Guía: cómo elegir un portátil

 

Los equipos portátiles han pasado de ser un producto bastante exclusivo y solo para aquellos que necesitaban movilidad a casi transformarse en los ordenadores “por defecto” para muchos debido a su tamaño y buenas prestaciones en la actualidad. Las ventas de este tipo de equipos se ha disparado por encima de los equipos de sobremesa, aunque tienen algunas desventajas frente a éstos, como por ejemplo que no son tan modulares y que para sustituir una pieza o ampliar lo tienes más complicado o imposible en algunos casos (cuando los chips están soldados). No obstante, el precio de este tipo de equipos ha bajado considerablemente, para pasar de valer más que los de sobremesa a tener equipos bastante buenos por precios muy inferiores.

Muchos son los usuarios que les bastan las características de un portátil y a la hora de adquirir un nuevo equipo solo toman en consideración las máquinas portátiles por su movilidad, diseño, tamaño reducido o comodidad a la hora de llevarlo a donde quieras o desplazarlo a la habitación que prefieras en tu hogar. Los fabricantes se han dado cuenta de esto y han apostado fuerte por este tipo de equipos, lanzando multitud de modelos y tipos diferentes. Es por eso que en la actualidad hay muchos más productos entre los que elegir, y para los usuarios no tan avanzados puede resultar complicado hacer una buena elección. Si ese es tu caso, no te preocupes, en esta guía aprenderás todo lo que necesitas para realizar una buena compra adaptándose a tu bolsillo y necesidades

Tipos de portátiles y precios

Una de las primeras incógnitas que tenemos a la hora de saber qué portátil comprar, es el tipo de ordenador que necesitamos. En la actualidad podrás encontrar varios tipos de equipos portátiles, sin contar con las tablets y phablets, e incluso en los all-in-one, ya que eso lo podríamos dejar para otro artículo. Pero dentro de los equipos portátiles se pueden encontrar:

Netbooks

Son bastante pequeños, baratos y ligeros. El precio de estos puede rondar entre algo más de 200€ y los 400€ dependiendo de la marca y modelo. Por lo general, no suelen tener pantallas de más de 10 u 11″ y los procesadores que suelen incluir son modelos de AMD E-Series, Intel Atom, ARM, etc. Es decir, un hardware bastante modesto que no permite ejecutar software que demande alto rendimiento ni esperes una ejecución fluida en algunos casos, pero que su bajo consumo hacen que su autonomía sea de bastantes horas.

Ejemplos de estos netbooks son los diferentes modelos de los ASUS Eee PC, Acer Aspire One, HP Mini, Dell Inspirion Mini, etc.

Ultrabooks

Suelen tener un cuidado diseño, con materiales de calidad (aluminio, magnesio, u otro tipo de aleaciones), con grosores bastante finos. Estos portátiles pesan poco y su delgadez hacen que sean bastante móviles. Los tamaños de la pantalla rondan los 11 a 13″ de tamaño, y en estos casos, el hardware que tienen suele ser bastante potente.

Los precios para estos ultrabooks puede ir desde los 600€ hasta más de 1000€ en función de lo que busques. Su autonomía suele ser bastante alta, por lo que podría ser la mejor elección si quieres un equipo todoterreno apto para la mayoría de usuarios…

Laptops convencionales

Son los equipos portátiles normales, es decir, con tamaños de pantalla entre 15″ hasta las 17″, aunque puede haber algunos de otras dimensiones diferentes a estas. Tienen un grosor no demasiado reducido, pero tampoco son equipos demasiado pesados. En cambio, el diseño de este tipo de equipos suele estar algo más descuidado, con materiales que normalmente son plásticos para su carcasa, aunque también los hay de mayor calidad con aleaciones de magnésio, aluminio, etc.

Su precio puede ir desde los 400€ a los 700 u 800€, dependiendo del hardware que incluyan. Por lo general puedes encontrar muchos modelos entre los que elegir, con prestaciones más o menos elevadas. Sinceramente resulta una de las mejores elecciones para la mayoría de usuarios, junto con los ultrabooks, especialmente si no te preocupa demasiado el diseño y quieres un portatil con un hardware superior y un precio más reducido en comparación con los ultrabooks de similares características.

