Colibri, un navegador web multiplataforma diseñado para ser rápido y no perdernos entre decenas de pestañas

Colibri en Linux Adictos

La gran mayoría de usuarios confía en Chrome cuando quiere navegar por la red. El navegador de Google está basado en su propio motor, un Chromium en el que también se basan otros navegadores como Vivaldi, Opera o Brave. El «problema» de los navegadores convencionales es que pueden ser pesados, sobre todo cuando tenemos abiertas varias pestañas. Eso es algo imposible si usamos algo como Colibri, un navegador que se ha diseñado para ser sencillo, rápido y no perdernos entre decenas de pestañas.

A un usuario de Firefox como un servidor, uno que conoce la función, Colibri le recuerda a la función Kiosk que ofrece el navegador de Mozilla, pero no es exactamente lo mismo. Colibri es un navegador sin prácticamente opciones, tan pocas que nada más iniciarlo vemos lo que tenéis debajo de estas líneas, unas instrucciones tan sencillas que la única que nos aporta realmente información es el cambio de vista o Toggle View. Pero en la imagen de bienvenida han olvidado algo que nosotros sí explicaremos.

Colibri: ligero y rápido como el pequeño pájaro

Instrucciones del navegador

En mi opinión, los desarrolladores han olvidado señalar algo en su «turorial», que arriba a la izquierda están las opciones, en donde tenemos:

  • Archivo (File), desde este apartado podremos abrir una nueva instancia del navegador, guardar una página en PDF o hacer una captura de pantalla.
  • Editar (Edit) con las opciones de edición como copiar, pegar, etc.
  • Vista (View), desde donde podemos avanzar o retroceder, hacer zoom o poner el navegador a pantalla completa.
  • Cuenta (Account), desde donde podremos gestionar nuestra cuenta, si la creamos.
  • Ayuda (Help). No hace falta presentación.
  • Ajustes (Settings), desde donde podremos cambiar el tema de claro a oscuro, el motor de búsqueda, qué servicio usar para traducir las páginas y a qué idioma hacerlo y configurar algunos ajustes de privacidad, como bloquear trackers. Incluye su propio bloqueador de anuncios desactivado por defecto.

El principal problema que le veo yo a Colibri es que sólo está en inglés y no hay manera de ponerlo en otro idioma, pero no es una tragedia si tenemos en cuenta que es un navegador diseñado pensando en que sólo muestre el contenido de la página web, una sola.

Cómo instalar el navegador en Linux

Para instalar Colibri en Linux tenemos que tener habilitado el soporte para paquetes Snap. Si lo tenemos, hay que abrir un terminal y escribir:

sudo snap install colibri

Desde su página web podemos crearnos una cuenta, en donde nos enviarían también un enlace de descarga… que en Linux nos lleva a Snapcraft, es decir, que tenemos que instalar el paquete Snap obligatoriamente. ¿Lo probarás?


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.