Android-x86, cómo instalarlo en un pendrive gracias a LineageOS, antes CyanogenMod

Android-x86 en un PC

Sin lugar a dudas, lo que mejor le sienta a un ordenador es un sistema operativo de escritorio. Los navegadores y las aplicaciones en general son las mejores y más potentes, pero esto puede ser un problema si nuestro equipo es discreto. Además, el sistema operativo móvil de Google es muy popular y en él encontramos muchas aplicaciones que siempre es interesante poder usar. Por ese motivo, o por cualquier otro que se os ocurra, creo que es buena idea tener siempre a mano Android-x86.

Hay muchas maneras de instalar Android-x86 en un PC, pero su instalador no es el más intuitivo que existe y hacer que funcione en un pendrive no es la tarea sencilla fácil del mundo. Porque eso es lo que vamos a enseñar aquí, cómo instalar la versión para ordenadores de Android en un USB que podremos usar en cualquier PC y no tocaremos el disco duro.

Cómo instalar Android-x86 en un USB

La mejor manera de tener Android en un USB es usar LineageOS. Ese es el nombre que ha recibido el proyecto anteriormente conocido como CyanogenMod y también está disponible para la Raspberry Pi. ¿Y por qué vamos a usar esta opción si está un poco obsoleta? Pues porque ofrece la posibilidad de realizar una instalación automática; nosotros no tendremos que gestionar ninguna partición y todo será muy seguro. Y lo más importante: funciona.

Para poder instalar Android-x86 en un pendrive necesitaremos dos, uno para el LiveUSB y otro en el que instalaremos el sistema operativo. Los pasos a seguir serían estos:

  1. Vamos a la página de Android-x86.
  2. Nos desplazamos hacia abajo y elegimos la última versión que incluye las letras «cm», que la lógica nos hace pensar que son de CyanogenMod. Luego elegimos un «mirror» y después una opción. Las normales usan el kernel 4.9, y la última, la «k419» usa Linux 4.19.
  3. A continuación tenemos que grabar la ISO en un pendrive. Para ello podemos usar Etcher, Rufus (Windows) o cualquier otro generador de discos de arranque.
  4. Metemos el USB en el que instalaremos el sistema en un puerto USB.
  5. Reiniciamos el equipo y hacemos que arranque desde el LiveUSB.
  6. En el GRUB (inicio) elegimos la opción «Advanced options».
  7. A continuación elegimos «LineageOS -versión- Auto Install to Specified harddisk», donde «versión» será la versión de LineageOS.
  8. En la siguiente ventana, elegimos la unidad USB de instalación. Cuidado aquí, que este es el paso más delicado: si elegimos «Harddisk» fastidiaremos el disco duro del PC. Tenemos que elegir donde pone «Removable» y «USB DISK». También ayudará comprobar el tamaño del disco.
  9. Nos avisa de que hemos elegido la «Auto instalación» y que se va a eliminar TODO lo que haya en esa unidad. Hacemos clic en «Yes».
  10. Esperamos a que finalice el trabajo de formateo y escritura. Esto es bastante rápido.
  11. Finalizada la instalación, podemos elegir «Run LineageOS». A mí me ha funcionado así, pero no sé si recomendarlo. Se puede elegir «Reboot» (reiniciar) y así nos aseguramos de que eliminamos el LiveUSB para que inicie desde Android.
  12. Por último, iniciamos desde el USB en el que hemos instalado LineageOS. Aquí tendremos que esperar un rato largo.
  13. Una vez iniciamos desde el USB empezará el asistente de instalación. Esto no tiene pérdida. Es ir rellenando los campos para elegir el idioma, conectarse a una red WiFi, si queremos usar nuestra cuenta de Google, etc. Una vez dentro, el launcher recomendado es el que tiene el logotipo de LineageOS, es decir, «Trebuchet launcher».

GApps disponibles, pero no todo funcionará

Hay que tener en cuenta que Google no soporta la versión de escritorio de Android. LineageOS sí nos permite usar las GApps (servicios de Google) en su Android-x86, pero hay aplicaciones que no se pueden usar en esa arquitectura. Por ejemplo, hace 4 años que Kodi no actualiza su versión para Android-x86, por lo que no funciona si lo descargamos de alguna tienda de apps. Es posible encontrar una versión compilada por algún usuario, pero no es una tarea fácil.

Por todo lo demás, sorprende que se mueve con bastante soltura, por lo que merece la pena probarlo. Nunca se sabe cuándo vamos a necesitar una aplicación que sólo está disponible en Android.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.