Portátiles gaming

Muchos fabricantes han sacado líneas de portátiles destinados al mundo gaming. Para ejecutar videojuegos de forma fluida se necesita un hardware muy potente y eso es lo que han hecho. A cambio de esas prestaciones, su movilidad y autonomía se ven reducidas considerablemente, es decir, no esperes que este tipo de portátiles tengan una batería tan duradera (mejor lleva el cargador siempre a mano) y tampoco que sean ligeros. Las pantallas que integran suelen ser bastante grandes, de 17″, y los grosores superiores a los laptops convencionales para incluir ese hardware más potente y sistemas de refirgeración mejores. Los precios de este tipo de portátiles pueden rondar desde los 600 o 700€ hasta los 1000 e incluso 2000€ en algunos casos.

Portátiles para empresa

Sus precios pueden ser de lo más variado, desde los 400 a los 1000 y pico euros. Sus dimensiones también pueden variar considerablemente, pero por lo general suelen ser grandes. Las empresas que lanzan este tipo de modelos han adaptado sus líneas a satisfacer los entornos empresariales.

Dentro de estos tipos también han aparecido últimamente los llamados “convertibles”, es decir, portátiles con pantalla táctil a los que se le puede extraer la misma para que se transformen en un tablet y poderlo manejar sin el teclado…

Por cierto, como consejo personal, siempre evita los modelos o dediciones especiales de las marcas. Por lo general suelen implementar un hardware bastante normal, pero con un diseño más exclusivo que les basta de escusa para inflar los precios enormemente. Por ejemplo, Acer tenía un modelo Ferrari que por llevar el logo de la mítica marca de coches y tener un diseño en rojo e imitación a la fibra de carbono el precio se disparaba a más de 1000€ o más de 2000€ en algunos casos.

En cambio, su hardware, lo que verdaderamente importa, no era superior a un modelo de la misma marca de un precio de entre 500 o 600€. Sinceramente, a no ser que te sobre el dinero, núnca te recomiendo comprar estos equipos o te lamentarás enormemente…

Características que necesitamos analizar

El hardware o las características de los portátiles es lo segundo en lo que debes fijarte una vez has seleccionado el tipo de equipo que prefieres según tus necesidades. Una vez tienes claro eso, yo te recomendaría valorar los diferentes componentes más importantes que tiene un equipo portátil.

Cuando montamos un ordenador de sobremesa, normalmente yo siempre selecciono el hardware componente a componente y solo me fijo en dos o tres marcas de cada una de las pates. Tengo hecha una especie de lista con los componentes y según mi experiencia siempre selecciono unas marcas.  Diversos análisis del mercado me ayudan a corregir esa lista, porque la calidad o prestaciones puede ser muy cambiante como ahora explicaré. Pero claro, cuando hablamos de un portátil, elegir componente a componente es imposible y nos tenemos que “tragar” lo que el fabricante del equipo haya querido incluir.

Las marcas, quiero dejar claro, no siempre son garantía de calidad. Por eso he dicho que es algo cambiante. Te lo expico brevemente. Una marca X puede ser nueva y estar intentando abrirse un hueco en el mercado, y lo hace a base de calidad. Una vez se ha establecido en el mercado y ha conseguido sus objetivos de ventas o ganancias, lo normal es que comiencen a bajar su calidad. Los clientes ya se han grabado la marca como sinónimo de calidad, y a pesar de la baja calidad en la nueva etapa de esa empresa X, ni te imagnas lo que la fidelidad de algunos clientes puede hacer ignorar. Y esto ha ocurrido con algunas de las marcas más importantes…

Por eso, hace un tiempo te diría que elegir un modelo de Acer podría ser una buena elección, ahora tal vez no te reomendaría esa marca por encima de otras. En cambio, últimamente me está gustando bastante cómo ASUS está haciendo las cosas. Pero eso no quiere decir que esta firma siga igual el año que viene, al otro o dentro de 5 años. Te aconsejo que leas algunos análisis de reability o fiabilidad que hay en la red o algunos informes de la OCU o similares. Esto te puede ayudar a elegir productos de calidad en el año en el que desees adquirir el portátil.

Aunque si eres un gamer y piensas adquirir nuevo hardware cada cierto tiempo, tal vez la fiabilidad la puedas ignorar por completo, total, la garantía te va a durar 2 años y eso probablemente te cubra más que de sobra el periodo por el que quieres usar el producto.

CPU

AMD o Intel, ese es el dilema de siempre.  La verdad es que en ambos casos estarás haciendo una buena elección si lo que quieres es rendimiento. Como bien sabes unos modelos rinden más que otros. La frecuencia y los núcleos son tu principal enemigo si lo que buscas es eficiencia energética y una alta autonomía de la batería. En cambio, si lo que quieres es rendimiento, pues entonces busca procesadores con estas características más elevadas.

