Algunas alternativas a las aplicaciones preinstaladas de Ubuntu

El cliente de Spotify permite también reproducir los archivos de audio almacenado en nuestros dispositivos

La mayor parte de las distribuciones Linux suelen incluir programas en su instalación normal. En este post analizamos alternativas a las aplicaciones preinstaladas por Ubuntu.

Nos estamos refiriendo a software como la suite ofimática LibreOffice, el gestor de colecciones de audio Rhythmbox o el navegador Firefox.

Convengamos en que la distribución Linux ideal es como las narices. Todo el mundo tiene una. No estoy escribiendo este post porque las aplicaciones mencionadas sean malas. Simplemente prefiero utilizar otras.

Rhythmbox

Rhythmbox es un completo gestor de colecciones de audio. Esto incluye tanto música almacenada en nuestro disco rígido, como episodios de podcast descargados y programas de radio.

Se pueden asignar etiquetas y realizar búsquedas aplicando diversos filtros.

Alternativas a Rhythmbox.

En mi caso no tiene demasiado sentido almacenar música en el disco rígido existiendo los servicios de streaming. Hoy en día todos se pueden usar desde el navegador, y el cliente para Linux de Spotify permite reproducir la música almacenada localmente.

Para los melómanos sin embargo no es una buena solución. Los servicios de streaming pueden borrar discos de su catálogo y las listas de reproducción ponen límites a la cantidad de temas que se pueden tener almacenados. En otro blog alguien se quejaba de no poder tener más de 10000 temas en su biblioteca.

En caso de que prefieras una aplicación para trabajar localmente con tus propios archivos, dale una mirada al artículo de Pablinux sobre Banshee.

Firefox

Citando a Linus Torvalds podemos decir que “Soy un creyente de la tecnología por sobre la política”. Y según su lista de correos y su blog, la Fundación Mozilla parece estar privilegiando la corrección política por encima del desarrollo del mejor navegador.

Por otro lado, el motor de renderizado Blink se ha convertido en el estándar de facto para este tipo de programas y ya sabemos que los diseñadores web son muy respetuosos de la ley. De la ley del menor esfuerzo.

Después de todo a Blink lo usan Chrome, Brave, Opera, Vivaldi y Edge.

Alternativas a Firefox

Algunos opinan que si vas a navegar por la web del Olimpo lo mejor es utilizar el navegador de Zeus. Google Chrome tiene soporte para Linux y su navegador se integra perfectamente con los servicios web de la empresa. Por mi parte, no me pasé años sufriendo el cuasi monopolio de Microsoft para cambiarlo por el de Google.

Dentro de la comunidad Linux la opción más popular es Chromium. Este navegador de código abierto es la base de Google Chrome pero no incluye componentes privativos. Dado que siempre termino instalando esos componentes privativos instalar Chromium sería lo mismo que instalar Chrome.

Puedes encontrar Chromium en los repositorios de tu distribución preferida.

Yo me inclino por Brave. Este navegador es desarrollado por Brendan Eich. Eich es el inventor de Javascript y fue el responsable de las nuevas características de Firefox en su etapa más innovadora.

Brave también está basado en Blink, incluye un bloqueador de avisos, un inhibidor de rastreo, un cliente torrent e integración con la red Tor. También está desarrollando un sistema por el que los usuarios pueden recompensar a los creadores de contenidos que les gusta usando una billetera virtual.

Transmission

Esta aplicación para descarga de torrents cumple con su función de manera adecuada. Sin embargo, yo prefiero utilizar una herramienta que tenga más funcionalidades.

Alternativas a Transmission

qBittorrent te permite realizar búsquedas en distintos trackers gratis y de pago (agregando los enlaces) establecer las prioridades de descarga y cuales sectores se descargarán primero. También puedes crear tus propios torrents para compartir.

Podemos encontrar el programa en los repositorios de las principales distribuciones Linux.

En los últimos meses me está gustando mucho WebTorrent Desktop. Este programa trabaja con los protocolos torrent así como WebRTC y permite tanto previsualizar los archivos en el reproductor instalado en la computadora como transmitirlos a dispositivos AirPlay, Chromecast y DLNA.

LibreOffice

Mis dificultades para ver bien la interfaz de usuario de LibreOffice me hacen preferir otras alternativas.

Para entender este apartado deben saber dos cosas; soy muy corto de vista y uso Linux porque me gusta usarlo, no por razones filosóficas o ideológicas.

Vengo siguiendo el desarrollo de LibreOffice desde que un grupo de desarrolladores se escindiera de la comunidad OpenOffice. Reconozco el inmenso trabajo que hicieron en darnos a los linuxeros una suite ofimática de calidad profesional.

Pero, no hay manera de que yo sea capaz de trabajar con esa interfaz de usuario. Me resulta imposible de ver. Vale, ya sé que puedo cambiar el tema de escritorio por uno de alto contraste, aumentar el tipo de letra y otras formas de hacerlo más accesible. Probablemente me hubiera tomado la molestia de hacerlo si LibreOffice permitiera trabajar en distintos dispositivos, pero no tiene aplicación para móvil. Y esa es una característica a la que no puedo renunciar.

Alternativas a LibreOffice

Los que si tienen aplicaciones para móviles además de para Linux son Freemaker Office y su versión de pago Softmaker Office.
Estas suites ofimáticas permiten elegir entre distintos tipos de interfaz de usuario (algunas con fondo oscuro). Ambas tienen soporte nativo para los formatos propietarios de Microsoft y permiten exportar a pdf y epub.

Cómo comenté en otro post, también uso la versión online de Microsoft Office y Google Docs que funcionan perfectamente con el navegador Brave.

Centro de Software de GNOME

¿Alguna vez odiaste un programa con toda tu alma?

En mi caso es el Centro de Software de GNOME, Lo probé tanto en Ubuntu como en Fedora y nunca tuve motivos para cambiar mi opinión. El buscador, cuando funciona, no siempre te permite encontrar la aplicación que necesitas aunque sepas perfectamente que está en los repositorios.

Los desarrolladores de GNOME aseguran haber solucionado los problemas en la versión 3.22 del escritorio. Es posible, estoy con la versión en desarrollo de Ubuntu 19.04 y hace un par de días que está funcionando razonablemente bien. Sin embargo, siempre tengo a mano a un viejo amigo.

Alternativas al Centro de Software de GNOME

El gestor de paquetes Synaptic no es bonito, pero es útil. Además de encontrar paquetes por rubro o por nombre, te permite acceder al gestor de repositorios para añadirlos o quitarlos.  Synaptic te informa que paquetes adicionales necesitas instalar y si hay dependencias que no se cumplen.

El programa está en los repositorios de Debian. Lo puedes instalar con:

sudo apt install synaptic

De todas formas, cada vez instalo más paquetes usando las tiendas de Snap y Flatpak.


Sé el primero en comentar