas de las mejores VPN han desarrollado tecnologías y se han dotado de suficientes servidores como para acelerar estos procesos y que el impacto de rendimiento sea el mínimo.
  • Privacidad: el cifrado no lo es todo, algunos servicios de VPN registran tus datos, como el nombre, correo electrónico, datos de pago, tu IP real, etc. Todo eso se almacena en sus servidores y podría servir para identificarte. Para evitar eso, puedes leer bien la política de registro del servicio y optar preferiblemente por los que se etiquetan como no-logs con política estricta. Y esto implica que la empresa que provee del servicio VPN que no atienda solicitudes o reclamos DMCA (Digital Millennium Copyright Act), que podrían llevar a multas por incumplir la Ley de Derechos de Autor de EE.UU. Esto es así en algunos servicios VPN que están afincados en «paraísos legales» donde no se atienden ese tipo de peticiones y tu identidad estará bien guardada.
  • GUI y usabilidad: mientras mejor diseñada esté la app cliente y más sencillo sea su manejo, mucho mejor. La mayoría de servicio conocidos de VPN tienen apps muy sencillas, y tan solo necesitarás pulsar un botón para activar o desactivar el servicio, o como mucho, elegir el país de la IP o realizar configuraciones sencillas.  Es vital que la app cuente también con el llamado Kill Switch, es decir, una función para detener tu conexión a Internet en caso de que la VPN deje de funcionar, evitando así exponer datos, ya que el usuario podría pensar que la VPN sigue funcionando y ya no es así.
  • Soporte y plataformas: los servicios VPN más importantes incluyen apps cliente para varios sistemas operativos, como Linux, Windows, macOS, Android, e iOS. Muchos además también tienen plugins o addons para los principales navegadores web, como Mozilla Firefox y Google Chrome, así como tutoriales para configurar también el servicio en tu router compatible.
  • Soporte técnico: otro punto importante, ya que, aunque generalmente funcionan bien, es probable que tengas algún tipo de consulta o problema que quieras resolver. Es mejor elegir servicios con asistencia en español, y que tengan soporte 24/7, para que te atiendan en cualquier momento. Si tienen sistemas de chat o correo electrónico como método de contacto, si solo atienden en inglés no será demasiado problema, ya que podrás usar un traductor para la comunicación.
  • Método de pago: cada servicio VPN acepta diversos métodos de pago, ya sea a través de la Google Play, o de la App Store, mediante tarjeta de crédito, PayPal, e incluso por otros métodos como las criptomonedas, como el Bitcoin, para mayor anonimato.

Con toda esta información, ya tienes todo los datos necesarios para elegir tu próxima VPN


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.