Por cierto, a la hora de montar la CPU, muchos fabricantes optan por incluir solo modelos Mobile, es decir, específicos para equipos portátiles con consumos más reducidos y disipación de calor un poco más baja. Pero también los hay que incluyen los mismos componentes destinados a equipos de sobremesa, con consumos más elevados y que se calientan más, especialmente los equipos de gaming que la eficiencia les importa bien poco y lo prioritario es el rendimiento.

El caso de ARM, no te recomendaría este tipo de procesadores a pesar de su buena eficiencia y compromiso consumo/rendimiento. Aún están por detrás en prestaciones que los modelos de Intel y AMD, además de que podría suponer un problema mayor a la hora de conseguir software compatible con esta arquitectura, aunque cada vez hay más.

RAM

La memoria RAM es tambien muy importante. No solo la capacidad, que debería rondar los 4GB, 8GB, etc., en función de tus necesidades. También la tecnología, que no debería ser anterior a la DDR3 para conseguir transferencias más rápidas. Pero independinetemente de esto, que podríamos hacer otro monólogo solo con las características de la RAM o la CPU, lo más importante, o al menos yo lo veo así, es la cantidad de módulos instalados y los slots libres del portátil, ya que si no es suficiente RAM, en un futuro puedes ampliarla añadiendo otro módulo.

GPU

La GPU, tanto si es de AMD como de NVIDIA son dos excelentes elecciones. En la mayoría de casos, los modelos de estas firmas suelen ser suficientes para la mayoría de usos. Solo si queires un portátil muy exclusivo para gaming, simulación o disño gráfico deberías prestar más atención los modelos y características, incluida la cantidad de memoria VRAM. Lo que sí te aconsejaría que evitases son las GPUs de Intel, las Intel Graphics HD no están a la altura de las anteriores y podrías tener graves problemas con su rendimiento.

Y si has elegido un procesador de Intel o una APU AMD, que integran tarjetas gráficas, puede que si los vas a usar para navegar por Internet, ofimática, y cosas así sean más que suficientes. Pero en caso de necesitar recursos algo más elevados, asegurate que además de la integrada también dispone de una GPU dedicada.

Disco duro

Los HDD ofrecen una alta capacidad a buenos precios, aunque las velocidades de estos sean inferiores a los SSD. En cambio, los SSD tienen velocidades muy buenas a precios bastante más elevados si comparamos iguales capacidades que para los HDD. Para un usuario normal podría ser suficiente con un HDD, pero para los más avanzados quizás sea bueno disponer de un SSD para mayor rendimiento, o incluso algunos portátiles incluyen tanto un SSD como un HDD, combinando lo mejor de ambos mundos.

Para elegir la capacidad, la verdad es que es algo muy personal, algunas personas con 500GB tendrán suficientes, otras necesitarán 1TB o más, etc. Y si quieres saber algo de las marcas, en los SSD suele haber buenas calidades con marcas Intel, Samsung, Crucial, etc., pero para los HDD magnético-mecánicos la cosa cambia, ya que Western Digital y HSGT están mostrando una muy buena fiabilidad ante fallos últimamente, algo que antes monopolizaba Seagate.

Batería

Las baterías podrás encontrar de más celdas de Li-Ion/Li-Po o menos. Ya no vas a encontrar baterías de otro tipo que no sean de litio, y la elección es más en función de tus necesidades. Si por ejemplo viajas mucho y te llevas el portátil fuera, necesitarás una autonomía mayor para que dure 9 o 11 horas la batería y te permita trabajar sin estar conectado. En cambio, muchos como yo usamos el portátil en casa, cerca de una conexión a la red eléctrica y eso es lo de menos…

Tampoco te obsesiones con las celdas, ya que una batería con X celdas puede durar menos que otra que tenga el doble debido al hardware que está alimentando.

Pantalla

El tamaño de pantalla también es algo personal. Si quieres un equipo para videojuegos, diseño, para tu empresa, ver películas, etc., lo mejor es adquirir una pantalla de 15 o 17″, menos de eso no sería adecuado. En cambio, para otros usos o una movilidad mayor, una de 11″ podría estar bien. La resolución también va ligada al tamaño de pantalla y a la GPU. Si tu GPU es mediocre y la pantalla muy grande, la resolución podría ser menor. Aunque a decir verdad, las GPUs actuales son más que suficientes paral as pantallas de portátiles. Una resolución adecuada podría ser:

Tamaño Resolución
10-12" 1024×768 o más
12-15" 1366×768 o más
Más de 15" Núnca menos de 1920×1080

En cuanto al tipo de pantalla, las hay tátiles si lo prefieres. Pero yo me centraría más en analizar el tipo de tecnología bajo la que está constuida el panel:

  • LCD: son pantallas de cristal líquido que ofrecen imáenes nítidas y colores verdaderos con una buena calidad.
  • LED: pantallas con diodos LEDs que ofrecen muy buenas prestaciones, con un buen consumo energético para ahorrar batería. La proximidad de los LEDs y su densidad, que son los que generan los colores de los píxeles, también influyen en la resolución y calidad de la imagen… Por ejemplo, en la actualidad podemos tener pantallas Full HD, 4K, etc., con resoluciones muy buenas.

