Advertencia sobre el uso de software libre. Respeta a los desarrolladores

Advertencia sobre el uso

¿Corre riesgo el software libre y de código abierto (FOSS)? Así como en algún momento pensamos que el sistema de permisos de Linux nos protegía de los ataques informáticos, hoy estamos convencidos de que los 4 principios del software libre y las diferentes licencias de la Open Source Initiative, nos garantizarán que nuestros proyectos favoritos sigan siempre entre nosotros. Tal vez con solo un cambio de nombre y desarrolladores.

Sin embargo, hay quien piensa que otra vez podríamos tener un disgusto.

Una analogía para entender el problema

Para intentar explicar mejor lo que quiero decir, permítanme hacer una analogía.

En la década del 80 me cansé de escuchar que en el mundo había cuatro modelos económicos; Capitalismo, Comunismo, Japón (Que sin recursos naturales llegó a ser una potencia mundial) y Argentina (Que teniendo abundancia de recursos naturales, sigue siendo Argentina)

Obviamente que nada es tan simple, pero por el bien del artículo, concédanme que la afirmación es válida.

Hay hasta quién encontró una explicación con raíces históricas y sociológicas. Durante mucho tiempo la base de la dieta japonesa fue el arroz. Los arrozales están juntos y requieren mucho cuidado. Cualquier enfermedad que afectara la plantación de alguien corría el riesgo de extenderse al resto.

Los japoneses vivían en casas de madera y papel. Todas muy juntas. En caso de que alguien fuera irresponsable con el fuego, podría ser un desastre.

Argentina es un país muy extenso con tierras fértiles y apto para el cultivo de ganado.

En el primer caso, los japoneses estaban obligados a ser solidarios entre ellos y pensar en el mañana. Los argentinos podían darse el lujo de ignorar a sus vecinos, tomar lo que necesitaban y no preocuparse por reponer lo que se consume. Hasta que un día, se empieza a consumir más de lo que se produce y empieza la decadencia.

Un desarrollador hace una advertencia sobre el uso del software libre

Baldur Bejarnason es un consultor y desarrollador web, además de participar en forma rentada en proyectos de código abierto. Él hace una descripción del comportamiento de los usuarios del software libre y de código abierto y su utilización en el mercado de desarrollo web, que en nuestra analogía podemos emparentar con el de los argentinos.

Las personas no aprecian lo mucho que el desarrollo web implica extraer valor de OSS, tanto a nivel individual como corporativo. Casi todo lo que hacemos en desarrollo web existe como una capa delgada sobre el software de código abierto. Servidores, herramientas de construcción, bases de datos, autenticación, ejecución de código JavaScript del lado del cliente, navegador web: todos estamos construyendo sobre un vasto océano de trabajo de software de código abierto sin devolver ni siquiera una fracción del valor obtenido

Baldur se queja de que como los usuarios asumen que alguien en algún lado tiene que estar pagando, se comportan como si fueran clientes pagos de software privativo. Se supone que el mantenedor de OSS debe atenderlos como si vivieran de eso en lugar de ser colaboradores voluntarios.

El desarrollador islandés advierte que ya se está viendo cada vez más el abandono de proyectos por falta de financiamiento y agotamiento de los mantenedores. El código abierto crece únicamente a partir de iniciativas que son parte de la estrategia de negocios de las empresas. Pero, ni siquiera en este caso el financiamiento es completo.

El software de código abierto es una palanca estratégica para las grandes empresas tecnológicas. Financian cuando ayuda a su negocio principal y dejan de hacerlo cuando no lo hace. El alojamiento en la nube, lentamente, ha estado marcando el comienzo de una era de extracción, donde las empresas de tecnología se dirigen específicamente a proyectos de código abierto en el lado del servidor que pueden aprovechar con poca inversión. Amplias secciones de software del lado del servidor están infrafinanciadas.

Me permito recordar que el bug Heartbleed fue consecuencia de un parche a OpenSSL subido por un desarrollador voluntario una víspera de año nuevo.

De todas formas el artículo, cuya lectura te recomiendo, termina con una nota optimista.

El código abierto sostenible parece posible si logra equilibrar el aspecto poco interesante para las grandes tecnológicas, pero lo suficientemente interesante como para generar ingresos. Como muestra WordPress, puede ser bastante grande mientras permanece en su mayoría sin interés para los gigantes de la tecnología.

Es una aguja difícil de enhebrar, pero parece ser totalmente posible.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

2 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Phillippe dijo

    Buen post

  2.   Miguel Rodríguez dijo

    Asumamos que las diferencias culturales permiten explicar algunos aspectos de las sociedades hoy, la cuestión en Japón es que la propia cultura (que en parte también comparte con China) no sólo en el carácter religiosos sino también filosófico explicaría por qué esa «solidaridad» ya que se promueve a la familia y se extiende incluso al trabajo, sin embargo, trae consigo otros inconvenientes como la sumisión a la autoridad (que debido a ello los cambios en China y Japón respecto al fin del «Antiguo Régimen» llegaran tardíamente, más específicamente gracias a su contacto con occidente) o de una cultura laboral sofocante de responsabilidades que han degenerado hacia una sociedad en el que la explotación laboral, la muerte por trabajar horas extras y el suicidio pisan fuerte sobre lo que fuera que el individuo quiera.

    Sin embargo, para el caso argentino respecto del nipón tiene mucho más que ver con el mercantilismo que perduró durante siglos en la época colonial, donde tener contactos políticos con el cual ganar favores y beneficios o protección era la norma, hace ver y entender al común de los ciudadanos como que El Estado es una figura paternalista o cuasidivina, de la que puede dependerse para defenderse, protegerse o acudir en caso de algún problema. No es casualidad que en Venezuela Francisco Linares Alcántara dijera que su plan de gobierno era «Encararme en la torre de la Catedral con dos sacos de morocotas y echarle real a todo aquel que lo necesite.».

    Mientras que las colonias inglesas en América no tuvieron tanta suerte, ya que ni el suelo era muy favorable ni abundante en recursos, tuvieron que prosperar trabajando arduamente y ahorrando; aunque el Liberalismo haya nacido en tierra anglosajona tiene una indudable inspiración de la Escuela de Salamanca surgida durante el Siglo de Oro Español, asimismo, es una filosofía que propugna la solidaridad mediante actos voluntarios y no por imposición «La solidaridad es espontánea o no es solidaridad. Decretarla es aniquilarla». Frédéric Bastiat.

    Siendo precisamente el software libre y toda la filosofía detrás lo más cercano al anarquismo (visto como filosofía que bebe del Liberalismo), pues los proyectos se van creando, formando y consolidando en la medida que pasa el tiempo, con el apoyo e interés (cualesquiera sean sus razones) de diversas contribuciones individuales y otras colectivas (como pueden ser las empresas); siendo su gobernanza enteramente estructurada por la pura voluntariedad y libertad de sus miembros, siendo aún más libres que cada persona en su respectivo país pues, cual miembro o grupo no le guste la dirección de un proyecto puede crear el suyo propio en paralelo desde el principio o tomar la base del anterior para hacer la competencia. Habiendo hoy cada vez más iniciativas al igual que nuevas formas de generar ingresos gracias al capitalismo, habrán más que se sumen al software libre porque se encontrará la manera de compensar el trabajo aportado; el software libre es hoy lo que es por su cercanía al «Laissez faire et laissez passer, le monde va de lui même».