Otra característica importante de las pantallas sería el tiempo de respuesta medido en milisegundos (ms), que mientras más bajo sea mejor, especialmente para gamers. Y por último, el ratio de aspecto también te puede interesar, aunque la mayoría de portátiles ya vienen con 16:9, es decir, pantallas más anchas y menos altas en comparación con las más antiguas que eran más cuadradas.

Diseño y materiales

Ya he introducido algo sobre los materiales. Los materiales no solo son importantes por el diseño o por la resistencia a golpes, también son parte fundamental del sistema de refrigeración, y eso en equipos tan reducidos (especialmente en los ultrabooks) es vital. Las aleaciones de magnésio o de aluminio te aportan un acabado elegante, ligero y un buen dispositivo de refrigeración de calor al convertir toda la carcasa en un gran disipador. En cambio, los materiales plásticos pueden suponer una mala refrigeración, afectando al rendimiento del equipo y también acortando la vida de sus componentes…

Compatibilidad con Linux

La compatibilidad de hardware de Linux ya no es lo que era antes, por tanto puedes comprar casi cualquier equipo portátil sin importar demasiado sus características y que todas las funcionalidades corran de forma óptima en sistemas GNU/Linux. Además, por lo general, la mayoría de los principales fabricantes de equipos portátiles ya integran secciones de soporte y descargas con controladores para sus dispositivos también para el kernel Linux. No obstante, recuerda que mientras más conocido o famoso es un producto, mejor soporte vas a encontrar. Quiero decir, tal vez haya marcas un poco desconocidas o cierto hardware más raro para el que aún no haya un controlador específico para Linux, por tanto evítalas…

Pero insisto, no deberías tener problema alguno. Y si tienes dudas, siempre puedes adquirir portátiles que ya incorporen software libre y distribuciones GNU/Linux preinstaladas, como los de Slimbook o VANT. Con este tipo de equipos se disipa cualquier duda y no solo eso, además estás evitando pagar un precio extra para adquirir una licencia de Microsoft Windows que ni vas a usar en el caso de que estés pensando en eliminarlo e instalar Linux. Además, recuerda que si haces eso, puedes inclumplir ciertos acuerdos de la garantía y romperla.

Espero que te haya servido nuestra guía para hacer tu próxima adquisición. No olvides dejar tus comentarios con dudas, sugerencias, etc.


Categorías

GNU / Linux, Recursos

Isaac

Soy un apasionado de la tecnología, F1 e informática... y me encanta compartir, pero sobre todo aprender cada día más. En definitiva me gusta... Ver perfil ›

4 comentarios

  1.   juan dijo

    Pues que quereis que os diga, donde este un sistema de sobremesa, que le da 1000 vueltas uno normal que al mejor portatil, trabajemos todo lo que necesitemos con un ordenador y cuando salgamos por ahi, a disfrutar. Yo tengo un ordenador phenom II 955 con 12 gigas de ram que lo puedo emplear de servidor sin problemas, ahora dame un or5denador portatil de 1500 euros nuevo y si lo empleo para jugar o servidor me dura meses. Calentado seguro.

  2.   rafa espada dijo

    Yo también tengo sobremesa para currar el día a día, pero también necesito un portátil porque a veces toca trabajar fuera… y el que tengo ahora lo tengo que renovar en breve.

    Vamos, que una cosa no quita la otra.

    También hay gente que no tiene un espacio de trabajo fijo y el tener un sobremesa no es opción.

  3.   luix dijo

    En una portátil me parecen 3 cosas importante: batería, bastante RAM y un SSD para mayor velocidad. No veo muy necesaria una buena gráfica, ya que para diseño gráfico y/o desarrollo, como dicen, prefiero las sobremesas,

  4.   Kevin Tanza dijo

    Gracias por la información que han proveído; la verdad es que estaba buscando comprarme una computadora y quería tener una mayor apreciación de lo que tenía que hacer; espero ahora usar estos conocimientos de la mejor manera jajajajaja saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.